domingo, 7 de septiembre de 2014

Mireia Belmonte

Me pregunto si dará clases particulares de natación. A quién quiero engañar, con esa musculatura me la imagino llevándome en brazos hasta el lecho conyugal en nuestra noche de bodas. Oh, miradme, soy como un pequeño Robert Crumb, excitado sobre sus pequeñas patitas traseras.


4 comentarios:

Savoy Truffle dijo...

Estoy contigo Crononáuta, una mujer como esta con esos ojazos y esos brazacos y piernazas debe ser dinamita en el catre...

Saludos truferos.

David dijo...

lo de un pequeño Robert Crumb me ha hecho gracia...

Alex Palahniuk dijo...

Acaban de poner wifi en su mentón, con eso te lo digo todo.

Coltra dijo...

:)