jueves, 4 de septiembre de 2014

Guardianes de la galaxia (2014)

Los únicos guardianes de la galaxia que yo conocía eran una especie de vaqueros biónicos muy molones que salían en unos dibujos animados, pero me temo que por aquello de las sutilezas de la traducción, poco tenían que ver con los de la Marvel. Personalmente siempre he estado familiarizado con tal o cual superhéroe, pero me enteré de la existencia de este cómic a raíz del estreno del film, con lo que por un lado ya tenía algo ganado: si fastidiaban el espíritu original de las viñetas, no me iba a enterar. Así que no sé que opinarán quienes conozcan a los personajes del papel, pero por mi parte sólo puedo decir que Guardianes de la galaxia es una de las películas más entretenidas que haya podido volver en los últimos tiempos. Y por ende, es una de las mejores cintas cinematográficas que la productora de la Marvel haya podido lanzar hasta la fecha. No sé que pensarán las nuevas generaciones, pero para los que crecimos con Indy, Gremlins, Golpe en la pequeña China y demás, Guardianes de la galaxia es una muy bienvenida reminiscencia de un cine comercial que ya parecía casi extinto. 


El hecho de que el protagonista, Chris Pratt, el elemento humano de este heterogéneo grupo de protectores, cite como influencias a Han Solo y Marty McFly, no es sino otro indicio de por dónde van los tiros con este film. En efecto, su Peter "Star-Lord" Quill, el arquetipo de héroe caradura y guasón, ligón, pero duro con los malvados, recuerda efectivamente al gran Han o al Kurt Russell de la ya citada Golpe en la pequeña China. Con todas las distancias que haya que salvar por medio, sí, pero he aquí a un héroe que merece respeto. Vamos, que no estamos hablando de un protagonista a lo Shia LaBeouf.

Indudablemente el director y guionista, James Gunn, sabía lo que se hacía (y quien le puso allí supongo que también) cuando adaptó el cómic de Marvel. Él mismo es un gran aficionado al arte de las viñetas, y supongo que sabía muy bien dónde pisaba. Además de haber sido músico y varios otras cosas, el que comenzara su carrera cinematográfica en la mítica Troma dice mucho a su favor. Todo el mundo sabe que allí tienen al entretenimiento por bandera. ¿Podía fallar el coautor de All I Need to Know about Filmmaking I Learned from the Toxic Avenger? Supongo que no. Demonios, si ha logrado que una secuencia a ritmo de "I'm not in Love" de 10cc parezca hermosa, es que este tipo tiene el "mojo".

Lo cierto es que Gunn ha logrado una excelente combinación entre el entretenimiento aventurero ochentero y la acción a troche y moche de estos nuevos tiempos. Guardianes de la galaxia no se sustenta (cuesta creerlo) en el CGI, la sucesión de planos en plan ametralladora Gauntlet y explosiones por doquier, sino que deja respirar a la trama con diálogos en los que no falta el humor y algunos, en concreto, dentro de su simple tontuna (eso que los yanquis llaman tongue-in-cheek), son brillantes. Por suerte aquí no hay batallas que duran media vida. Todo está bastante medido y sopesado. Bueno, ya sabéis, en estos días tan conectados uno lee muchas tonterías y con esta moda de las listas de repente El caballero oscuro se convierte en la mejor película de la historia. Sin que se nos vaya la cabeza, pero demonios, aunque sólo sea por demérito del cine de acción actual, Guardianes de la galaxia casi parece una obra maestra del cine comercial. Que no lo es, pero entiéndanme, salir de un cine tan satisfecho a sabiendas que no te han tomado el pelo con el guión, y tal y tal, dan ganas de coger a Batista y besarle la calva para saber si sabe a cacahuete.

Y ésa es otra, ¿quién iba a pensar que iba a partirme con el famoso luchador? No estoy al tanto de su trayectoria cinematográfica, pero demonios, no sé si será la caracterización, las epatantes bromas del guión a costa de la mente literal de su personaje, o qué, pero hasta juraría haber encontrado al Peter O'Toole de los luchadores de la WWF, o como se llame ahora. Rocket, el mapacho animado, también tiene sus buenas salidas, y parece ser el favorito de muchos, pero desde luego con un simple "helo aquí" Drax ya se ha ganado mi corazón. Otro fortachón, Vin Diesel, ha puesto la voz al hombre-árbol Groot, y su ya epitómica frase "Yo soy Groot", que repetirá sin cesar una y otra vez. Aunque luego cambia un pronombre y con la tontería eso parece La hija de Ryan, oiga (vaya, espero que nadie se esté tomando demasiado en serio todas estas referencias locas). El último guardián es del sexo femenino, y está encarnada por Zoe Saldana, que ha pasado de ser la inaguantable Neytiri a convertise en una guerrera sexy y mortal, pero con personalidad; no es otra protagonista femenina vacía al uso. 

Creo que no podría achacarle muchos defectos obvios a Guardianes de la galaxia; por citar algo quizás esa batalla final me resulte un poco más de lo mismo, pero bueno no es al público joven de 1985 a quien hay que contentar me temo. En fin, no sé, quizás por los deméritos de otros me esté dejando llevar, pero juraría que no me equivoco si digo que bien podría ser el film de entretenimiento del año.

3 comentarios:

Félix S. Trabanco dijo...

Me gusta mucho. En mi opinión es la única buena adaptación de Marvel.

John P. Maaaula dijo...

Algo había leído sobre esta película y apuntaban a todo lo que señalas. Y como del Crononauta me fío, pues apuntada queda, jeje.

Un saludo!

Negrillo dijo...

Completamente de acuerdo en todo lo expuesto!! Además sale Thanos!! Efectivamente sales del cine con la sensación de haber visto algo muy especial y encima la música tiene un papel fundamental. Gran película.