domingo, 18 de mayo de 2014

El robo del siglo (2008)

Como suelo decir, a falta de Willis, bueno es Statham. El robo del siglo es uno de esos films destinados a 
hacerte pasar un buen rato, sin buscarles más pies al gato. La diferencia con otras contemporáneas del género de atracos es su trama, basada al parecer en hechos reales (e incluso en un soplo de uno de los implicados; si queréis saber más mirar la wikipedia), cuando en el Londres de principios de los 70 se produjo un robo en un banco del Soho via butrón. Nada fuera de lo criminalmente usual si no fuera porque al parecer en las cajas privadas de aquel banco (de esas que te abre un señor y luego te deja a solas con el contenido de tu caja) tanto los servicicios secretos como los habituales de los bajos fondos guardaban material comprometedor para mucha gente. De ahí que en el film a los pobres ladrones (liderados por Jason Statham, claro) se les complique la vida y acaben teniendo que jugar a tres bandas con la mafia del Soho, la policía y el MI5 (o el 6). El gran aliciente del film está ahí, en una trama que da bastante juego.

Por lo demás, aparte del carisma de tipo duro de Statham, El robo del siglo tiene una correcta dirección de Roger Donaldson (¿no resucitó el sólo la industria cinematográfica en Nueva Zelanda o algo así?), especializado en intrascendentes y formalmente correctos blockbusters (léase Cocktail, por ejemplo), especialmente en los 80 y 90, aunque guardo muy buen recuerdo de su No hay salida (también acertó en Trece días, un entretenido relato de la crisis de los misiles en Cuba). Con todo, esta trama en los mismos años 70 seguro que habría dado para mucho más. Ya se sabe que entonces tenían como una facilidad para dar enjundia al entretenimiento, o al revés.