jueves, 26 de diciembre de 2013

Canción para los sordos

Me han llegado ecos del tal Kiko copando las listas de ¡ay! tuns y la tal Belén vendiendo su libro como rosquillas. Dentro de lo respetable que pueda ser lo que cada uno haga con su dinero, su tiempo, sus orejas y su cerebro (aunque siendo políticamente correcto aquí, porque en realidad sólo de pensarlo se me antoja un cruce de cables como una plaza de toros), no sé qué hacer, si darme de cabezazos en la cabeza, hacer como si nada estuviera pasando, o comprarme un taxi y salir a limpiar las calles como Travis Bickle. Espero que este cómputo global tan berrendo tenga su equivalente en Suecia o Finlandia, donde todo es siempre mejor, y nos hacen ver lo horribles que somos. Pero siempre acabo pensando, no sé si con razón o no, que Spain is different. ¡Que vivan las cadenas! Y si es la de los 40, mejor.

Listen, you fuckers, you screwheads. Here is a man who would not take it anymore...

1 comentario:

Ginebra dijo...

Yo, si te sirve de consuelo, estoy pensando estudiar inglés para exiliarme de este país, aunque mucho me temo que en "todos los sitios cuecen habas", pero lo de aquí son alubiones, ¡qué quieres que te diga! cuanto friki y cuanto hortera, dios santo