domingo, 10 de noviembre de 2013

El show de Reagan

Más allá de las ideologías y de lo joputa que pueda ser uno, en las distancias cortas hay gente con una simpatía natural que resulta casi irrestibile; de George W. Bush mucha gente ha dicho que era un tío muy majo; creo que incluso de Stalin llegaron a hablar bien quienes le conocieron, claro que el amigo soviético sólo desplegaba su simpatía cuando le convenía. De Reagan como político no creo que haya mucho que decir, todos sabemos qué mundo defendía y que tenía el fervor de los conversos, pero aun así, por otra parte, le veo como alguien con sus ideales, mientras que Bush hijo me parecía totalmente vacío en ese aspecto. Pero no estoy aquí para hablar de política, sino de las distancias cortas. En los 80 Reagan era el diablo personificado, y a pesar de haber sido un actor nefasto, tenía esa especie de no sé qué del viejo Hollywood que en tele le daba una especie de encanto especial. Y así, cuando el hombre se ponía risueño, le daba por contar chistes de soviéticos. Después de ver el vídeo lo de "tiren abajo este muro" me parece una tontería; ¡deberíamos recordarle por eso de what's bark?!

3 comentarios:

John P. Maaaula dijo...

El hijoputa tenía algo, muy bien definido por cierto.

Un saludo

ATM dijo...

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=f-77xulkB_U#t=29 ya lo decía el doc en los 50's

Möbius el Crononauta dijo...

John Maaaula: pues sí, algo tenía el andoba, hay que reconocerselo

ATM: jeje uno de los geniales momentos del amigo Doc!