miércoles, 13 de noviembre de 2013

Camello

Después de los atómicos momentos que nos regaló Gyp Rosetti el listón parecía muy alto y difícil de igualar, pero de repente se sacan de la manga a alguien como Valentin Narcisse, en una onda sociopática distinta pero igual de singular, y a uno sólo le resta quitarse el sombrero. Dudo que ninguna serie de zombies pueda igualar esos guiones y esos personajes. Y además, cada vez que oigo hablar al doctor Narcisse en mi mente suena Curtis Mayfield. Una vez más, Boardwalk Empire, amigos. Pedazo de serie.

4 comentarios:

Víctor Hugo dijo...

Curtis era mucho Curtis :)

Kar dijo...

nunca había pensado en relacionar al gran Curtis Mayfield con Boardwalk Empire!!

sammy tylerose dijo...

Mira que bonito homenaje a la SERIE. Siempre que leas catalán ...

http://blogs.tv3.cat/seriesenblog.php?itemid=52020

Möbius el Crononauta dijo...

Victor Hugo: ciertamente

Kar: pues yo cada vez que oigo hablar al señor Narcisse me viene a la mente un Curtis de fondo

sammy: lo leo, y efectivamente, yo también espero que esa serie se convierte en un monstruo de ficción