miércoles, 2 de octubre de 2013

El tren del terror (1980)

El tren del terror es otro título de la larga lista de slashers y pelis de terror que se pusieron de moda entre finales de los 70 y principios de los 80, en este caso protagonizado por Jamie Lee Curtis, convertida en toda una "Scream Queen" de la gran pantalla, quizás muy a su pesar. Y es que tras el éxito de Halloween a la joven actriz le llovían los papeles, pero , ¡ay!, todos eran acerca de chicas que tienen que sobrevivir a algún psicópata o a nieblas asesinas.

El tren del terror sigue todos los tópicos del género: un grupo de jóvenes estudiantes con hormonas a rebosar, una frágil protagonista femenina con un ninja en su interior, y un malvado enmascarado dispuesto a deshacerse de todos uno a uno. Nada nuevo, pero es una perfecta distracción para pasar una noche en pareja, en familia o con los amigos, un carro de palomitas delante, y un pañuelo que morder.

En este caso el locuelo de turno es, o más bien fue, un tímido estudiante a quienes sus compañeros gastaron una novatada de muy mal gusto que se les fue de las manos, y que tuvo a Jamie Lee como cebo; por supuesto será la única a la que la cosa le sepa mal. El caso es que al traumatizado nerd se lo llevan a una institución, y pasados unos años el resto del grupo alquila un tren para celebrar la graduación y pasar la Nochevieja. Durante el viaje habrá alcohol, chicos y chicas, un mago, y una fiesta de disfraces. ¡Disfraces! ¡Máscaras! ¡Jóvenes parejas tocándose en la oscuridad! Una invitación a la chanfaina, vamos. Este slasher en cuestión tuvo al menos el punto original de que el asesino tomaba el disfraz de su última víctima, con lo que le vemos llevar una máscara distinta en cada ocasión; aunque para la posteridad todos le recordamos con su máscara de Groucho Marx.

El tren de terror no está a la altura de clásicos como la citada Halloween, Viernes 13 o Pesadilla en Elm Street, pero sirve para pasar el rato y consumir palomitas. Además sale Jamie Lee Curtis (mujer que siempre me ha parecido muy excitante ya sea de linda jovencita o explosiva milf), una protagonista carismática y cuyos gritos son ya míticos, y hay una cachonda aparición de todo un David Copperfield haciendo, claro que sí, de repeinado y misterioso mago.

El tren de terror, amigos; nada mejor que un clásico del terror tardíosetentero-ochentero para verlo con tu pareja, y si es asustadiza, Hollywood nos ha enseñado el truco del bostezo y la mano del hombro, excelente truco con el que luego tratar de realizar una calenturienta sesión de metemano que lleva invariablemente a ser cortados a cachitos por el reprimido y psicopático vecino del quinto armado con cuchillo jamonero. ¿No es un plan genial?

3 comentarios:

ATM dijo...

debo destacar la música funk digna de un porno barato que rodea toda la película

Möbius el Crononauta dijo...

vaya, ¡creo que ése es otro punto a favor!

Blogger dijo...

Claim free bitcoins from Easy Bitcoin Faucet. Up to 33 satoshis every 10 minutes.