sábado, 17 de agosto de 2013

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra (XXXVII)

Death

Como muchos músicos de su generación los hermanos Hackney, que respondían a los nombres de David, Bobby y Dannis, cogieron por primera vez un instrumento tras ver a los Beatles actuando en The Ed Sullivan Show. Como negros de Detroit muy pronto orientaron su música hacia el soul y el R&B, hasta que Alice Cooper se cruzó en sus vidas. Impactados por lo que habían visto los hermanos se sumergieron en el rock blanco de la mano de grandes nombres de la escena como MC5 o los Stooges, y las bandas británicas más oscuras como Black Sabbath. Tras dejar atrás el soul y el funk el trío se rebautizó con el impactante nombre de Death. Su propuesta no tardó en calar entre los aficionados de la escena underground de Detroit, llamando la atención de Don Davis, productor de Funkadelic, con quien grabaron una serie de temas para tener una maqueta que presentar a las discográficas. Columbia Records llamó a su puerta, pero el jefazo Clive Davis les pidió que se cambiaran el nombre a otro más vendible. David se negó y la banda decidió marcharse a un retiro espiritual que acabó durante décadas. Aquellas siete canciones quedaron guardadas en algún cajón, hasta que en el 2009 Drag City decidió publicarlas bajo el título de For the Whole World to See. La buena acogida del disco provocó que Death volvieran para una serie de conciertos en el 2010.

For the Whole World to See es el testimonio vivo de uno de los pioneros del rock negro y de las bandas protopunk que siguieron los pasos de los pioneros de Detroit. La influencia de Alice Cooper se deja sentir sin embargo en la paroxística "Rock-N-Roll Victim" o "Let The World Turn". Pero si algo tienen en común todos los temas del disco es que un sonido punk adelantado a su tiempo, en cierto modo más británico que americano. Y desde luego la mejor canción del LP es "Keep On Knocking", un extraordinario hit que de haberse publicado cuatro o cinco años después en plena fiebre punk quizás les habría valido ser nombrados en las enciclopedias de rock junto a los Germs o The Zeros. Death no son los Ramones, pero salieron de la nada cuando no existía ni el punk, y sólo por "Keep On Knocking" ya merecen una oportunidad.