sábado, 5 de enero de 2013

Como ningún otro

A veces tengo la sensación de que esta curiosa anécdota es una leyenda urbana que tiene de protagonista a todos los cantantes rubios de la época. En fin, el caso es que el otro día leí que Jimmy Page, cuando todavía estaba con aquello de los New Yardbirds y tal, le ofreció el puesto de cantante al ínclito Mike Kennedy, pero que éste prefirió quedarse en España con sus bellezas de piel morena y el sol radiante. ¿Imagináis al cantante de Los Bravos en el Madison Square Garden?
Ahí van Los Bravos versioneando a los Bee Gees. Y en mi opinión mejoran la original.

2 comentarios:

Kar dijo...

Yo ya la había oído, la explicaba el mismo Kennedy... decía que fue cuando conoció a Page en las sesiones de Black Is Black, en las que puso la guitarra... sería cuanto menos, extraño, pero, por qué no? el tipo tenía muy buena voz, y por lo que parece, cuando Page "fichó" a Plant, éste era todavía un poco pipiolo, lejos del Golden God que llegó a ser...

Möbius el Crononauta dijo...

Ciertamente, pero imaginarlo no deja de ser chocante.