domingo, 16 de septiembre de 2012

Star Trek - La película (1979)

¿Beatles o Stones? ¿Cocacola o Pepsi? ¿Star Wars o Star Trek? En esta vida parece que a veces haya que realizar elecciones, un tanto absurdas seguramente (¿Elegir entre el Beggar's Banquet o el Stgt. Pepper's por ejemplo? ¡Eso es ilógico, capitán!). Pero la verdad es que ciertamente no soy lo que se conoce como "trekkie". Por regla general me gustan las películas que he visto, sean mejores o peores, y lo que vi de las nuevas series me dejó bastante frío. Cierto es que tengo curiosidad por ver la serie original, aunque por el momento no he sentido un gran impulso para verla, pero bueno, cualquier día de éstos. De todas formas siempre me pareció curioso que una franquincia tan enorme hoy en día tuviera tan poco éxito en su día, con apenas tres temporadas. Y de hecho si no fue cancelada antes fue por una muy bien planeada campaña de cartas que organizaron los, al parecer, no demasiado numeros trekkies de la época, y que abrumó a los de la NBC, quienes aceptaron darle continuidad, aunque al parecer con sus bajos niveles de audiencia la serie estaba condenada. Pero fue uno de esos extraños casos en que el culto fue creciendo más allá de la serie, y cuando la Paramount cedió sus derechos de redifusión, resultó que la demanda fue bastante más espectacular de lo que habían podido suponer. Así que a mediados de los 70 la compañía decidió poner en marcha una miniserie para probar el mercado, pero este proyecto nunca llegaría a la televisión. Pero sí a la gran pantalla.

A finales de los 70 la ciencia ficción parecía estar de moda una vez más, así que en la Paramount pensaron que sería más productivo lanzar un film al mercado. El que había de ser el episodio piloto de la serie, basado al parecer en una trama ya aparecida en la serie original, se reconvirtió en un guión cinematográfico. El proyecto ya había sido lanzado y aparcado varias veces a lo largo de la década, cosechando ideas aqui y allí (¡me habría encantado ver lo que tenía en mente Ray Bradbury para relanzar la franquicia!), y en más de una ocasión estuvo a punto de no realizarse, mientras decenas de ideas iban llenando la mesa de trabajo (podéis leer en la wiki que se pensó en Toshiro Mifune como un posible klingon, ¡delicioso!). Se retomó de nuevo la idea de realizar una serie televisiva, con un nuevo vulcaniano (anteriormente parece que la producta había llegado a apalabrar a todo el reparto original, pero finalmente el bueno de Leonard Nimoy prefirió seguir distanciándose de la losa de Spock). Entonces Encuentros en la tercera fase lo petó y, de nuevo, el proyecto volvió al cine, con un Gene Rodenderry convencido de que realmente su ciencia ficción más adulta podía tener salida. Quizás el creador de Star Trek no sentía demasiado respeto por la saga galáctica de Lucas, o simplemente tenía envidia por no haber podido pergeñar a un villano de la talla de Darth Vader.

Como ya he dicho, la trama del episodio piloto se adaptó para un largometraje, para el que se habían asegurado al reparto original de la serie, incluyendo a William Shatner y el huidizo Nimoy (a cambio, imagino, de una obscena cantidad de dinero y poderes de veto). Por lo visto fue la familia de Robert Wise, el director elegido para la cinta, quien le advirtió de que debían tener a Nimoy a toda costa en el proyecto, o aquello no sería realmente Star Trek. Así que después de que aceptarán sus condiciones, Spock subió a bordo. En previsión de futuras secuelas o series, y de que para asegurarse la continuidad de los buques insignia del reparto, habrían de pagar seguramente más aún (como así ocurrió), se introdujeron nuevos personajes que habrían de sustituir a Kirk o Spock, aunque al final no fue necesario. 

La trama de Star Trek - La película desde luego tenía poco que ver con la acción de Luke Skywalker y sus compinches. Rodenderry se desmarcó claramente del estilo de las óperas espaciales con una historia de pura ciencia ficción donde las grandes batallas brillaban por su ausencia. Como mucho al principio de la cinta dos o tres naves klingon se iban al garete. De hecho muchos debieron quedar descolocados por aquella trama que parecía Sófocles en el siglo XXI. La trama, a grandes rasgos, es ésta: un vasto campo energético avanza implacable hacia la Tierra. Los klingon que tratan de comunicarse con él o repelerlo son hechos papilla. La Flota Interestelar decide enviar a su mejor nave, la mítica Enterprise, al encuentro de esa increíble amenaza. Cuando el capitán Kirk se entera, usa su influencia para que le asignen el puesto, en detrimento del capitán Decker, menos experimentado, lo que provocará unos comprensivos roces entre ambos. Decker quedará como oficial científico... hasta que llega Spock. De lo cual podemos deducir que al final del film el pobre rubiales debe de estar haciendo las funciones de becario.

Rodenderry y el reparto principal de Star Trek casi al completo junto al transbordador Enterprise, renombrado así por presión de los trekkies de la época.
Star Trek - La película es considerada por muchos como el mejor film de toda la franquicia, y que yo recuerde así es. La trama es alocadamente estupenda, con un secreto que se irá desvelando poco a poco y, en fin, con una premisa que es realmente alta ciencia ficción. Por otro lado, la película no está exenta de esos extraños momentos típicos de Star Trek que rozan lo ridículo (¡esa epatante secuencia en el agujero infinito!), pero que le dan encanto a la franquicia. La verdad es que siempre es un placer reencontrarse con la vieja tripulación del Enterprise: el pelín arrogante pero talentoso capitán Kirk; el impasible Spock y sus marcianadas lógicas (en esta peli ha estado tanto tiempo tratando de librarse de sus sentimientos humanos que se ha convertido básicamente en un maleducado que no da ni los buenos días, ¡supongo que saludar es ilógico!); el entrañable Sulu, sin el cual Padre de familia no sería la misma; Chejov, que está ahí para llevarse todos los golpes; el toque étnico de Uhura; el bueno de Scottie, siempre buscando más potencia en la sala de máquinas, y que en esta peli tiene más pinta que nunca de turista sexual en Tailandia, y, por último, el que para mí es el mejor personaje de toda la franquicia: el ínclito McCoy, el médico de abordo, siempre gruñón y dispuesto a quejarse por algo (lástima que en el doblaje se pierda su encantador acento escocés, que multiplica el encanto de sus quejas por mil), y que después de quejarse, simplemente se pasea por la nave. De nuevo, impagables esas secuencias en que se abren las puertas de la sala de mandos de la nave, aparece McCoy, echa un vistazo a lo que está pasando, y se va sin mediar palabra, como si la cosa no fuera con él. ¡Grande McCoy!

Aparte de todos los nombres ya conocidos, entre los nuevos destacan Stephen Collins (¿le recordáis como Jake Cutter? ¡Yo hasta ahora tampoco! Pero por consiguiente este tipo me dio varias horas de entretenimiento hace ya mucho), que interpreta al pringado Decker, y la sexy Miss hindú Persis Khambatta, que interpreta a la pelada Ilia. Entre Decker e Ilia hay alguna vieja historia de amor, y ellos representan al romance en la película (¿tensión sexual entre un terrícola y una alienígena calva que ha jurado castidad eterna? ¡Esto es ilógico, capitán). Pero aparte de tener unos de los pares de piernas más sexys del universo, Persis Khambatta tiene un nombre absolutamente espectacular, que además rima con Afrika Bambaataa. ¿Que más se le puede pedir a una mujer, sea o no de este mundo? ¡"Sho Nuff Funky"! Por cierto, a modo de curiosidad, me acabo de enterar que fue James Doohan, aka Scottie, quien pergeñó las primeras palabras en klingon y vulcaniano, idiomas que luego serían desarrollados por un lingüista. ¡Pero Doohan puso las bases! Increíble, ¡Sheldon Cooper habla klingon gracias a Scottie!.

Star Trek - La película sea seguramente el film más cerebral de todos, pero no por ello está carente de entretenimiento y momentos excitantes. Ahora parece un buen momento para revisar la saga, pero no creo que sea demasiado aventurado calificar a Star Trek - La película como el mejor film de todos, aunque quizás no el más entretenido: creo que ese título se lo daría a la delirante cuarta parte. Pero ésa, amigos, es otra historia...

4 comentarios:

JLO dijo...

soy trekkie así que no soy imparcial, pero que importa no! todas las pelis son entrañables, algunas mas logradas que otras pero me da mucho cariño este elenco, el original,que hacia que cualquier escena fuera épica y graciosa a la vez...

para culminar e ir a los inicios de tu post, se podría decir que soy mas beatle,de pepsi y trekkie por supuesto,,,

salu2 vulcanos...

Vicent dijo...

Hola. Hace dos años me compre un pack con la serie de pelis. Ahora estoy intentando deshacerme de él. La primera película es bastante buena (aunque con algun detalle, como indicas). La cuarta, "Misión: salvar la tierra", me parece muy bien construida y sólida. Creo que es la ejor de todas por lo original de su trama. El resto de entregas las considero una patética mezcla de ingenuidad y poca destreza tecnica y narrativa. En la serie hay planteamientos muy buenos e ideas originales, pero por cada uno que encuentras te llevas las manos a la cabeza 4 o 5 veces. Lo último que recuerdo es la peli reciente, con la juventut de los personajes, con ese engendro que perfora los planetas para inyectarles un agujero negro. Genial. Pero...

Vicent (Formentera)

Félix S. Trabanco dijo...

Realmente me gustó este film de crio. Sé que ví la cuarta parte, que también me gustó. No soy trekkie, así pues no puedo decirte el nombre de una que ví que es del 94 o 95 en la que el capitan Kirk muere, esa me pareció malísima. Creo que ví otras en los ochenta y me gustaron. La última parte dirigida por el gran JJ ABRAHAMS también me gustó. Sobre la serie de televisión, la verdad es que nunca fuí un seguidor de la misma.

Möbius el Crononauta dijo...

JLO: ¿pepsi? eeegh. Pero tienes razón, ese elenco tenía algo especial.

Vicent: la cuarta entrega sóplida... bueno, no digo que esté mal dirigda, pero el guión es un desparrame. Y eso me encanta. Hombre, no puedes pedirle a la vida que te dé un chuletón cada día. ¡Esas manos a la cabeza también valen su peso en oro!

Félix S. Trabanco: ésa debe ser la VI, supongo. Sobre la serie de televisión, ya hablaremos cuando la vea.