miércoles, 29 de agosto de 2012

Foxy Brown (1974)

Resultaría prácticamente imposible hablar de blaxploitation sin mencionar Foxy Brown, uno de los títulos primordiales del género negro protagonizado por su estrella femenina definitiva, la rotunda Pam Grier, quien aunaba fuerza y mala leche con un tremendo sex appeal. Por ello tras el éxito de Coffy Pam se convirtió en la vengadora por excelencia de los barrios negros.

De hecho Foxy Brown nació como una secuela de Coffy, pero en el último momento la productora American International Pictures decidió hacer del proyecto una historia independiente, aunque basada en las mismas premisas, la de la chica de la calle que usa su cuerpo y su mente para vencer a los malutos que se lo han hecho pasar mal.

Tras unos créditos estupendos y psicodélicos a ritmo de funk con Pam mostrándonos todo su vestuario y bailando con mucho estilo, la trama arranca con el inefable Antonio Fargas tratando de zafarse de dos matones que le quieren hacer pupa. Fargas interpreta a Link, el bala perdida hermano de Foxy, siempre metido, aparentemente, en problemas. Foxy acudirá al rescate de Link, para luego reunirse con su novio, un agente encubierto mocetón que se acaba de someter a una operación de cirugía para que los capos de la droga no le reconozcan. Sin embargo para salir de su particular atolladero Link hablará más de la cuenta, y acabarán localizando al novio de Foxy, a quien meten algo de plomo. Por supuesto Foxy tomará cartas en el asunto y saldrá a vengarse utilizando todas sus armas.

Repitiendo de nuevo con el director de Coffy, Jack Hill, la superhembra Pam volvía a demostrar en Foxy Brown que los papeles de vengadora violenta le iban como anillo al dedo. Enfundada siempre en un elegante estilismo setentero Pam se maneja en cualquier situación con elegancia del gueto y puños preparados. Frente a ella una malvada blanca que dirige un servicio de prostitutas de lujo y que hace de Foxy Brown un curioso caso donde las dos protagonistas son femeninas. Pero para llegar a ella Foxy habrá de pasar penalidades, quitarse de encima a varios matones, escapar de una lasciva pareja de rednecks camellos de droga, hasta el momento en que una vez más la Grier haga uso de las armas que lleva escondidas en su espectacular pelo afro.

Foxy Brown, un clásico de la Serie B del gueto sin otra pretensión que disfrutar con las rotundas formas y el gran carisma de Pam Grier además de sus sinuosos planes de venganza. Seguramente Coffy sea un film más redondo, pero Foxy Brown tiene drogas, prostitución, violencia gratuita, blancos malos y corruptos... En resumen: ¡blaxploitation!

2 comentarios:

Agente Cooper dijo...

"Enfundada siempre en un elegante estilismo setentero"...y tanto!!! No había una fémina con más clase que Pam/Foxy.

Un saludo.

Möbius el Crononauta dijo...

Foxy y Cleopatra son las más badass de blaxploitation sin duda.