martes, 10 de julio de 2012

Hasta siempre Ernest

Ernest Borgnine, el papá falso que todos quisimos tener.

3 comentarios:

Johnny dijo...

Inmenso secundario donde los haya.

supersalvajuan dijo...

El próximo gintonic, a su salud.

Möbius el Crononauta dijo...

Johnny: desde luego

supersalvajuan: seguro que te lo agradecerá