miércoles, 18 de enero de 2012

Olga Bisera

Vamos con una belleza mediterránea de los 70, Olga Bisera, nacida en la antigua Yugoslavia pero su carrera tuvo lugar en Italia, tras debutar en La fortaleza de Sydney Pollack. Trabajó en el cine poco más de diez años, durante los cuales rodó unos cuantos eróticos típicos de la época, el film de terror Un susurro en la oscuridad y su trabajo más importante en la peli de James Bond La espía que me amó. A principios de los 80 se retiró de la circulación para ser productora y periodista, pero aparte de hacerse un hueco en la mente de muchos erotómanos ya había logrado ser toda una chica Bond, aunque lo tuvo difícil para destacar compitiendo con Barbara Bach, Caroline Munro y la mandíbula de Richard Kiel.


5 comentarios:

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Yisuscraist, qué nos pasa a todos últimamente... ¡yo tenía sexcusa para hacerlo en mi blog! ¡Aquí no hay brown sugar!

Dicho esto, una mujer ameisinmente atractiva.

raúl fdz pacheco dijo...

¿bisera? yo creo que lleva una pamela, no? aayomá!!

ÁNGEL dijo...

Pues he entrado en calor en unos segundos.

Sergio dijo...

¿Cuándo aprenderán las mujeres que Kate Moss no es el prototipo de feminidad?
¡Viva las curvas!

Möbius el Crononauta dijo...

Aitor FP: como decían los lapones a los exploradores blancos, es el arte por el arte, you know that.

raúl: ¡ah! ¿pero lleva algo?

Angel: y lo que ahorramos en calefacción

Sergio: más que las mujeres, los malditos modistos y la gente que dirige las revistas. No aprenderán, no.