domingo, 23 de octubre de 2011

Kiss Kiss, Bang Bang (2005)

Entre nosotros, y como dice el anglicismo, off-topic, creo que el mundo necesita a Shane Black, un tipo que ha demostrado que tiene sobrado talento como guionista como para prodigarse tan poco en un Hollywood que necesita a mejores escritores. Aparte de aparecer de vez en cuando como actor aquí y allá (le pudimos ver en la mítica Depredador, comentario aquí), Black fue un tipo que a mediados de los 80 demostró que el blockbuster y las pelis de acción no estaban reñidas con el buen hacer (Arma Letal), y a principios de los 90 se descolgó con el descacharrante guión de El último Boy Scout, un film que de haber tenido una segunda parte como la primera sería un clásico sin paliativos, y que de todas formas sigue siendo una peli de acción entretenida con algunos de los mejores diálogos de la década. Con Kiss Kiss, Bang Bang Shane Black dio el paso que dan muchos guionistas para asegurarse de que su obra llega intacta a los cines, y se pasó a la dirección. Y ahora viene el off-topic: mientras escribo esto el amigo Black debe estar sumido en la preproducción de Iron Man 3, que no sólo dirigirá sino que además, y eso es lo mejor de todo, contará con un guión de su puño y letra. Evidentemente no va a ser algo tan personal como Kiss Kiss, Bang Bang, pero con suerte podremos disfrutar de un entretenido film de superhéroes con diálogos fascinantes.

Kiss Kiss, Bang Bang fue básicamente una suerte de incursión y/o homenaje de Black en el mundo del cine negro y las clásicas historias de detectives de Raymond Chandler y compañía, vistas desde un punto de vista bastante irónico y con la famosa cuarta pared del teatro hecha trizas. El film es una parodia del género aportando humor negro, ágiles y ocurrentes diálogos y algunas escenas de acción en una enrevesada trama con todos los tópicos del género que se confunden con la realidad y la ficción. La ironía de esas curiosas situaciones que ocurren en este tipo de películas parece chocar con la realidad del supuesto mundo real del film, que a su vez acaba pareciéndose a la ficción de las películas. La cuadratura del círculo.

La trama se centar en un ladrón de poca monta, Harry Lockhart, interpretado por un ya literalmente sobrio Robert Downey Jr., quien por un equívoco acaba como aspirante a un papel de detective, que deberá preparar junto al típico asesor hollywoodiense, un duro detective homosexual que se parece a Val Kilmer. Por supuesto no faltará la chica del cuento, una bella aspirante actriz encarnada por la sexy Michelle Monaghan. Pero pronto aparecerá un caso de verdad con muertes y oscuras tramas en lo que se irá pareciendo a las historias de unas novelas policíacas, de esas de tapa blanda, ya saben.

Kiss Kiss, Bang Bang es un film ágil, entretenido, con pequeñas sorpresas y algunas locas escenas de acción marca de la casa. Aunque abunda la comedia, también es cierto que en algún momento de repente el tono cambia completamente y te llega a acongojar. Como en cualquier buena historia detectivesca no todo será lo que parece y entre humor grueso inteligente, algunos golpes y tiros y la sempiterna escena de tortura (una tortura que no se ve todos los días en la pantalla), poco a poco nos iremos metiendo en el caso hasta llegar a lo que creemos que es la verdad. ¡Pero aún habrá más! Por otro lado el guión de Black también nos va dejando algunas irónicas perlitas sobre lo que se cuece en el negocio de Hollywood, sus locales de moda y sus fiestas.

Si os han gustado en el pasado películas de acción como las ya mencionadas con el típico dúo policial en pos de los malos seguro disfrutaréis con esta singular pieza de cine negro repleta de los característicos chistes de Shane Black; y si sois de los que nunca os gustaron esas pelis de acción, dadle una oportunidad igualmente, ya que Kiss Kiss, Bang Bang no es el típico blockbuster con muchas dosis de acción, y en cierto modo está más cerca del cine de Tarantino que de Arma Letal. Aunque no es que yo piense que tener cosas de Arma letal sea malo. Que conste. Kiss Kiss, Bang Bang, un pequeño clásico del nuevo milenio.

3 comentarios:

sylvia dijo...

Me reí mucho con esta peli, me encantó...

Möbius el Crononauta dijo...

Es muy divertida, vaya que sí.

With dijo...

Ni tan siquiera había oído hablar de esta película. Le daré una oportunidad...me la apunto!

Saludos.