lunes, 22 de agosto de 2011

No mires alrededor

El otro día me enteré de que hace pocos meses Leslie West tuvo que sufrir una operación de urgencia en la que le amputaron la pierna por problemas de salud (diabetes, al parecer), por lo visto los médicos no vieron mejor salida, al parecer su vida estaba en peligro. Así que desde aquí le deseo una pronta recuperación y una satisfactoria rehabilitación y pueda volver a rockear sobre un escenario. No andamos sobrados de tipos de su talento precisamente.

5 comentarios:

Kinski dijo...

Entre esto y el cáncer de John Lord uno no sabe donde meterse. Es cierto que el tiempo pasa para todos pero ultimante se están cebando con las Leyendas.

ROCKLAND dijo...

Estoy contigo. West se merienda él solito el 100% de bandas noveles que pululan por este mundo.
Ojalá pueda seguir ofreciendo bolos a sus fans.

Saludos.

KARLAM dijo...

A Leslie no hay quien lo pare, el otro dia leí que ya está pensando en salir de nuevo de gira por ahí. Ni siquiera ha perdido el sentido del humor y sigue con mucho ánimo.

Saludos!

paulamule dijo...

Sí, fue todo un shock y esperemos que se recupere y vuelca a rockear lo antes posible.
Salud.

Möbius el Crononauta dijo...

Kinski: la verdad es que hay una generación 60s-70s que nos lo va a hacer pasar mal...

Rockland: seguro que así será

Karlam: vaya que sí, de hecho vi en el facebook que él personalmente se lo gestiona y no hace más que contar chistes y afronta su recuperación con muchas ganas

paulamule: ¡que así sea!