lunes, 16 de mayo de 2011

Munich (2005)

Aunque no fue premeditado, quizá mi subconsciente obró para que me decidiera a ver Munich mientras los noticiarios de todo el mundo anunciaban la muerte del enemigo público número uno. Y la verdad es que los paralelismos están ahí, y en estos casos películas como Munich invitan a la reflexión, que al fin y al cabo es lo que quería Steven Spielberg. Ya se sabe, en la Edad Media por ejemplo no creo que se preguntaran nada de esto, pero en estos tiempos supuestamente más civilizados, hay voces que siempre se elevan y cuestionan ciertos métodos. ¿Hay que combatir al terror con más terror? ¿Se trata de justicia? ¿Mera venganza? ¿Simples operaciones para evitar más atentados? Como hemos visto en estos días, hay opiniones para todo.

Como es bien conocido, la trama de Munich gira entorno a la respuesta que el gobierno israelí decidió dar a la masacre ocurrida en dicha ciudad durante los Juegos Olímpicos, durante los cuales un comando del grupo terrorista Septiembre Negro secuestró y asesinó a varios componentes del equipo olímpico de Israel. Aunque la mayoría de los terroristas cayeron abatidos por la policía germana, la indignación en la patria de David era tal que se decidió dar un golpe de mano y acabar con los terroristas supervivientes y con los ideólogos y colaboradores del atentado. En el film un guardaespaldas y antiguo miembro de las fuerzas especiales israelíes, un tal Avner, es elegido para liderar el comando que habrá de llevar a cabo la búsqueda de los culpables y su posterior asesinato.

Si he de juzgar por lo que le he visto, seguramente Munich sea de lo mejor que ha rodado Spielberg en estos últimos años (aunque disfruté más con Atrápame si puedes), aunque como suele pasar cuando hablamos de los maestros, la película está bien para otros directores, pero de él siempre se espera más (lo cual quizás sea injusto, pero bueno, ése es otro debate). De todas formas respecto a la carrera de Spielberg muchas pienso que quizás el problema radique más en los guiones que en el propio Steven, porque al fin y al cabo no se le ha olvidado cómo dirigir ni mucho menos. A lo largo de Munich hay planos de técnica 100% Spielberg, y secuencias de perfecto ritmo narrativo (el editor suele ser el habitual del director, Michael Kahn). Por otro lado, el guión no está mal, de hecho para los tiempos que corren hasta podría decir que está bastante potable, pero aun así queda como muy superficial. De todas formas, exigencias aparte, sin duda la película entretiene y tiene unos cuantos momentos memorables.

Con todo quizás apreciaría más Munich si no fuera por su protagonista, Eric Bana, un actor que siempre me ha parecido un zote, y aunque aquí encaja mejor y hasta actúa mejor que por ejemplo en la pastosa Troya, creo que un film así merecía un mejor intérprete. Por otro lado quien me ha sorprendido ha sido Daniel Craig, a quien hasta ahora no había visto en acción (soy de los que, quizás injustamente, no le tragaban como un nuevo Bond, pero bueno tarde o temprano había visto alguna de sus pelis de 007, aunque solo sea por Eva Green), pero quien desde luego sabe actuar, y además junto a un tipo como Bana todavía destaca más. Aunque quienes más me han gustado han sido dos secundarios a los que creo no había visto nunca: uno es un tal Mathieu Amalric, actor de rostro inquietante que me imagino deben dársele muy bien los villanos; el otro es Mathieu Kassovitz, a quien habré visto en Amelie pero no le recuerdo, pero en Munich está genial como el experto en bombas.

Dado el subgénero de thriller de tintes políticos del film y la época en que está ambientada, es imposible que a uno no le vengan a la mente esas cintas de acción politizadas setenteras entre las que habían auténticas obras maestras. De hecho hasta me atrevería a decir que creo ver un homenaje a la genial Chacal en la elección del calmosamente genial Michael Londsdale para un pequeño papel, siendo, como ustedes sabrán, el inolvidable inspector Lebel que daba caza al temible "Chacal". Pudiera ser que no, pero bueno, Spielberg es tan mitómano como cualquiera. Yo me quedo con lo del homenaje, que me hace más feliz.

Para terminar con el reparto, hay que citar obviamente a Geoffrey Rush. Este hombre nunca falla, da igual que la peli esté bien o sea un fiasco. Cada día le quiero más. Geoffrey, eres grande.

Respecto al espinoso tema que retrata, hay que decir que la película es sorprendentemente objetiva, en especial tratándose de alguien como Spielberg, tan sensible a los asuntos hebreos. De todas formas el narrador nos ofrece la historia prácticamente a través de los ojos del líder del comando israelí, con lo que no hay una visión completa del lado palestino (aunque algunas escenas, en especial la de la conversación de Bana con un terrorista, tratan de compensar esa carencia). No obstante, como era de esperar con un tema tan complejo y peliagudo, parece que a Spielberg le acabaron lloviendo collejas desde ambos bandos, lo cual creo que puede considerarse un triunfo. Si uno de los bandos hubiera estado completamente satisfecho con el film, entonces habría fracasado del todo.

De todas formas en principio la gran ventaja de Munich es que es una película a la que uno se puede aproximar como un mero entretenimiento, un thriller de comandos que se dedican a cazar terroristas. El guión bien pudiera ser el de alguna de aquellas películas de los 70, si no fuera claro está por que estamos hablando de hechos más o menos reales (que ya se sabe lo que pasa con los servicios secretos, que siempre lo niegan todo). Quien lo desee, aparte de pasar unas dos horas entretenidas, puede también plantearse el dilema ético (de hecho Munich es esa clase de películas que a uno le ponían en clase de ética para luego debatir esto y aquello) y efectuar el paralelismo con la época actual, paralelismo que efectúa por cierto el propio Spielberg en un inequívoco plano final.

Y citando al gran Forrest Gump, "esto es todo lo que tengo que decir sobre esto".

14 comentarios:

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Otra película que no he visto, así que sólo puedo decir que esto con Richelieu no pasaba. Más razón de Estado y menos remilgos...

TSI-NA-PAH dijo...

No me convencio para nada, se podia haber sacado muchisimo mas jugo de esta historia!
Forrest si que sabe!
un abrazo

Cinemagnific dijo...

Estoy contigo: lo mejor de Spielberg en los últimos años. Una pena que no sea una de sus películas más recordadas. Una pena.

GINEBRA dijo...

Me gustó esa peli, y sí, invita a la reflexión. Spielberg cuando no se pone americano y comerical es buenísmo, recuerda La lista de Schindler, sin ir más lejos...además me gustan las pelis bien llevadas sobre un tema histórico o político, con un buen guión que, como dices, te hacen pensar.
y bueno, me gustó que citases a Forrest Gump, una de mis pelis preferidas de la historia del cine, sí señor, Forrest era un tipo genial, un ser de los más entrañables de la gran pantalla.
Besos

günner dijo...

A mí me gustó bastante, y hace tiempo que la quiero recuperar... así que ya va siendo hora! jeje

José Fernández dijo...

A mi me parecio lo más atrevido que haya hecho jamás Spielberg (de su homologo mejicano no sé, que no controlo su filmografía más alla de la biografía de Monty). No recuerdo otra peli suya tan poco complaciente, así que ideológicamente es la cinta de Esteban con la que más me identifico. Y no será la mejor pelicula de la historia, pero a mi si me parecio una de las mejores de la anterior década.

Por otra parte, Eric Bana no es un gran actor, pero tampoco me parece tan paquete como a tí. Esta peor en la 1ª de Hulk, creo yo.

Y si, la trama es muy tenue, pero es que lo importante, para mi, es el viaje del protagonista. En el fondo no es más que otra versión de la Odisea de Ulises u otros relatos de viajes, en los que los acontecimientos son completamente episódicos e intercambiables los unos por los otros.

Felixuco el mas cuco dijo...

En mi opinión esta película no solo supone la recuperación del mejor Spielberg tras 2 tropiezos consecutivos (La terminal y La guerra de los mundos), sino que también supone su película mas atrevida y polémica, porque hubo polémica de verdad: un dirigente, o político o lo que fuera de Israel declaró que "con amigos como Spielberg no necesitamos enemigos", una frase bastante contundente. La gente olvida que Spielberg puede ser tan duro y crudo como Scorsese si se empeña. Tengo que decir que Spielberg me parece el mejor de su generación, por mucho que algunos snobillos le niegen su talento. Aunque ha tenido bastantes tropiezos, no lo niego, sobre todo debido a su ritmo de trabajo (a veces estrenaba una peli por año), pero Munich pertenece sin duda a sus grandes obras.

ÁNGEL dijo...

Me encantó esta peli, más aún en el segundo visionado. Gran entrada.

Alí Reyes H. dijo...

Quiero decirte que cuando vi èsta pelìcula, no pude apreciarla en su totalidad pues mi subconciente no dejaba de compararla con una antigua pelìcula que trataba exactamente el mismo tema y que me impresionò sobremanera, me tuvo en ascuas todo el tiempo, se trata de "LA ESPADA DE GEDEÒN" Pero ¿Crees que he sabido algo de ella? Como que desapareciò de los registros pues pregunto y pregunto y nadie sabe nada de ella. Si alguna vez la llegas a ver, avìsame por favor

Rogolagos dijo...

Debo confesar que me ha costado hablar de ésta película... pese a que me gustó... y en este post has dado muchas pautas de la difícil historia... hace rato que no he vuelto a ver cosas de Spielberg... pero si no fuera por lo que hizo en los 80... no me hubiera hecho un fanático del cine... y eso se lo agradezco...
buen trabajo... como siempre!!!
saludos.

supersalvajuan dijo...

Y yo sin verla...

Kinski dijo...

Tardé en verla porque que creí que Spielberg tiraria por su vena pastelosa. Estaba muy equivocado, un gran film con reminiscencias delos trhillers 70's, menospreciada por contar lo que cuenta y por ser de quien es.
Ah!, Bana es un tipo cumplidor sin mas y Daniel Craig es un muy buen actor y un 007 adecuado a estos tiempos (a mi me gusta más que Brosnam).

Hasta otra.

Möbius el Crononauta dijo...

Aitor FP: bueno, no te creas que los israelíes van con muchos remilgos, no

Tsinapah: se podría haber sacado más, pero no está tan mal, hombre!

Cinemagnific: bueno quizás el tiempo la ponga en su justo lugar

günner: ¡pues ya nos contarás!

José Fernández: si Bana no es tan paquete, de momento no le he visto nada que me demuestre lo contrario, aunque en "Munich" no esté tan mal como en otras.
Por otra parte, de identificarme con Spielberg, creo que me identificaría con el tiburón.

Felixuco el mas cuco: para mí no es el mejor Spielberg, pero sí una versión bastante cercana, sobretodo después de esas dos que citas. Sí sí, desde luego le llovieron collejas de muchas partes, y como he dicho, eso solo habla en favor de la cinta.

Ángel: cuando la vuelva a ver por segunda vez a ver si mejora la cosa

Alí Reyes: mmm vaya pues esa que citas no la conocía, me pondré en la pista. Si alguna vez la veo seguro que podrás verla comentada por aquí.

Rogolagos: Bueno en los 80 Spielberg prácticamente era Dios, ¡de eso no creo que haya duda!

supersalvajuan: pues aprovecha algun dominguete

Kinski: sí sí, nada de pastel esta vez, la cosa es bastante cruda. No he visto a Craig y a Brosnan alguna escena suelta, ¡pero después de Timothy Dalton supongo que cualquier cosa sería mejor!

Tarquin Winot dijo...

Curiosamente la he recuperado este fin de semana y aunque me ha dejado algo frío si lo comparo con la fiebre que me produjo la primera vez que la vi, coincido en que es una de las mejores películas de Spielberg. Además huye de sus habituales finales pastelosos con lo que el resultado final sube enteros.

Parece que tras un par de tumbos el amigo Allen recupera el pulso. Bueno es recuperar a los genios cuando los dabas por perdido.

Por cierto, hoy tenemos melodía escurridiza en el ladrillo. Suerte si te animas a participar.