miércoles, 23 de febrero de 2011

Toma el dinero y corre (1969)

Yo por las buenas voy a donde sea, pero por las malas sólo a donde me han traído estos señores. Virgil Stockwell.

La verdad es que últimamente (más concretamente, este último lustro) tengo bastante abandonado al pobre Woody Allen y su carrera. No por nada especial, no es que haya renegado de él ni me haya desencantado, pero por alguna razón me da pereza pelis como Vicky Cristina Barcelona o Conocerás al hombre de tus sueños. El que haya parte de fans que no hablen muchas bondades de sus últimas pelis imagino que tampoco ayuda, pero bueno, seguro que no todo es tan terrible como lo pintan, aunque no es difícil deducir que Allen no parece que esté muy álgido últimamente. En fin, que por la razón que sea, de un tiempo a esta parte cuando veo alguna peli de Woody suele ser alguno de sus viejos clásicos. Pero tarde o temprano estoy seguro de que indagaré en sus producciones más recientes.


Tras el curioso experimento de What's Up, Tiger Lily?, Woody se decidió a meterse totalmente en la labor de director de cine tras una larga carrera en la comedia que le había llevado a escribir gags para periódicos, televisión y varios films. Con Toma el dinero y corre Allen debutaría tras las cámaras, además de asumir el rol protagonista y escribir el guión (en esta ocasión junto a Mickey Rose).
Con un film de bajo presupuesto Allen se montó un falso documental sobre las desventuras de Virgil Stockwell, un ladrón de poca monta, víctima de una sociedad brutal, que entra y sale de la cárcel sin llegar a formar parte de los Diez Más Buscados.

No llegado todavía el momento de la alta comedia cuyo epítome fue Annie Hall, el primer cine de Allen era, como bien sabréis, humor absurdo en grado máximo con ocasionales homenajes al viejo slapstick del cine mudo. Aunque para mí ver a los avergonzados padres de Virgil llevando postizos de Groucho Marx es tan alta comedia como todo lo que haya podido hacer después. Con todo, quizás Toma el dinero y el corre no alcance el nivel de su mejor humor absurdo como El dormilón o la genial La última noche de Boris Grushenko, pero tiene muchos momentos inolvidables. Imposible olvidar ese atraco al banco con nota manuscrita, los zíngaros dentro de cámaras acorazadas, el castigo penal con vendedor de seguros, la fuga múltiple, la entrevista de trabajo con preguntas, el psiquiatra wilderiano, o esa escena final a la que parecer contribuyó el montador asociado al proyecto Ralph Rosenblum, quien convenció a Woody para que olvidara el final que tenía pensado, una especie de homenaje al mítico final de Bonnie y Clyde. Creo que Rosenblum hizo bien, y seguramente Woody también lo creyó, pues le escogió para que montara sus siguientes films y poder aprender un poco más junto a él.

Toma el dinero y corre, entrañable film.

14 comentarios:

günner dijo...

Nunca me gustó especialmente Woody, pero con esta peli me partí el culo!

GINEBRA dijo...

Una de mis pelis preferidas de este gran tipo y estupendo director que es Woody Allen... Recuerdo que me reí muchísimoooo.
Besitos

supersalvajuan dijo...

Cada vez que voy a ventanilla, piensa en esa escenita!!!!

miquel zueras dijo...

La escena en que Woody tiene una discusión conyugal en la cama con sus excompañeros de celda unidos por la cadena es descacharrante.
Ayer precisamente recordé la escena de la ventanilla cuando en una ventanilla de Correos en Barcelona me atendió ¡Benito Pocino! el Mortadelo. Es funcionario en la Central. Borgo.

José Fernández dijo...

Y no os olvideis de Stallone!! Que grande esta cinta, aunque a mi me gustan más Boris Grushenko y Todo lo que etc., pero esa es otra historia

José Fernández dijo...

Ah, grande la anecdota de Pocino. Seguramente será personal laboral, y no funcionario, que en Correos quedan cada vez menos de estes.

elprimerhombre dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo de que las últimas pelis de Allen han bajado bastante de nivel, para mí tanto que no fui a ver la última suya. Es que aparte de Vicky Cristina Barcelona, tampoco me gustó Si la cosa funciona (bueno, tampoco fui a ver la de El sueño de Casandra porque se me pasó). Y también me gusta recordar sus clásicos que tiene un montón, bueno, a mí me encanta toda su filmografía hasta más bien mediados de los 90.

Y respecto a esta peli, me acuerdo que me hizo también gracia la escena en que toca el violonchelo en una banda y debe levantarse de la silla cada dos por tres porque van avanzando y no le da tiempo a tocar. Ya sé que es una chorrada pero me reí bastante. Bueno, una película para pasar un buen rato.

Un saludo!

Johnny Dibud dijo...

Ya te digo, y tan entrañable. Pero que requetegrande fue, es y será Mr.Allen.

PEPE CAHIERS dijo...

Un Allen sin pretensiones pero muy divertido. La última, "Conocerás al hombre de tus sueños" bastante insípida.

David dijo...

La escena de la pistola de jabón. Ja,ja..
Por cierto, qué pegote más curioso el cuadro naranja. No queda mal, pero se me ha hecho raro.
Un saludito.

LoRbAdA dijo...

Yo me trago todas las pelis de Woody Allen sea caul sea su nivel. Aquí hizo un clásico divertidísimo.

Möbius el Crononauta dijo...

gunner: el primer Allen desde luego es el ideal para los poco fans de woody

Ginebra: claaro si tiene unos momentos histéricos

supersalvajuan: jaja no me extraña

miquel zueras: ¡Benito Pocino! ¡el único mortadelo posible! ya sabía que trabaja en correos, pero no sabía donde. Leyenda.

José Fernández: ¡pero Stallone no sale en esta!

Josebis: quieren acabar con los funcionarios eh... que pillos

elprimerhombre: lo digo por lo que sé de oidas y leídas, pero de primera mano tampoco lo puedo atestiguar. Es un humor chorra, pero de primera calidad, ojo.

Johnny Dibud: por supuesto

Pepe Cahiers: mmm vaya, me lo temía, pero bueno cuando pueda le echaré un ojo a ver

David: joder, ya te digo, no sé que ha pasado, pero me ha costado horrores arreglarlo!

Lordaba: eres un allenhead en toda regla, vaya

José Fernández dijo...

Hostias! Es ferdá. -1 en la escala Woodyana para mi, y -11 en la Stalloniana.

Möbius el Crononauta dijo...

Ten cuidado, se empieza así y se acaba haciendo anuncios para Mediamarkt