jueves, 6 de enero de 2011

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra (XXXII)

BUTTERFINGERS

Esto es una auténtica rareza entre las rarezas, una de esas bandas misteriosas de cuyo único LP sólo circulan unas cuantas copias, y evidentemente yo no soy un afortunado coleccionista poseedor de ese vinilo. Hasta es complicado dar con una de las pocas reediciones en CD que se hizo del grupo.

Del LP original se hicieron unas pocas copias a modo de prueba para la maquinaria de alguna empresa de vinilos (!) y nunca más se supo hasta su escasa reedición. Me bajé este disco hace ya mucho, y rebuscando en mis archivos he dado con él. Y bien, ¿que es lo que suena dentro del único LP de esta banda? Pues esto ni es rap ni grunge malayo (!), como otras bandas que circulan por ahí con el mismo nombre. Esto es rock pesado, con mucho fuzz y en una línea muy Big Brother & The Holding Company, pero más negroide y funky. La mayoría de los temas apenas sí llegan a los tres minutos, y en sus momentos más groovy la banda recuerda a The Spencer Davis Group. Salvo la empanada mental de "Where Ya Gonna Hide" y la aburrida "Bootleg", el disco tiene unos cuantos temillas bastante conseguidos.

El disco de Butterfingers no es el Santo Grial, pero para los amantes de buscar rarezas perdidas en el tiempo, pues ahí va otro nombre más.

4 comentarios:

raúl dijo...

me quedo intrigao con la escena de la señorita lamecamas, o con la chica entubada en la cinta andadora. psicodelia pura, oye.

Cinemagnific dijo...

Otro que bajo. Me encanta el rollo Spencer Davis.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Asombrosa y misteriosamente he recobrado el interés en estos tipos en el segundo 55 del video. No me preguntes porqué, no sabría decirte Crononauta (!). Como siempre, alucinógeno documento, lástima que sea tan imposible de conseguir.

Möbius el Crononauta dijo...

raúl: sí, ¿qué sería de ellas?

Cinemagnific: entonces seguro que algún tema te seduce

Aitor FP: curioso. No sé por qué, pero lo habría jurado.
Bueno, obviamente en original es imposible encontrarlo. Pero en estos casos no creo que la Sinde se enfade por recurrir a otros métodos