viernes, 12 de noviembre de 2010

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra (XXVII)

HOME

En esta entrega sauria dejaremos de lado los riffs pesados y los guitarrazos sin compasión en favor de las melodías, la belleza musical y el rock de raíces más blancas, en definitiva, country rock, o lo que hoy supongo que se etiquetaría como americana. Y eso que, fíjese usted, Home eran británicos. Aunque claro si sus coetáneos se recreaban con el blues, ¿por qué no los iba a haber que prefirieran calzarse las botas de cowboy? De todas formas no teman, de vez en cuando habrán unas cuantas guitarras afiladas.

Con su LP de debut, Pause for a Hoarse Horse, Home ya dejaban claro que gastaban los mismos patrones que gente como Neil Young (especialmente en su etapa con los CSN&Y), los Eagles menos grandilocuentes y eléctricos y estupendos locos como Gram Parsons. Todo ello espolvoreado con un pequeño toque británico muy Paul McArtney. En Pause for a Hoarse Horse lo que no suena a country rock californiano recuerda a ciertas composiciones del McArtney de la última época de los Fab Four y de su carrera en solitario. Por destacar unos temas me quedaría con "Red E. Lewis and Red Caps", los cortes más guitarreros del álbum ("In My Time" y "How Would It Feel?") y "You're No Good", una copla que recuerda bastante a los grandiosos Flying Burrito Brothers.

Un año después de su debut, en 1972 la banda publicaba su disco homónimo Home. El LP se abre repartiendo estopa con la excelente "Dreamer", donde las melodías de las voces acompañan a un nervioso riff de guitarra, con la base rítmica en plena ebullición. "Nave" es un tema lento para que bailen los jipis, y "Fancy Lady" es un precioso tema acústico, como lo es también "Rise Up". A lo largo del disco Home demuestran que han mejorado con sus coros y juegos de voces, y aunque "Dear Lord" sea un bonito aunque algo sobado tema con piano de acompañamiento, y "Baby Friend of Mine" quede algo por debajo del resto del disco, el nivel se recupera con "Western Front", que nos recuerda nuevamente al genio de Liverpool. La suite "My Lady of the Birds" sirve para cerrar el disco de forma digna y satisfactoria, aunque se pierda demasiado en atmósferas tan de gusto en la época.

The Alchemist, publicado en 1973 fue el tercer y último álbum del grupo. Un buen disco que seguía la misma línea de los anteriores, quizás con menos country rock en primer plano y algo más de psicodelia, y que en conjunto algo inferior a los dos primeros. De todas formas The Alchemist tiene cortes interesantes, como la poderosa "The Old Man Dying", que con una estructura algo más progresiva recuerda por momentos a unos Jethro Tull sin flauta. Otros temas que destacan son la ligera "The Old Man Crying", la paranoica "The Disaster" (¡parece el himno rock de una secta religiosa!) o "Rejoicing". Y los amantes de los desarrollos instrumentales disfrutarán con "The Disaster Returns".

Evidentemente Home no juegan en la misma división que CSN&Y o los Burrito Brothers, pero si os gusta perderos en sus discos y no sabéis donde más buscar, tal vez no sea mala idea probar con un poco de country rock (algo más progresivo en el tercer álbum) hecho por bretones.

7 comentarios:

Víctor Hugo. dijo...

Por lo que nos estás contando tienen una pinta genial. Les escucharé. Saludos.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Sí, visto así por qué hacer rock blues pudiendo hacer country y ponerte sombrero vaquero, beber de una cantimplora, poder escupir con puntería o tener escozores en la entrepierna, cosas que todos hemos querido hacer alguna vez en nuestras vidas. Suenan bien, resultones.

Pollomike dijo...

A mi me parecen algo fantástico,sobre todo el primer disco,por cierto,el bajista era...Cliff Williams de,¡si!,AC/DC.

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Suenan bien. No los conocía, británicos con cowboy boots. Gracias por descubrirlos.

¡Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

Víctor Hugo: pues espero que los disfrutes

Aitor FP: el aguardiente de cantimplora sabe mejor. Hombre tanto como resultones... ¡te has pasao! Eso es que seguro que no sabes escupir

Pollomike: ¡Cliff Williams! ostras, increíble dato

RnR Outlaw: son una mezcla curiosa ciertamente. De nada

Anónimo dijo...

¿Cómo bretones? Será britones.

Möbius el Crononauta dijo...

Eso quisieran ellos, ¡Hastings por siempre!