martes, 5 de octubre de 2010

Trabajando en la mina de carbón

Siempre he flipado con que alguien se meta a minero, a tropecientos metros bajo tierra a darle al pico y a ver si no se derrumba todo, se escapa un gas o cualquier otra movida de esas. Evidentemente en muchas partes del mundo las personas se meten a mineros por pura necesidad, pero alucino con los que en los países desarrollados siguen una tradición familiar tan jodida. Oficios duros en este mundo hay muchos, pero desde luego pocos los habrá peores que ser minero.

Mientras comía, me educaba, y en definitiva, crecía para convertirme en una mujer llamada Brian, no era raro que me empapara de historias decimonónicas de mineros, o el típico personaje cinematográfico de minero acabado, o de hijo de minero que tiene a su padre hecho cisco, y supongo que por eso respeto bastante a los mineros de este mundo. Porque incluso en los países occidentales sigue siendo un oficio con sus riesgos, y la gente se prejubila muy pronto para no acabar con los pulmones destrozados.

Y por lo que tengo entendido aquí en España, con las reglas de la ley y la demanda, la industria del carbón está más acabada que la carrera de Macaulay Culkin, y si en Europa les conceden cinco años de prórroga suena a pan para hoy y hambre para mañana. Supongo que es uno de esos casos en que los políticos deberían hablarles de cómo están las cosas y elaborar planes de reubicación laboral o algo así. Pero como en este país no hay políticos sino abrazafarolas y cantamañanas, pues yo si fuera minero del carbón me preocuparía.

En fin, por suerte cualquier cosa relacionada con la minería me toca de lejos, y para mí "Working in the Coal Mine", el extraordinario tema de Lee Dorsey, es todo un himno para aquellos que pensamos que el trabajo, sea en una oficina o en la mina más profunda, no dignifica nada de nada. Desde pequeñito siempre me ha flipado este tema, sobretodo por esos coros femeninos estratosféricos.

¡Impagable vídeo!

13 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Me acuerdo ahora del que fue coordinador general de Izquierda Unida, Gerardo Iglesias, que en los 80 renunció a la política y volvió a la mina, donde estuvo trabajando hasta que su salud se lo permitió.

José Fernández dijo...

Lee Dorsey, vaya grande. Es una laguna que tengo ahí por cubrir, solo le conozco este tema y otro par; pero las buenas vibraciones que transmite no dejan lugar a dudas: A por él! Y si, vaya video más extraño! Mi no entender.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

En efecto tiene que ser un trabajo horrible... que está condenado y no tiene futuro aquí. Son los vendedores de hielo del siglo XXI. Es lo que dices, si hubiese una clase política mínimamente normal o unos sindicatos dignos de ese nombre se haría algo para recolocarles, o jubilarles, como en Altos Hornos. Qué bien se soluciona el mundo cuando estás en calzoncillos.

TSI-NA-PAH dijo...

Trabajar en la mina es como ser esclavo, cuanta gente ha dejado su vida y sus pulmones alo largo de los años en tan duro trabajo.
Lee Dorsey es emblematico!
un abrazo

raúl dijo...

veo que eres de la opinión de pepe rubianes en cuanto a lo que el trabajo dignifica (impagable también)

http://www.youtube.com/watch?v=XGCmSjOI8mM

jaytowerr dijo...

Tu que eres tan cinéfilo,no se si te pasará como a mi,pero siempre que salen noticias de minería,me acuerdo de Que verde era mi valle

Saludos

günner dijo...

Te digo yo porque todavía hoy en día hay minería en occidente... porque cobran casi 3000€ y luego pre-jubilados poco menos... pero sin arriesgar la vida, y tol puto día metidos en el bar bebiendo.

Rune dijo...

Jo, poco puedo decirte más que, que tienes toda la razón y es una pena que haya cosas que se ven venir y se dejen pasar hasta que no tienen solución.

Precioso tema por cierto...

Adrian Vogel dijo...

Temazo. Y mi solidaridad con los mineros españoles que llevan meses sin cobrar. Y por supuestos con los chilenos (¡a ver si salen ya!).

Madame de Chevreuse dijo...

Fíjate, y yo que recuerdo que de pequeña, cuando iba al pueblo de mi padre, me enfadaba porque todos los chicos del pueblo tenían mejor ropa, mejores juguetes, dos coches... ¡yo quería que mi padre también fuera minero! Por suerte, no lo fue.
Otra cosa es si tiene sentido seguir manteniendo artificialmente un tejido minero en España. Sin tener ni pajolera de macro, me da que no y que lo que hay es que buscar otra industria para esas zonas.
Por cierto, ¿te puedo hacer una consulta sobre una película de Lana Turner cuyo título no recuerdo ni de coña?
Baci e abbracci

Madame de Chevreuse dijo...

Ok, ahí va el "reto Pumares Style". La vi hace mil años, en la tele, claro. Es en blanco y negro. Lana Turner y su hermana conocen a un lechuguino cualquiera por ahí de vacaciones. Al tío la que le mola es Lana (tonto él) pero no recuerdo porque motivo acababa casado con la hermana... y creo que nunca se deshacía el malentendido porque Lana Turner se largaba...vamós un melodramón.
Grazie mile, caro

Perem dijo...

Pues si tu has flipado, no veas yo cuando en la facultad empezamos a estudiar el tema de las enfermedades profesionales y cuando tocó el turno de los mineros...... ufff, sin palabras.

Un saludo

Möbius el Crononauta dijo...

Pepe Cahiers: cierto, aquello fue sonado, y no había demasiados precedentes de algo así, ni aquí ni supongo en ninguna parte

José Fernández: lo mismo digo, yo también le conozco sólo este tema. El video, por lo que he dilucidado de los comentarios en youtube, debe corresponder a algún programa de la tele británica que se montaron ese numerito

Aitor FP: esa última frase me intriga, y me gustaría suscribirme a tu boletín de noticias, pero he de partir... ¡tengo que matar a Moe! iiiih

Tsinapah: desde hace siglos y siglos, al menos ahora (en el Primer Mundo al menos) los prejubilan a tiempo

raúl: jeje hacía tiempo que no veía al bueno de Rubianes en acción... y evidentemente coincido plenamente con él

jaytowerr: pues seguramente lo haría si la hubiera visto, pero es una onerosa cuenta pendiente

günner: mmm bueno tú los tienes más cerca desde luego xD pero supongo que habrá de todo... lo del bar no lo sé, pero algún derrumbamiento recuerdo en las noticias, aparte de que es un trabajo que desgasta... no sé si los 3000 eurazos son merecidos o son sobreprotección, pero está claro que deberían darles una salida cuanto antes... y, en fin, si te soy sincero, ¡ojalá me dieran a mí 3000 euros por estar en el bar!

Rune: tema grandioso. Y sí, cuando Europa decida cortar las ayudas, cosa que pasará tarde o temprano, todo serán lloros, y huelgas, etc.

Adrian Vogel: parece que les queda poco a los pobres de Chile. A ver si es verdad

Madame de Chevreuse: es que de pequeños es lo único importante. Si hubiera visto todo eso, ¡seguro que hubiera deseado que mi padre fuera minero!
Pues eso, lamento no haberte servido de ayuda en tu consulta

Perem: debió ser escalofriante, presumo