domingo, 24 de octubre de 2010

El cebo (1958)

El cadáver de una niña en un bosque, un inspector de policía en su último día en el Cuerpo, un falso culpable... y una certeza del investigador solitario.

Estos son los ingredientes para un perfecto policíaco, y El cebo desde luego entra en esa categoría, aunque lo que la hace destacar entre otras del género es la particular trampa del inspector Matthäi (el cebo al que alude el título, una niña rubia) y la excelente realización del húngaro Ladislao Vadja. Nacido en el viejo Imperio Austríaco, hijo de director teatral, dramaturgo y guionista de los primeros tiempos del mudo, Vadja desarrolló gran parte de su carrera en España, con títulos tan variopintos como la ínclita Marcelino pan y vino, Doña Francisquita y la curiosa Un ángel pasó por Brooklyn. En muchos casos estuvo al mundo de coproducciones con diversos países europeos, como es el caso de El cebo, coproducción hispano-suiza, en la que destacan por su número tanto en el reparto como en el equipo técnico los nombres germánicos.

Dentro de la producción española típica de la época El cebo es una rareza, un thriller psicológico con un psicópata moderno por villano, quien dada su atracción por los infantes recuerda inevitablemente al psicópata de M, el vampiro de Düsseldorf. Inevitablemente el espíritu de un Hitchcock planea sobre el ambiente de la película.

A lo largo del film se contraponen conceptos tales como la inocencia perdida, la maldad del mundo real de los adultos que destruye el mundo de fantasía de los niños, la psicología del psicópata, el acercamiento a la realidad del mito del falso culpable y la perversión de la imagen del policía incansable, que en su obsesión por la verdad pone en peligro aquello que debe proteger. Destaca también el esmero con que en determinados momentos de la película se retrata el proceso de investigación policial, un proceso más cercano a la ciencia que a la intuición del detective, aunque ésta por supuesto persiste, no en forma de una mente genial, sino fruto de los años de experiencia.

Con una cuidada fotografía, unos cuantos buenos hallazgos en el guión y una dirección sólida y por momentos poética (de esa clase de poesía que imponía la censura de la época para tratar y retratar según que asuntos), Vadja logró, a ojos de muchos, rodar su film definitivo. Si esta cinta la hubiera dirigido Hitch probablemente estaríamos hablando de un nuevo clásico absoluto del suspense. La dirección de Vadja no llega a tanto, pero logró hacer de El cebo un excelente film, hoy de culto, que merece la pena ser rescatado del olvido. Por otro lado, en su retrato de la madre de la niña Annmarie, interpretada por la española María Rosa Salgado, Vadja pudo estar seguro de que se acercó al toque especial que tenía Hitch para componer según que personajes femeninos.

Aunque en el reparto, aparte de un sobrio (quizás demasiado) Matthäi, destacan el suizo Michel Simon y su gran interpretación del desdichado buhonero Jacquier, y un excelente Gert Fröbe en el papel del psicópata. Desde luego el amigo Fröbe parecía nacido para interpretar a retorcidos villanos, como quedó demostrado cuando algunos años más tarde alcanzó la fama internacional encarnando al mítico Goldfinger.

El guión fue desarrollado entre los escritores Friedrich Dürrenmatt y Hans Jacoby y el director Ladislao Vadja, a partir de una historia del propio Friedrich. En su traslado al formato de novela Dürrenmatt se decidió por un final mucho más oscuro y, en su opinión, realista. La adaptación que de la historia hizo Sean Penn años más tarde en La promesa se conservó en gran parte ese final retorcido. La promesa no está a la altura de El cebo, pero es una película entretenida que destaca, además de por un final mejor, por poder contemplar al gran Jack Nicholson.

El cebo, un film (cuasi-español) a reivindicar.

12 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Ni idea. Me la apunto.

José Fernández dijo...

Permiteme dudar que Hitch, conociendo su repulsa por los policías, pudiese estar interesado en filmar una pelicula en la que el protagonista es, precisamente, un piesplanos.
Ya hace mucho tiempo que ví esta pelicula, quizás la recupere un día de estos.

sylvia dijo...

Es una de mis películas pendientes... y ahora con tu comentario, me entran aún más ganas de verla

David dijo...

Esta película está muy bien, como dices. No he visto la de La promesa, aunque me la recomendó un amigo varias veces.
De crío había visto una versión a color y pensaba que era de cine, pero gracias al blog de Cinexim, que le dedicó una entrada a la peli hace unos días , descubrí que se trataba de un telefilm italiano. De crío me dejó clavado (el telefilm)... Era la misma historia. Por eso cuando vi esta (en el ciclo de Garci, si mal no recuerdo) me sonaba tanto y como que ya la había visto (en color!!)
Un saludo.

PEPE CAHIERS dijo...

Película atípica del cine español, aunque sea una coproducción. Hace algunos meses dediqué una entrada a tan magnífica película. El final del remake de Sean Penn, me parece un poco indignante.

TSI-NA-PAH dijo...

Muy buena pinta, tiene muchos ingredientes para despertar el interes!
un saludo

paulamule dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en eso de que si hubiera sido firmada por Hitchcock hubiera merecido más reconocimiento pero está bien dejarla donde está y que con el paso de los años se haya convertido en una película de culto, como no podía ser de otra manera.
Salud.

Crowley dijo...

Increíble essta película y me uno a su reivindicación. Si otro director más afamado y con mayor producción internacional la hubiese rodado, estaríamos hablando de otra cosa.
Un saludo

La Guionista Reflexiva dijo...

Entre tu artículo y los comentarios que acabo de leer me han entrado unas ganas tremendas de verla. La apunto en mi lista de películas de visionado urgente. Gracias.

Angus dijo...

Joder, esta peli le encanta a mi padre y me traumatizó un poco de pequeño. Tengo recuerdos de esa niña sola, las trufas... Pero sobre todo del susto que nos pegó el cabronazo de mi padre antes de irnos a la cama cuando apareció por la ventana que daba al balcón...
Otra que apunto a la lista de volver a ver...

jaytowerr dijo...

Mira,vi esta peli hace muchos muchos años,me la has recordado.
Tengo un gran recuerdo de ella,aunque borroso y la voy a volver a visionar,porque creo que la voy a volver a disfrutar un montón.

Un saludo

Möbius el Crononauta dijo...

supersalvajuan: espero que la disfrutes

José Fernández: bueno era una forma de expresar el ya sabes qué. De todas formas pon a un detective en vez de a un policía, lo mismo da. Ya sabemos que Hitch era muy suyo con las historias

sylvia: a mí me pasaba lo mismo cada vez que la veía reseñada por ahí

David: si era un remake de "M" evidentemente tienen puntos en común. Prueba a ver una que se llama "Ciudadano X"; no está al nivel de las anteriores, pero siempre le he tenido un cariño especial a esa cinta, era un telefilm también, de los 90.

Pepe Cahiers: ¿indignante? ¿por?

Tsinapah: desde luego

paulamule: Hitch o cualquier otro de renombre... pero bueno mientras pueda disfrutarla yo

Crowley: exactamente, si fuera francesa, a saber lo que se diría por ahí

La Guionista Reflexiva: de nada, es un placer intercambiar info

Angus: jajaja los padres que cosas tienen a veces

jaytowerr: recupérala, seguro que no te arrepientes