domingo, 26 de septiembre de 2010

El luchador (2008)

Hay cierto tipo de historias que son susceptibles de calar más facilmente entre el público de una sala o salón, y que por su naturaleza ya tienen medio pie en la puerta de sus almas de espectador. No son pocos seguramente los que sigan el difícil ascenso a la cima de un personaje, pero quizás sean todavía más los que asistan angustiados a la rápida caída desde la cima. Incluso el götterdämerung nazi puede resultar fascinante. Y, por último, queda la típica historia del eterno perdedor, de la estrella apagada que es capaz de levantarse una última vez. ¿Y quién mejor para interpretar al perdedor que vuelve que Mickey Rourke?

Mickey, el gran Mickey, que dejó detrás varias grandes interpretaciones en los 80, y se convirtió en sexsymbol junto a Kim Basinger. Mickey, el hombre que pudo reinar, pero cuya carrera se fue por la borda principalmente por culpa de él mismo. El hijo pródigo que estuvo perdidísimo en los 90, mezclando excesos con un estrambótico relanzamiento de la carrera de boxeador que dejó por una conmoción y la interpretación, y que finalmente volvió al cine como pudo y no sé si en plena borrachera o tratando de volver a ser el Mickey de 9 semanas y media, se metió en un quirófano y, bueno, ya véis su aspecto actual. Desde luego me parece el hombre ideal para el papel. Y además, se lo merecía más que Nicolas Cage.

Desde luego el bótox es la mejor manera de arruinar uno de los principales instrumentos que tienen los actores y actrices, pero Rourke, por decirlo de alguna manera, "lo sigue teniendo". Su voz sigue transmitiendo emociones, y sus ojos no engañan. Y, en resumen, nosotros, el público, podemos ser muy facilones. Pon, por ejemplo, a un famoso ex-alcohólico interpretando a un ex-alcóholico, y el interés ya estará ganado.

Ya sabéis, entre el drama y el melodrama puede haber una línea muy fina, y de no caer en las manos adecuadas y darle el tratamiento que se necesita, un Días de vino y rosas puede convertirse fácilmente en una peli barata de sobremesa del tercer canal. El luchador podría haber sido también un fácil drama más, pero aparte de que el guionista ha sabido dar las dosis justas para no convertir la película en un carnaval de lágrimas, Rourke hace de "The Ram" un personaje tan admirable como conmovedor.

Si al arquetipo de una historia que suele funcionar, el actor y el personaje, le añadimos una dirección inspirada por momentos ya vamos teniendo una película que bien podría destacar en un Festival de Venecia. Y es que, después de que el mundo volviera a saber que estaba vivo gracias a Sin City, había expectación por ver de nuevo a Rourke en un personaje dramático que estuviera diseñado para él. Y más allá de las bondades del film, quizás simplemente su vuelta a lo grande ya mereciera un premio en esas tierras italianas.

Y desde luego Rourke sabía que ésta era su gran oportunidad. El luchador era un film de bajo presupuesto, y su sueldo era un problema. Esa contingencia, sumado a que los productores no le querían allí, puso durante un tiempo al actor fuera del proyecto. Pero el director, Darren Aronofsky, insistió en tener a Mickey. Y finalmente éste le premió aceptando trabajar gratis. No es algo que hiciera, como el actor ha confesado en alguna entrevista, con una sonrisa en los labios, sobretodo considerando que tenía que prepararse en los gimnasios, entrenar con un luchador de wrestling profesional, etcétera. Pero como ya he dicho, el viejo Mickey sabía que no podía dejar pasar este tren, y se dejó la vida en ello. Y si había que cortarse la frente en virtud del realismo, pues se la cortaría.

Aparte de la vuelta del gran Mickey a los ruedos, El luchador tiene, para muchos de nosotros, varios alicientes extra. Por ejemplo, la excelente y sleazy banda sonora, donde se escuchan temas clásicos de bandas como Quiet Riot, Scorpions o el "Sweet Child O'Mine" cedida gratis por el propio W. Axl Rose en persona (y por tanto agradecidos que le están en los créditos del final). Vamos, que la BSO es de "extlaodinalia magnitud".
Otro gran aliciente es el ambiente de wrestling que nos trae recuerdos a muchos (no sé si los de la generación de Batista habrán disfrutado con este film, pero seguro que somos muchos de los de Hulk Hogan a quienes El luchador les ha tocado justo ahí). En la película el ambiente del wrestling es pintado como algo bastante más duro que como lo imaginamos la mayoría. Preparado, sí, pero las viejas glorias que pelean en salas desvencijadas (supongo que aquí sería fútbol de regional) parecen tenerlo todo más difícil. De todas formas poco importa eso cuando vemos a The Ram dejándose los huevos en cada combate, haciendo lo único que sabe hacer, mientras su vida se va al carajo y su hija le odia como, al parecer, odia la hija de Jake "The Snake" Roberts (¿os acordáis de él? ¡era uno de los carismáticos) a su propio padre.

¿Y que sería de los viejos luchadores sin una dama por la que luchar? En su papel de stripper que tampoco lo tiene fácil en la vida (ya madurita, con un hijo y rivales veinteañeras con las que competir) Marisa Tomei demuestra que no sólo ha madurado como actriz, sino que a sus años esta mujer está mil veces mejor que hace veinte. Superduble.

Por supuesto, no desvelaré el final de la película, pero simplemente diré que... ni diez Roya Rumbles juntos podrían superar esa secuencia final tan... para no dar pistas, lo dejaré en un superduble de nuevo. Grande.

20 comentarios:

Fran G. dijo...

A mí, sin embargo, no me llegó. La vi con verdaderas ganas porque Rourke había sido uno de mis actores de cabecera con El Corazón del Ángel y El Borracho, y luego me había sentido frustrado con tantos papeles posteriores sin sentido.

En realidad no le veo tantas bondades a esta película. Rourke está solvente, como siempre, pero no me interesa la historia, los dramas me parecen manidos (su salud, la relación con su hija, con Tomei, su caída de la fama...). Son tópicos mil veces visto y resueltos de manera similar.

Y al final siepre Rourke te la cuela. Siempre acaba haciendo de sí mismo, sus obsesiones con gimnasios, perrito, pelos extravagantes... Y yo no puedo ya más. No veo diferencia con otros personajes, ya sea el boxeador de Homeboy o el pirado de Los Mercenarios. Qué pena que se echara a perder así y se haya convertido en alguien irreconocible.

José Fernández dijo...

Vaya, yo iba a hacer un comentario, pero Fran G. prácticamente me ha sacado las palabras de la boca; yo tampoco ví mucha diferencia entre esta cinta y las típicas TV-movies de sobremesa.

Lillu dijo...

No te leo porque quiero verla y se me está escapando continuamente! A ver si le pongo remedio :D Me han hablado muy bien de ella, y deduzco que a ti también te ha gustado.

saluditos

Víctor Hugo. dijo...

No soy muy cinéfilo, pero sí que me gustó bastante. Hace tan buen papel que en una escena eres capaz de respetarle -es un luchador en el sentido más amplio de la palabra- y en la siguiente odiarle -un cabecita loca deplorable-. Una más que interesante película.

Crowley dijo...

Para mi es una película muy grande y muy recomendable. Toda una maravilla épica sobre lo mundano de una vida.
Genial.
Un saludo

David dijo...

No la he visto. Si que se perdió este hombre, sí. Y bueno, por una película tampoco creo que se vaya a recuperar... Aunque no sé.. No sabía que la había hecho sin cobrar.
En lo que estoy de acuerdo es en que Marisa Tomei ha ganado con los años, aunque yo creo que antes ya era buena actriz y mona, sólo que no había buenos papeles, y ahora sigue siendo buena actriz, pero es más que mona, es una atractiva mujer. A ver si le dan o escoge buenos papeles. Y no hace como Rourke.
Un saludo.

Dr. Quatermass dijo...

Si señor, enorme. Buena mención de la BSO de hard rock ochentero, y ese final, enorme.

John P. Maaaula dijo...

Una buena película. Papel protagonista hecho a medida de Rourke, gran banda sonora y final épico. Con esos ingredientes es fácil acertar!

Un saludo

Perem dijo...

Una gran peli, con un gran Rourke, que no va a pasar a la historia como uno de los mas grandes, sencillamente pq él no ha querido. Cada uno es libre de hacer con su vida lo que le venga en gana, pero Rourke sabe que en su momento tomó el camino equivocado, y aunque tarde y hecho polvo, ha sabido volver.

Una muy buena película, y como bien destacas, con una deliciosa Marisa Tomei, que aquel año merecía como nadie llevarse ese Oscar.

Un saludo.

supersalvajuan dijo...

Yo esperaba más. Y Marisa Tomei, en un altar!!!

elprimerhombre dijo...

A mí me sorprendió y me gustó bastante. Y tienes razón al decir que este papel le iba a Rourke como anillo al dedo. Me encanta su interpretación (me reí mucho cuando atiende al público en la carnicería del supermercado) y también la dirección de Aronofsky.

Y la recomiendo ver en V.O.S.E. por oir la imponente voz de Rourke, que por cierto no tenía ni idea de que había trabajado gratis.

Un saludo!

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Está claro que la peli iba a tocar nuestros corazoncitos, fuera mejor o peor como película. Y es buena, hay mucha implicación, respeto, sensibilidad en cada plano. Ganas me han venido de recuperarla.

Cinemagnific dijo...

A mi me emociona especialmente porque es eso, el gran Mickey el que vuelve al ruedo en todos los aspectos. Y Marisa Tomei también está genial en todos los aspectos.

Gran comentario para gran obra de perdedores. Para mi es la mejor de Arofnosky junto con Requiem. Creo que se desenvuelve muy bien en los relatos de perdedores.

El Mar no Cesa dijo...

Esta peli me encanto! tienes toda la razon, este post dice todo lo que hay que saber. Lo de Mike y Marisa ha sido un super papel, cada uno en lo suyo, supieron darle el toque justo, ni melodrama, ni tonterías. Muy bien hecho.
Besos,
Mar.

paulamule dijo...

Aún no le he catado. Me parece a mí que un montón de películas de estos últimos años van a tener que pasar a englosar una larga lista con libros, discos y la madre que lo parió.
Salud.

günner dijo...

Gran peli.
Hice un post en su momento.

saroide dijo...

¡Otra que no he visto!

Aunque desde luego, a priori, me gusta muchísimo más la elección de Rourke que la de Cage, que es un actor que pssst, no me termina de convencer, no sé por qué. Por cierto, dicen que Cage es el revientataquillas en España: peli donde sale, peli donde lo peta, aunque sea un tordazo de peli; lo que es seguro es que empatiza con la gente. Cuando la vea, te cuento.

Möbius el Crononauta dijo...

Fran G: no me negarás que Rourke no fue un gran Marv. De todas formas, sí, son tópicos manidos (aunque ya ves, el viejo Jake "The Snake" Roberts también tiene una hija que le odia), pero que funcionan a poco que se hagan bien las cosas, y aquí así ocurre.
Y si a uno le gusta la lucha, el hard rock de los 80s, Rourke, los estriptises, y demás... pues es un drama sobado, ¡pero es nuestro drama sobado!

José Fernández: pues yo las vi. No en la historia, pero sí en otras cosas.

Lillu: deduces bien

Victor Hugo: estoy de acuerdo, para mí Rourke sigue siendo capaz de recordarnos por qué fue tan grande en su día

Crowley: el viejo mito del perdedor que trata de seguir adelante. No suele fallar

David: hombre recuperar en plan volver a ser una estrella no, pero con que le sigan llegando papeles interesantes bataría. Y bueno, de momento está recuperado para la industria, mírale ahí en Iron Man 2... ¡quien lo habría dicho hace unos pocos años!

Dr.Quatermass: ¡es un final grandioso!

John P: sí, no necesitaba mucho más para rockear

Perem: sí, él mismo se lo buscó... pero bueno, por lo menos ahora aún tenemos acceso a su carrera, a ver si consigue mantenerse aunque sea como secundario de lujo

supersalvajuan: Marisa Tomei es que es de auténtico patatús

elprimerhombre: gran escena esa de la carnicería en plan vamos a ello, y por lo que he leído, totalmente improvisada.

RnR Outlaw: es una vieja historia que bien llevada no puede fallar, desde luego.

Cinemagnific: de Aronofsky creo que no he visto más, así que no sé es la mejor, pero no me extrañaría

El Mar no Cesa: también se ha recuperado a Maria en cierto modo, yo no sabía en que andaba metida esta chica. Espero que tenga también un futuro con buenos papeles

paulamule: sí, nunca se puede acapararlo todo, y eso no es justo

günner: lo leí aunque no sé si llegué a comentar. Pero sí, gran peli

saroide: yo con Cage dejé de empatizar hace mucho, pero bueno, no deja de ser curioso eso que dices. ¿Le estaremos pagando la universidad de sus hijos?

padawan dijo...

Es una peli que tuve muchas ganas de ver en su momento pero al final, por unas cosas y otras, no ha sido hasta que la dieran con Público el finde pasado cuando he podido verla. Creo que eso ha jugado a favor de la peli, dejando pasar todo el hype del momento (intento mantenerme al margen de charlas sobre pelis que aún no he visto para llegar al cine sin prejuicios).

Y bueno, me ha encantado, aunque sólo sea por esa banda sonora. Puede que sean historias tópicas pero son tópicas en la medida en que son historias humanas, y llevamos miles de años repitiendo los mismos errores. Y en hacer que la historia sea tan humana es donde se evita el telefilme de Antena 3. Ram es un desgraciado, pero no podemos dejar de quererle, aunque sólo sea un poquito.

Möbius el Crononauta dijo...

Yo no lo habría dicho mejor.