miércoles, 5 de mayo de 2010

Los chicos del maíz (1984)

Decididamente no creo que le estén dedicando muchos cine-fórums ahí fuera a la carrera del director Fritz Kiersch, repasando su filmografía sólo parece destacar Los chicos del maíz. Y tampoco es que estemos hablando de El resplandor, pero aunque esta película no vaya más allá de lo correcto, al fin y al cabo se trata de una de esas retorcidas historias de Stephen King, y eso garantiza, a no ser que el director de turno sea un completo patán, una hora y media de entretenimiento horripilante.

De todas formas Los chicos del maíz no necesita ser una adaptación de Frank Darabont (creo que es el director universalmente reconocido como mejor adaptador de la obra de King, hasta por el mismo escritor, y yo soy de la misma opinión) para ser recordada con cariño por una multitud de fieles del maestro del horror superventas y de seguidores de las pelis de terror ochenteras.

Los chicos del maíz tiene muchos de esos 'tics' de las pelis de terror de finales de los 70 y la década de los 80, donde destaca el plano subjetivo de cámara entre los arbustos (en este caso, maizales), todo un clásico sin el cual seguramente la mayoría de pelis sangrientas de la época se habrían derrumbado cual castillo de naipes. Si a eso le añadimos la extraña historia de King, y toda esa carteva de niños locos (especialmente entrañable es reecontrarse con el pequeño predicador Isaac y su pelirroja mano derecha, Malacai), y la presencia de Linda Hamilton a punto de convertirse para siempre en Sarah Connor, pues nos queda un pequeño y entretenido clásico de terror ochentero al que es agradable volver de vez en cuando, dispuesto a perderse entre esos maizales que tantos secretos ocultan.

¿Alguien más cree que Dave Mustaine de jovencito debía ser algo así como Malacai pero en rubiales?

12 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Es curioso, pero antes de la novela de King, Narciso Ibáñez Serrador ya había realizado una película de temática muy parecida, como fue "Quién puede matar a un niño".

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Quién puede matar a un niño es una pequeña obra maestra, mientras que Los chicos del maiz es un mito de nuestra infancia. Me fascinaban los maizales, Malacai...

¡Buenísimo lo de Mustaine, lo veo!

¡Saludos!

supersalvajuan dijo...

No la he visto, pero me encantan las palomitas. Apuntada.

Lillu dijo...

Curiosamente me la agencié hace un par de semanas con la intención de revisarla, porque sólo recuerdo fragmentos sueltos y confusos vistos en la tele hace muchos años ya. Ya subiré post en cuanto la vea :)

saluditos

John P. Maaaula dijo...

Después de ver esta peli, da cosa meterse en un maizal, así que algo tiene.

Un saludo

elprimerhombre dijo...

Bufff! Hace un montón que no la veo, bueno, quizás desde que era un adolescente. Me da miedo verla, no por el terror que me pueda producir, si no por el recuerdo que tengo de ella, más o menos aceptable. Bueno, que seguramente será bastante malilla, pero que algún día me hará gracia volver a verla.

Un saludo!

paulamule dijo...

Hara cien años que la vi pero no recuerdo nada de nada aunque sí esa carátula.
Salud.

raúl dijo...

recuerdo cierta congoja en su día. el concepto de niños diabólicos es muy típico del cine de terror, eso de atribuir comportamientos malévolos a inocencias infantiles funciona!

Angus dijo...

Soy muy fan del maestro King. Me han dado ganas de revisitarla...
P.D.- Veo que has rebautizado la película con 'niños' ;)

Madame de Chevreuse dijo...

Yo me acuerdo de los fotogramas que colgaban en la vitrina del cine de al lado de casa y poco más. Mira que daban estas pelis para hacer sucesivas partes... que yo juraría haber visto en la tele la 3
baci e abbracci

Möbius el Crononauta dijo...

Pepe Cahiers: pues sí, y aun no la he visto. ¿La vería King?

RnR Outlaw: ¿a que sí? ¡Mustaine es Malacai!

supersalvajuan: si te encantan las palomitas, las tendrás crudas a montones

Lillu: pues a ver si coincidimos o algo

John P: yo es que ni siquiera sé dónde hay maizales por estos andurriales

elprimerhombre: mírala otra vez, que maíz vas a tener un montón

paulamule: la carátula casi es mejor que la película y todo

raúl: pues sí, podría haber puesto eso y haberme ahorrado los párrafos. Muy bien esquematizado

Angus: la titularon así en argentina, creo... vale se me ha ido la pinza, menos mal que me lo has dicho. ¡Estoy de exámenes pardiez!

Madame de Chevreuse: pues seguro que la viste, los chicos ya debían ser los hijos de los de la primera

Chica Vudú dijo...

Guardo cierto cariño a mi época de adicción a las novelas de King... auténticos bodrios me he leído. Y es que siempre era lo mismo: abría el libro, leía un par de capítulos, me aburría soberanamente... y cuando estabas a punto de dejar el libro, llegaba el gran enganche.

Aún así, libros enormes como el Retrato de Rose Madder, han tenido que ser leídos en dos sentadas y con tiempo entre medias.

Los chicos del maíz no pasó por mis manos.

Respecto al cine, salvo El Resplandor, que me encanta, el resto de libros adaptados al cine que he visto, pasaron sin pena ni gloria y me parecían más películas de echarse unas risas en plan serie B, que películas de terror (para cine de terror ¡los japoneses!).

Pero bueno, cuando acabe con la montaña de libros que hay en mi mesilla (unos 10), le daré una oportunidad a los Chicos del Maíz... y quizá en una de esas tardes que una no quiere ni estudiar, ni leer, ni pintar, ni salir, ni nada de nada, eche un vistazo a la peli ;).

¡Muak!.