lunes, 19 de abril de 2010

Firefox, el arma definitiva (1982)

Con su segunda novela, Firefox, Craig Thomas, un maestro de escuela, se había encontrado con un éxito furibundo. Se vendieron millones de copias, y unos pocos años después, en Aspen, mientras Clint Eastwood se encontraba de vacaciones esquiando, un amigo suyo (piloto para más señas) le habló del libro. De regreso a California Clint se hizo con una copia del libro, que leyó hasta el final con una sonrisa en los labios. La historia tenía potencial taquillero, y lo que era aún mejor, era un tipo de película que nunca había hecho. Firefox, el arma definitiva sería el primer contacto de Clint con las superproducciones de alto coste y efectos especiales.

En su particular estilo Clint no dejó nada al azar. Se familiarizó con lo último en efectos especiales de la época, calculó un presupuesto, aprendió un poco de ruso para su personaje y encargó los efectos y las batallas aéreas a John Dykstra, que había trabajado junto a George Lucas en La guerra de las galaxias. De paso se hizo con los servicios del compositor Maurice Jarre y dejó la dirección artística a Bruce Surtees, un colaborador habitual de Eastwood y Don Siegel.

Firefox, el arma definitiva se divide claramente en dos partes. La primera, y la mejor, sigue la moda y el estilo de las películas de espías de los 80, es decir, suspense, algo de acción y recelo/odio entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Eastwood es el protagonista, un piloto veterano de Vietnam, ya retirado, que es reclutado para infiltrarse en el país rojo y de paso robar y pilotar el Firefox, el supercaza definitivo que se han inventado los rusos. Dado que por entonces lo de que los yanquis rodaran en Rusia o Moscú aun estaba prohibidillo Eastwood y su equipo se marcharon a rodar a Viena, donde sus viejas calles y su metro logran dar el pego, a menos que uno se conozca bien el metro de Viena o Moscú.

La segunda parte es más banal, y se centra en el Firefox, batallas aéreas y demás. De todas formas el ritmo no decae e Eastwood mantiene el pulso de la película hasta el final, rodando las escenas más comerciales y belicosas con su buen hacer habitual.
Por lo demás, con Eastwood como absoluto protagonista y un reparto donde cabían yanquis, británicos y europeos continentales, destacan secundarios y actores de carácter como Kenneth Colley (impagable tipo que sobrevivió a las furias de Darth Vader), el gran Freddie Jones (las patillas por excelencia del cine entre el 70 y el 85) y hasta un Nigel Hawthorne (La locura del Rey Jorge) deja ver sus barbas por ahí.

Firefox, el arma definitiva es buen cine palomitero mezclado con el cine de espías de la era Reagan. Es un film que entretiene, no engaña en demasía y tiene una coherencia interna. Vamos, la típica película comercial de Eastwood; unan La Casa Rusia con Top Gun y a lo mejor se hacen una idea.

14 comentarios:

David dijo...

Yo esta la vi de crío en el cine y me gustó. Recuerdo la escena en la que los yanquis engañan a los rusos con el submarino con globos de "expedición científica" que le permitía repostar al avión. Y lo de "piensa en ruso", "piensa en ruso"...o algo parecido. Años después y leídas críticas sobre la peli, no la suelen dejar muy bien en lo que es su filmografía. Pero a mí me entretuvo (claro que disfruté muchísimo más con El jinete pálido).
Un saludo.

L´Esbarzer dijo...

Hace eones de esta peli en mi vida, y crreo que la defines muy bien. Cine palomitero (y como soy alérgico al maiz...)

Eurice dijo...

No la he visto, no puedo opinar.
Que tengas una semana genial.
Besos!

supersalvajuan dijo...

Un clásico. Esa escena junto al río.

ROCKLAND dijo...

Madre mía! Esta peli debió de ser de las primeras que ví en VHS a mediados de los 80.

Ni la recuerdo casi, ja,ja,ja.

saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Me encanta Clint, casi todo este el el unico que no me gusta nada, no se !
Saludos

Sr Nocivo dijo...

La vi cuando era un crió y tras leer tu entrada me han dado ganas de volver a disfrutarla.

Anónimo dijo...

Recuerdo verla en el cine cuando se estreno. Joder, me hago viejo.

Celia Escarti dijo...

Firefox y Sunbird, siempre van con Thunderbird...

paulamule dijo...

Y hablando de novelas, veo que por fin has terminado la anterior de Elvis. Ya era hora. Creía que hacía parte del moviliario del blog. je, je, je.
Salud.

Chica Vudú dijo...

Me queda tanto por ver y tengo tanto pendiente que, como no sé por dónde empezar, voy a optar por seguir teniendo tanto por ver y tanto pendiente :).

Quizá en verano...


Muak!


¡Y es que yo en 1982 ni siquiera había nacido! :S

Möbius el Crononauta dijo...

David: hombre, "El jinete pálido" es harina de otro costal. Yo también recuerdo siempre lo importante que era pensar en ruso en la peli

L'Esbarzer: pero el maíz de Clint es de mejor calidad, deberías saber eso

Eurice: lo mismo digo, milady

supersalvajuan: cachiporrazo

Rockland: time flies

Tsinapah: bueno, su primera mitad me sigue pareciendo interesante

SrNocivo: pues a ver si encuentras un rato para el viejo Clint

Anónimo: lamentablemente nos hacemos viejos

Celia: y Thunderbird con... Gerry Anderson

paulamule: sí, ha sido una época de bajos niveles de lectura. Y lo que se avecina es aún peor. Pero bueno, ¡ya no tendréis que ver esa cubierta por el resto de vuestros días!

Chica Vudú: es una teoría algo extraña... bueno, yo no había nacido cuando estrenaron "El fuera de la ley" y la he visto miles de veces

Ramón Ramos dijo...

La película consigue una atmósfera muy interesante en su ambientación de la Rusia soviética. En el look de las secuencias con el avión se nota el estilo de Dykstra. Top Gun y La casa Rusia, adecuada descripción, y lo más curioso es que ambas son posteriores a Firefox.
Saludos,

Möbius el Crononauta dijo...

Cierto. ¿Se inspirarían aunque fuera un poco en ésta? Quién sabe.

Gracias por comentar y bienvenido