miércoles, 28 de abril de 2010

Atmósfera cero (1981)

Si uno se imagina cómo debía ser la mina de la que venían los tripulantes de la Nostromo antes de ser masacrados por un alienígena revientacabezas, seguramente le venga a la mente algo parecido a la mina de titanio de Atmósfera cero, y ciertamente las similutades no son casualidad.

Atmósfera cero fue uno de esos films que fueron claramente fruto del éxito de Alien, el octavo pasajero. De hecho Atmósfera cero tuvo detrás a Alan Ladd Jr, que había sido presidente de la Fox durante el rodaje del tétrico film de Ridley Scott, y comenzaba una nueva andadura con su propia productora. Desde los créditos iniciales pasando por la banda sonora de Jerry Goldsmith (seguramente otra elección que tampoco fue casual) hasta la ambientación, Atmósfera cero seguía los pasos de la exitosa película de terror alienígena.

Atmósfera cero fue dirigida por Peter Hyams, uno de esos directores irregulares que tuvo sus aciertos, especialmente en el campo de la ciencia ficción, sin alcanzar niveles estratosféricos. La idea era crear un western espacial y futurista, y los paralelismos de parte de la trama principal enter Atmósfera cero y Solo ante el peligro no pasaron inadvertidos, aunque el film de Hyams no resista comparación alguna con el clásico de Fred Zinnemann.

En realidad Atmósfera cero es un correcto film de ciencia ficción sin pretensión alguna que busca el puro entretenimiento de forma sencilla y más o menos creíble. Desde luego no tiene un guión a prueba de bombas, pero Hyams logra sacarle jugo a los efectos especiales y ofrecer una imaginería planetaria bastante hermosa, aparte de que decorados y demás estén impregnados de esa tecnología de "futuro viejo" de Alien. Y quizás la película no hubiera funcionado tan bien con otro protagonista, pero Sean Connery lleva el peso de la película sin problemas, y a la postre las grandes estrellas están entre otras cosas para eso, para completar con su carisma y buen hacer cualquier grieta que pueda tener el film. Además Peter Boyle (el inolvidable monstruo de El jovencito Frankenstein) se revela como un villano curioso.

Ya os imagináis por dónde va la cosa: si alguna noche no tenéis nada que hacer o ver, preparad palomitas y poneos a ver Atmósfera cero. No cambiará vuestras vidas, pero encontraréis buen y decente entretenimiento espacial.

7 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Peliculon! Cada vez que lahe visto me lo he pasado muy, muy bien.
un abrazo

David dijo...

Sí. Entretenida. A mí me gustó también esa de Capricornio Uno de la falsa llegada a Marte.
Hace muchísimo que no la veo, pero tengo la versión comiquera de Steranko por ahí (curiosa, no tan maravillosa como se dijo).
Un saludo.

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Me fascina esta peli. La historia solo-ante-el-peligro in outer space, pero sobre todo lo que tu llamas "futuro viejo", que leda mayor realismo. De pequeño ya era fan, y la peli me sigue gustando hoy día.

¡Saludos!

PEPE CAHIERS dijo...

Muy buena película de ciencia-ficción que transpira cierto pesimismo futurista. Ese espacio oscuro y desolador tiene una correspondencia por el tono nada alegre de sus protagonistas. "Capricornio 1" era estupenda, con esa dosis correcta de acción e intriga.

LA GUARIDA DEL EREMITA

Dr. Quatermass dijo...

Un gran western!

Ah bueno, ambientado en el espacio, vale sci-fi... es que lo pones en las obras del tren de Wisconsin y la trama podría ser la misma....

Me encanta "Atmosfera cero", hombre!

Un saludote!

Fantomas dijo...

Un espléndido western espacial. Probablemente una de las mejores cintas de Hyams, que tal como dices tu, fue un director con muy pocos aciertos.

Saludos ;)

Möbius el Crononauta dijo...

Tsinapah: es que se pasa el rato volando viéndola

David: yo sólo he visto la portada... no puedo decir más

RnR Outlaw: el futuro viejo es un gran concepto, y ha marcado el sci fi de los últimos 30 años

Pepe Cahiers: a veces no sé si es pesimismo o realismo, pero el ambiente de todas formas es fantástica. Gracias por pasar por aquí y bienvenido Pepe

DrQuatermass: sí, la verdad es que sólo faltan Grace Kelly y Lee Van Cleef por ahí, en plan escafandra

Fantomas: la verdad es que casi es una sorpresa ver tantos fans de esta peli ahí fuera. En efecto de lo mejor de Hyams, que se echó a perder bien pronto