miércoles, 24 de febrero de 2010

Carrie (1976)

La verdad es que los padres no deberían ver las películas de terror como algo negativo, o al menos deberían despreciar el buen terror como un medio educativo. Con buenas cintas de terror aprendemos a no confiar en extraños, a no entrar en sótanos oscuros, a no preguntar quién anda ahí, o, por ejemplo, a no meternos con el ser débil y asocial. Sobretodo si este ser posee terribles poderes telekinéticos.

Si uno quiere un buen chuletón nada mejor que la carne argentina, sino quiere una pizza excelente se va a Nápoles, y como se solía decir, nada mejor que tener un mecánico fiable y un cura comprensivo. Y para el mejor terror contemporáneo, ¿quién mejor que Stephen King? Carrie fue la primera novela que le publicaran al legendario exterior, y en cuanto cayó en las manos de Brian De Palma hizo saber a todo aquél que pudiera hacerse con los derechos el interés que tenía en rodar esa historia.

Aunque no he visto toda su primera filmografía como director (la cual se remonta a principios de los 60), desde luego si tuviera que elegir una película de De Palma de los 60 o los 70 sin duda ésa sería Carrie. Muchas son las razones, por ejemplo lo mucho que me impresionaron esas terribles secuencias en el baile, y que todavía hoy provocan que un hilo de electricidad me recorra la espalda. ¿Qué se puede decir de Carrie que no se haya dicho ya? Es sencillamente una de las mejores películas de terror de toda esa estupenda ola de filmes del género que siguieron al enorme éxito de El exorcista.

En mi opinión gran parte del éxito del film radica no sólo en la estupenda dirección de De Palma, quien dejó fluir libremente sus influencias del cine de Hitchcock, recuerriendo incluso a los violines de Psicosis (tras no poder contar con el compositor Bernard Herrman, quien falleció poco antes), sino a un estupendo y muy acertado reparto cuays audiciones se hicieron a mano a mano con las de Star Wars, en una de esas historias hollywoodienses que ya son pura mitología. Y por suerte para todos nosotros, no fueron Carrie Fisher, Melanie Griffith o Farrah Fawcet-Majors quienes se hicieron con el papel de Carrie White; cada una debía permanecer en otros sitios, porque ese papel había sido diseñado a la medida de Sissy Spacek.

Todavía me sigue impresionando la increíble transformación que nos muestra Spacek ante las cámaras, cuando estalla en la ya mítica escena del prom. Su delicada constitución y esos extraños ojos la hacían ideal para el papel, como demostró durante los castings, a los que se presentó animada por su marido. Cuando De Palma la vio supo que ya tenía a su Carrie. Y lo cierto es que el compromiso de la actriz con la película fue total, no sólo por sus íntimos desnudos, sino también por el hecho de dormir con su vestido gala puesto para mantener los visos de realidad, insistiendo en que fuera su mano la que protagonizara esa psicótica escena final, con lo que ello suponía, o, en definitiva, metiéndose en el proyecto y en su papel hasta el cuello. La Spacek ha rodado muchos otros films más intímos y seguramente interesantes, y es al fin y al cabo una gran actriz, pero para muchos de nosotros Sissy Spacek es Carrie White, y nada podrá cambiar eso.

Y el resto del reparto acompañaba perfectamente, repleto de futuras promesas y de una increíble actriz como era Piper Laurie, que ya demostró de lo que era capaz en El buscavidas. Si hay una madre de todas las guerras, Laurie interpretó a la madre de las madres locas. Sobre el guión su papel estaba, nunca mejor dicho, tan salido de madre, que la actriz al principio creyó que aquello debía ser una especie de extraña comedia. Pero evidentemente no lo era, y su papel de Margaret White ha pasado a los anales de la historia cinematográfica como una de las más locas madres que se haya visto en el cine, sólo superada, por supuesto, por la Faye Dunaway de Mommy Dearest.
Y si Piper Laurie está genial como madre enajenada, la futura compañera del más famoso policía cibernético, Nancy Allen, se convierte antes las cámaras en the ultimate bitch, haciéndole la vida imposible a la pobre Carrie. Y junto a ella un joven Travolta hace como sólo él podía hacer del típico macarra sin mucho cerebro. Por otra parte una delicosamente joven Amy Irving debutaba en la gran pantalla conjuntando belleza y buen hacer, mientras que el entrañable William Katt, futuro gran héroe americano, que no fue escogido para interpretar a Luke Skywalker, se convirtió aquí en el guaperas del instituto de bucles rubios Tommy Ross, alzado sobre sus patitas traseras como un pequeño Robert Plant. Y por último Betty Buckley le hace uno pensar en lo dichoso que habría sido haciendo gimnasia con ella en plan Mrs Robinson, pero eso ya es harina de otro costal.

Carrie, magnifíca, tenebrosa, con aires de Hitchcock, y esa sutil capacidad que mostraba De Palma para combinar escenas líricas con el horror más impúdico y sucio, que sin embargo ofrecía siempre de la forma más elegante. Y todas esas escenas inolvidables: la ducha, los arranques telekinéticos, la increíble maravilla cinematográfica que es ese baile de graduación, y una escena final angustiosa y genial. Carrie, los ojos de Sissy Spacek, esa inquietante figurilla de San Sebatián... todo un clásico del terror, amiguetes.

20 comentarios:

kar dijo...

pues ahora me matarás, pero no la he visto... a ver, recuerdo haber visto parte (o tal vez entera?) hace miles de años, cuando era un crío, pero tengo claramente grabada en la cabeza escenas como la crueldad en el vestuario femenino o esa muchacha bañada en sangre... tengo que recuperarla!!

LoRbAdA dijo...

Gué uno de los primeros libros adultos que me leí en mi vida, con unos 10 años o así y me dejo extasiado. Me empecé a comprar compulsivamente muchos libros de Stephen King y hasta muchos años después no vi la película. Como siempre en estos casos, es mucho mejor el libro, pero el film es muy inquietante y hasta entonces no se había hecho nada parecido.

Perem dijo...

Ufff... que recuerdos!!!!! Hace años que no la veo pero tengo la sensación de que es una de esas peliculas a la que el paso del tiempo se le debe notar.

Lo dicho, que recuerdos.... y ese plano final con la mano!!!!! Sublime!!!!


Un saludo

TSI-NA-PAH dijo...

Sissy Spacek siempre me gusto, tan flanca y tan buena actriz. Carrie un clasico del terror como ya no se hacen.
Saludos

GINEBRA dijo...

Esta peli me encantó, y la he visto más de dos veces. Sissy Spacek estaba fantástica. La madre insufrible... buen post, besitos!!!!

Lillu dijo...

Oh, maravillosa, terrorífica! De lo mejor de De Palma, desde luego, y papelón de Sissy Spacek que, como bien dices, quizás nunca volvió a tener entre manos un personaje que le fuera tan bien.

saluditos

Belén dijo...

He de ser sincera... cuando la ví no me gustó, pero debía ser que yo era muy pequeña, porque la reví con 20 años y ya me pareció otra cosa...

Besicos

mge dijo...

Sí, Sissy Spacek es Carrie White.

Y el que no vio la película que no siga leyendo que voy a comentar algo del final.

¿No les parece que Piper Laurie, en la escena en la que muere, parece tener un orgasmo? Por como grita parece que le excita lo que le está ocurriendo. Siempre me quedó la duda de si DePalma lo hizo a propósito... yo creo que sí.

elprimerhombre dijo...

La volví a ver el mes pasado con el señor Cecil B. Demente y nos gustó mucho. Un peliculón!! La primera vez que la vi fue cuando tenía unos 12 o 13 años, justamente la misma tarde que vi la segunda parte de Pesadilla en Elm Street. Y tuve suerte de que mis padres siempre me dejaron ir al cine a ver pelis de terror.

Un saludo!

Cecil B. Demente dijo...

Sí señor, la volvimos a ver y me impactó mucho. Una obra de este calibre hace callar a aquellos que afirman que en esto del cine ya está todo dicho. Me pareció el triple de moderna y atrevida que Avatar, por ejemplo.

Dr. Quatermass dijo...

Ah! que gran comentario de una de mis películas favoritas de la época. Sissy Spaceck está increíble y la historia está magníficamente llevada hacia ese gran climax final. Si alguien no la ha visto, tiene deberes urgentes.

Un saludo!

Alex Crawford dijo...

Muy buena, sí señor. Lo malo es que, como ya creo que hicieron tambien con "El resplandor", las nuevas generaciones acaban viendo únicamente los malísimos remakes posteriores...

edhigy dijo...

Sissy Spacek, la guapa-fea. Me gustó mucho esta peli.

Erik dijo...

Ves? Esta sí que la he visto. Y me encanta.

Me pasa también como a edhigy, Sissy es muy guapa pero a la vez muu fea. Raro raro.

Angel "Verbal" Kint dijo...

A mi siempre me asusta su final..con esa mano!!!
y la explosión de la Spacek sencillamente brutal...
Un clásico

CaminanteDeNoche dijo...

Una de mis favoritas...y estoy de acuerdo contigo respecto a las películas de terror. El mundo real da mucho más miedo.

Un abrazo

saroide dijo...

Se perdió mi comentario. Decía que la vi de joven y me impactó; quizá porque fui también una niña y joven incomprendida, aunque inofensiva ;)

Möbius el Crononauta dijo...

kar: claro que sí, en cuanto tengas una tarde libre no lo dudes y ponte "Carrie". It's a must

Lorbada: yo el libro aun no lo he leído, pero igual cualquier día de estos me da por ahí

Perem: yo creo que el paso del tiempo se nota al comprobar lo decaído que anda el género en el cine actual

Tsinapah: por un beso de la flanca daría mi flancos

Ginebra: Sin Sissy la peli nunca hu biera sido igual

Lillu: no, Sissy nunca volvió a impactar igual, aunque siempre hizo lo que quiso, a costa de su popularidad, pero bien por ella

Belén: bueno no todo entra a la primera, como dijo Holmes

mge: pues ahora que lo dices, volveré a ver esa escena, tal vez fueran los tiros por ahí, dado el diálogo anterior

elprimerhombre: vaya tardaza amigo

Cecil: A mí el pote de sangre falsa y los ojos de la Spacek me siguen impactando más que el rinoceronte extraño ese, por ejemplo

DrQuatermass: hagan caso al doctor, frijoles

Alex Crawford: ¿remake de "El resplandor"? ¿eso se ha hecho? dios, espero que no, aunque a King le encantaría que lo hicieran

edhigy: es curioso lo de Sissy, verdad

Erik: pues si ves alguna de las otras igual hasta te sorprendes. Y lo de Sissy es de análisis, vaya

Angel: luego lo copiaron sabiamente en "Viernes 13"

CaminanteDeNoche: claro que sí, un sótano oscuro aterra más que un ejército de zombies, aunque estos son muy entrañables

saroide: evidentemente los capitanes de fútbol seguramente no entiendan nada. ¿Entonces seguro que no tienes poderes?

Alex Crawford dijo...

Sí, recuerdo un remake de El resplandor. Si no me equivoco era una miniserie americana de 2 o 3 capítulos, y salia Rebecca de Mornay. Malísima, pero más fiel al libro de Stephen King que la película de Kubrick. Así que supongo que esta vez le gustaría, jaja.

Saludos.

Möbius el Crononauta dijo...

Vaya, entonces existe.. pues me alegro de no haberlo visto. Aunque sí, seguro que el amigo Stephen quedó más contento. Un saludo