lunes, 7 de diciembre de 2009

Profesores de gimnasia

Los profesores de gimnasia son un tipo distinto de profesor. No son como los de matemáticas o los de latín. Los profesores de gimnasia son enseñantes que cuando llueve no pueden dar clase. Profesores que no tienen barriga ni están calvos. En su clase tal vez puedas jugar al fútbol. En clase de lengua no. Los profesores de gimnasia son... curiosos. Pero, ¿cuántos tipos de profesores de gimnasia hay? Lo que van a leer ustedes a continuación es una clasificación de profesores de gimnasia basada totalmente en experiencias personales y en una encuesta realizada la otra noche en sueños.
Cualquier parecido con la realidad es mera incontinencia.

  • El borrachín: Subespecie del 'profesorus carajillerus', este profesor de gimnasia puede ser visto con roja congestión en su rostro y vaho permanente en el frío invierno. Pero, salvo lo del vaho, el resto del año su cara seguirá tan roja como un triunfante general romano. Probablemente no sea demasiado persistente en obligar a sus alumnos a moverse, o los dejará corriendo mientras se va al bar a tomar la "última".
  • El hitleriano: Suele ser practicante de una o varias artes marciales. Vive por y para el ejercicio, y odia la grasa. Llevará a sus alumnos hasta la extenuación en largas marchas y carreras continuas salvajes, y se ensañará especialmente con los gordos y los torpes de la clase. Eso sí, nunca hará distinción de sexos. ¿Acaso no lo sabéis? ¡Esto es Esparta!
  • El 'Javier Clemente': He aquí a un hombre frustrado. Un hombre que soñaba con ser entrenador del Madrid o del Barça, pero que ha acabado sus días encerrado en un mísero colegio o instituto, malgastando sus vastos conocimientos futbolísticos. Aprovechará cualquier ocasión para organizar partidos de fútbol, y si le obligan a ello, tal vez organice grupos de balonmano o baloncesto. Ensayará tácticas con sus alumnos mientras trata, infructuosamente, de descubrir al próximo Maradona entre la caterva de mocosos que tiene a su cargo. Su moral se hundirá definitivamente cuando sea consciente de que su colegio no participa en ninguna liguilla regional de alumnos futboleros.
  • El teórico: Es el opuesto del hitleriano. Vive en su mundo de cifras y pulso, y concibe la gimnasia como un eterno diagrama. Enterrará a sus alumnos en gráficas, apuntes de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos y demás zarandajas, y les pedirá que hagan seguimientos de pulsaciones y elaboren apuntes con calentamientos, precalentamientos, postcalentamientos, calenturas, calentorros y demás cosas de los altos hornos. Su gran pasión son las tablas de ejercicios y más que por su estado físico evaluará a sus alumnos por los dibujines que hagan en las tablas de estiramientos. Pocas veces será más feliz que en las ocasiones en que llueve y tiene que dar clase en el gimnasio, donde podrá explayarse con sus ejercicios teóricos y sus tablas de números.
  • El clásico: Especie en peligro de extinción, hoy sobrevive en parques naturales de colegios concertados y privados. La gimnasia se la trae al pairo, y si es profesor de gimnasia es porque no valía para otra cosa, y bien feliz que es tocándose las partes todo el día. Suele hacer gala de una gran barriga, puede lucir bigote y siempre lleva bajo el brazo el As o el Marca. Para él las clases de gimnasia son un eterno deporte libre, y cuanto menos le molesten los alumnos o tenga que preocuparse de ellos, mejor. Este profesor de gimnasia es el mejor amigo de las señoras de limpieza.
  • La tia buena: Una especie reciente, producto de las nuevas pruebas y oposiciones del Estado que exigen un cierto nivel físico a los profesores de deporte. Luce cuerpazo y si encima tiene una cara bonita será el sueño húmedo de sus compañeros profesores, y de la mitad de su clase. Sus alumnos masculinos nunca estarán más atentos a la forma correcto de realizar los estiramientos.
  • El creativo: Trabaja el estado físico de sus alumnos mediante juegos, yancanas de esas, carreritas de atrápalo si puedes, el juego del pañuelo, toma el dinero y corre y un sin fin de pruebas divertidas e imaginativas que dirige a golpe de silbato. Si sus alumnos le piden jugar al fútbol se lleva un gran disgusto. Sin duda, este especimente de profesor de gimnasia es todo dedicación e ilusión.
  • El deportista de élite: Es notable por sus continuas ausencias preparándose para su próxima maratón, campeonato o lo que sea que tenga en el calendario. De vez en cuando aparece por allí para poner notas. Sus alumnos dan clase con un gran número de sustitutos e interinos.
  • El enfermo: Se parece al deportista en el hecho de que nunca se le ve el pelo. Es el que siempre está de baja por enfermedad, depresión, entierro de familiar, muerte de mascota, chichón en primogénito y cosas así. Su apariencia es un misterio.
  • El manitas: Subespecie de profesor de gimnasia cuya mayor virtud es su diligencia y atención. Con las chicas, claro. Siempre estará dispuesto a ayudarlas en los estiramientos, en las pruebas de hacer el pino, en las danzas populares y en la expresión corporal. Que si apoyáte aquí, que si déjame que ponga la mano acá... vamos, que es un pulpo de tomo y lomo. Gusta de aparecer por el vestuario de las chicas sin llamar para comunicar algo de última hora... por supuesto, las chicas le odian y los chicos también, porque toca donde ellos no pueden. Pero son tiempos difíciles para esta subespecie de profesor de gimnasia, y parece que por suerte tiene a desaparecer, como el pájaro dodo. Exacto. Un pájaro es lo que está hecho este tipo de profesor.
Ah, la clase de gimnasia y sus profesores. Que sería de la élite deportiva española sin ellos y ellas. Y de los escaqueos y solaces de los alumnos. No tendrán depresión los profesores de gimnasia, no.

16 comentarios:

L´Esbarzer dijo...

Gran post. ¿pero que peli habrás visto tú últimamente que te ha hecho pensar en profes de gimnasia?

Los míos eran muy clásicos, así que a penas aprendí nada, se trataba de eso, no?

Saludos

TSI-NA-PAH dijo...

El mioera ,el que no tiene ni pu*a idea.la pelicula Mr Woodcock,me la voy aver esta semana.
saludos

"EnLaCuerdaFloja" dijo...

profesores de gimnasia o profesores a secas ,nunca aprendí nada de ellos ,bueno sí ,a no ser como ellos.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Salgo de mi retiro brevemente. Hacía la de Txus que no me reía así. Yo tuve un 'Javier Clemente'... un cretino e inepto que terminó de preparador físico en Osasuna, por otra parte, así que frustrado del todo no. Un hitleriano también. Y luego un par de clásicos, impagables. Joder, esos partidos de fútbol los jueves a las 9 de la mañana es lo que más echo de menos de aquellos años.

Pero te falta uno: el montañista resentido. Los de ciudad no los conocéis, claro, pero este tipo de profesor, que tiene muchos puntos en común con el 'Javier Clemente', se caracteriza por, directamente, mandar a sus alumnos al monte. Así, como suena. Y si llueve, en una sala del polideportivo haciendo danza y malabarismos. Dios, tengo que escribir algún día sobre ese hombre.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

El mío era hitleriano. ¡Qué traumas me creaba a mi la clase de gimnasia!, yo he sido bastante torpe... ¡Horror!
Saludos

Lillu dijo...

Jajaja ay, que yo los he tenido casi todos XDDD Esto de haber pasado por cinco colegios y dos institutos diferentes ya sabía yo que a la larga tenía que servir para algo :D

saluditos

Mr. Lombreeze dijo...

jeje, siempre los odié.
El mío de la EGB era gordo y calvo. Tócate las narices. Y era clarametne del tipo "clásico".

without dijo...

jajajaja que post tan bueno!!!
Yo tenía uno mezcla entre clásico,manitas y cabrón que cuando no tenía ganas de dar clase, nos hacía dar 5 vueltas al colegio (que no era pequeño...) y por supuesto siempre que se agachaba enseñaba la rajilla del culo...vamos, como para olvidarlo! (Y encima, había que llamarle Señor!)

Angus dijo...

Luego hay otra categoría: profesora modelo ex-lanzadora de peso de la RDA.

saroide dijo...

Jjajjajaa, qué bueno, a la mía la llamábamos La Nazi, imaginarás ya en qué subgrupo está.

isobel dijo...

jajajaja te falto yo, pero mejor no te doy pistas, un besazo

Perem dijo...

"Basado en experiencias personales"..... joder master!!! pero cuantos profes has llegado a tener!!!!

Yo profes de gimnasia tal cual, los que habré tenido no pasaban de la etiqueta de "El clasico" y ahora que lo dices, creo que un "clemente" si que hubo......

Un saludo.

kar dijo...

grande entre los grandes, Möbius... mis dos experiencias con profesores de gimnasia, sin embargo, no concuerdan en tu lista: te cuento

1.- el de la EGB... se podría calificar como una mezcla entre tu "creativo", tu "javier clemente" (en su caso, más bien Manel Comas, lo suyo era el basquet)y el "teórico", aunque siempre tuvo, entiendo que como muchos, la acusación de "manitas"... pero era un buen tipo. Ah, dato inquietante, volvimos a verle no hace mucho con unos amigos de la clase de entonces. Nos contó que ahora compaginaba sus clases de gimnasia impartiendo también matemáticas!!!

2.- la de BUP... ok, sé que suena extraño, pero era una señora de cincuentaymuchos, sesentaypocos, que iba perennemente en chándal, luciendo melena paje totalmente blanca y gafas de abuela. La mitad del curso se trataba de gimnasia sueca. Sé que suena extraño, pero juro que es cierto.

WOOD dijo...

Yo conocí al borrachín y al Javier Clemente. Me hubiera gustado conocer a la tía buena. A buen seguro que si la llego a conocer hubiera formado parte de mis sueños más humedos de la adolescencia. Me tuve que limitar para ello a la profesora de idiomas. Abrazo.

Tania dijo...

yo soy una profe de "gimnasia" creativa jejeje. has dado en el clavo. Enhorabuena

Möbius el Crononauta dijo...

L'Esbarzer: ninguna. O tal vez sí. Pero sería duro admitirlo

Tsinapah: espero que la disfrutes hermano

EnlaCuerdaFloja: what we've got here is failure to communicate...

Aitor: rayos, es cierto, aquí no conocemos a los montañistas, gracias a Dios. Eso suena peor que a la marcha birmana

Crowley: sí, los torpes lo teníamos mal en gimnasia. Menos mal que ya pasó whooopiii

Lillu: madre mia, ¿eras conflictiva o algo? ¿tienes un pasado punk que no nos has contado? jaja la verdad que sí, todo sirve al final, hasta la New Age tuvo su utilidad

MrLombreeze: bueno esos al menos te dejaban jugar a futbol y ya está

without: dios, creo que esa imagen sustituirá a la ballena en mis pesadillas

Angus: cierto, cierto, habrá que añadirla en futuras versiones

saroide: ferpectamente

isobel: ¿no? ooouh

Perem: pues unos cuantos, aunque algunos encajaban en varias categorías

kar: gimnasia sueca, un profesor de gimnasia que da matemáticas... tu colegio era la fábrica de Willy Wonka, ¿verdad?

Wood: ah, los idiomas... que tendrán. Otro día tengo que hacer un post sobre profesoras sexys

Tania: entonces tienes mi admiración. Mejor eso que ser hitleriana... ¡Saludos y bienvenida!