viernes, 4 de diciembre de 2009

Esto se hunde

Si algo tenían las comedias de situación británicas respecto a las norteamericanas, allá por los 60 y 70, es que las primeras eran bastante más atrevidas, picantes y políticamente incorrectas, y eso que hacían gala del típico humor británico donde la sal gorda queda enmascarada tras las palabras, las frases sin terminar y los gestos de los intérpretes. Esto se hunde trató de ir un poco más allá durante cuatro temporadas haciendo de cuatro perdedores los héroes de la serie, y de lo políticamente incorrecto su bandera. Nada que en realidad no se haya superado hoy en día; comedias británicas como Little Britain o La pareja basura son mucho más sucias, pero con todo Esto se hunde tiene el toque elegante de la comedia británica clásica, que dio muchas buenas cosas en los 70. Y, con todo, ¿imáginais a, pongamos por ejemplo, una comedia española actual haciendo chistes flagrantes sobre gays, inmigrantes y demás? Bueno, Aida tiene mucho de eso, pero no han faltado indignados y agrupaciones quejumbrosas. Al fin y al cabo, en el humor, como en todo la vida, la cuestión estriba en saberlo hacer, en hacerlo "con gracia", y por encima de todo, con mucha inteligencia. Esto último es lo que tiene Esto se hunde: inteligencia, gracejo, y sobretodo, un personaje: Rigsby.

Rigsby es el típico perfil del perdedor de la comedia inglesa. Es una mezcla del Basil Fawlty de Fawlty Towers, del George Roper de Un hombre en casa y del Mauricio Colmenero de Aida. En definitiva, Rigsby es el ruín casero de un cochambroso edificio de inquilinos donde la humedad campa a sus anchas. Rigsby es tacaño, avaricioso y con una gran concepción de sí mismo. Es aparentemente racista y ultraconservador, aunque en realidad todo su discurso se basa más en la desconfianza que la política o el color de la piel. Al final Rigsby es uno de esos tipos que se arrima al ascua que más le conviene.


Alan, Phillip y el gran Rigsby

Junto a Rigsby aparecen a lo largo de la serie tres inquilinos permanentes, tan perdedores y solitarios como él. Primero está la señorita Jones, una solterona que ronda la cuarentena y que se desespera por encontrar a su Príncipe Azul. Rigsby está colado por ella, pero, por supuesto, la señorita Jones tendrá ojos para cualquier visitante o vendedor a domicilio pero nunca para el pobre Rigsby. Luego está Alan, un bienintencionado melenudo estudiante de Medicina que tiene poco éxito con las mujeres, y que tiene en común con los niños más cosas de las que él desearía. El último inquilino en discordia es Phillip, un joven apuesto e inteligente que presume de ser el hijo de un jefe tribal del África negra. Por supuesto el pelo de Alan y el color de piel de Phillip serán objetivo constante de los ataques del enratonado Rigsby. A lo largo de la serie además de todos estos inquilinos irán apareciendo otros inquilinos ocasionales más vendedores, curas y demás que animarán el cotarro en cada episodio.
Esto se hunde es pura comedia británica, al estilo de esas que solían llegar aquí en los 70, y una de tantas predecesoras de series contemporáneas como Black Books o The IT Crowd. De modo que si gustan las sitcoms británicas, y especialmente las clásicas, Esto se hunde está hecha para vosotros. Sólo por ver a Leonard Rositter (un tipo que trabajó dos veces con Kubrick nada menos) interpretando al carroñero Rigsby merece la pena ver la serie. Y en España le dobló Carlos Revilla, la voz inmortal de Homer. Ahí queda eso.

9 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Las comedias Britanicas suelen gustarme,son un poco mas subtiles que las norteamericanas.
saludos

supersalvajuan dijo...

Trabajar dos veces con tito Kubrick, hay que subsistir.

Blue Monday dijo...

Las comedias británicas de aquella época son tremendas. Ese humor británico no tan fino es demoledor. Me vendrá bien una revisión de la que hablas.
Abrazos desde la cueva.

Adrian Vogel dijo...

Qué buena pinta. Me la perdí en su momento.

saroide dijo...

Pero qué bueno, qué bueno, es PRECISAMENTE el tipo de comedia que me gusta.

Möbius el Crononauta dijo...

Tsinapah: suelen serlo bastante más, sí. Esta desde luego es muy británica

supersalvajuan: pues ya tiene mérito, ya.

BlueMonday: pues a ver si das con ella, seguro que pasas buenos ratos

Adrian: si te gustan "Los Roper" y demás imagino que te gustará ésta también

saroide: pues ya sabes, ¡corre a buscarla!

sammy tylerose dijo...

Dicen que el humor catalán es pariente del humor inglés, jeje. No se si conocerás una serie llamada "Plats bruts", con Joel Joan. Tuvo capítulos memorables! "Esto se hunde" parece hecho a mi medida ... y "Black books" también!

Möbius el Crononauta dijo...

Bueno, algo de cierto debe haber. Si el Barça lo fundo un holandés o un inglés o algo así, pues seguramente. La verdad es que de humor español de lo mejor que hay es el catalán y el vasco, en general claro.

Sí, de "Plats Bruts" llegué a ver algo, pero no me dijo mucho la verdad, y Joel Joan me dice aun menos. Eso sí, desde que Jordi Sánchez (o más bien su personaje) se volvió loco en "La que se avecina" ha pasado a formar parte de mi Olimpo del humor desde ya. Qué grande es ese tío

Jesus Martin (El_Aparecido) dijo...

El que hace de Melenas, es el padre de la actriz kate Beckinsale (Peli Pearl Harboor) fallecido de joven.