jueves, 17 de septiembre de 2009

Terence Trent D'Arby

Muchas veces he pensado en James Brown escuchando a Terence Trent D'Arby, especialmente leyendo lo que muchos decían del directo del neoyorquino, que por desgracia nunca llegué a presenciar. Por supuesto, hablar del Padrino del soul son palabras mayores, pero, ya sabéis, ¿qué músico negro de hoy en día pueda siquiera aguantar una mínima comparación con aquellos músicos bigger than life que no sólo eran capaces de copar los charts (a veces incluso el Billboard blanco), sino que además lo hacían con buenas canciones, como se había hecho prácticamente desde los tiempos de Nat King Cole. Pero, la verdad, el panorama negro actual da pena, con desvergüenzas como eso que se atreven a llamar R&B, una desfachatez que no se veía desde que uno podía encontrar discos de Luis Cobos en la sección de música clásica. La música negra popular y comercial siempre fue espíritu y fuego, sudor y músculo. Ya sabéis, si no se suda no es soul ni funk. James Brown debería volver de su tumba y destrozar al 99% de estrellas negras norteamericanas actuales pasándolas una a una por su banda y sometiéndolas a sus legendarios ritmos desquiciantes y sus extenuantes giras y conciertos, hasta que sólo quedaran los dignos, al menos, de seguirle la marcha. Pero puesto que el Padrino nos dejó solos frente a la MTV, la gran esperanza negra era el amigo Terence. Y va el hombre y descubre la espiritualidad, se marcha a Italia, se cambia el nombre y se pone a renegar de la industria y de su otro yo muerto, un tipo llamado Terence Trent D'Arby que, diablos, sabía hacer grandes canciones.

El pop dejó de ser una cosa artesanal en algún momento de los 70, y en los 80 se convirtió en uno de los mayores montones de mierda que la humanidad haya visto jamás, y el género no ha mejorado demasiado. De la noche a la mañana el rock prácticamente desapareció de las radios, la música disco degeneró todavía más, el soul se vino abajo frente al hip hop, que no aguantó demasiado, y, bueno, florecillas como Fine Young Cannibals encontraron su hueco en este mundo, o, más bien, en aquel mundo, un mundo sin Internet y en el que la gente no podía autobombardearse con música de su gusto, sino que tenía que comprar los discos que pudiera y aguantar los programas musicales de radio y televisión. Sí, los 40, esa cadena de radio que proyectaba al mundo hits amorfos a tocateja, reinaban.

Por suerte uno era bastante crío y pasó casi toda la década en la ignorancia de los juguetes y la música de fondo; de hecho no puedo sino considerar entrañables a varios de aquellos éxitos pop horribles, simplemente por la nostalgia juvenil y eso. Pero hacia finales de década comencé a percibir que había mucho de una cosa y muy poco de otras que había por casa, como por ejemplo los Rolling Stones. Y, de repente, las cadenas de radio comenzaron a pinchar algo realmente digno, e incluso más que digno; las canciones de un negro desconocido llamado Terence Trent D'Arby.

Introducing the Hardline According to Terence Trent D'Arby entró en casa de mano de mi hermano, y, vaya, me enamoré de ese disco, lo pinché cientos de veces. Era fácil que una canción como "Wishing Well" le hiciera gracia a un chavalín, con esos trozos de flautitas que casi parecían de dibujo animado, pero hoy en día vuelvo a pincharlo y es que ese debut tenía una maravilla detrás de otra; "If You Let Me To Stay", "Dance Little Sister" o la que sin duda fue una de las mejores baladas de la época, "Sign Your Name".

Terence no sólo destacaba por sus composiciones; también por su voz. Su voz era y es una preciosidad, y además, ocultaba la palabra del Señor, el gospel y el soul de los grandes maestros. Como muchas otros cantantes negros anteriores a él, Terence era hijo de predicador, y se había cultivado tanto en los cantos religiosos como en los discos profanos de Sam Cooke y compañía, así como en lo mejor del pop-rock de los 60. Se nota que tenía la lección aprendida.

Aunque creo que Introducing the Hardline According to Terence Trent D'Arby ha envejecido bastante bien, al contrario que centenares de otros discos exitososos de la época, hay que reconocer que en algunos momentos la música se resiente del estilo de producción de baterías endebles y bases programas que tan de moda estaba por entonces, especialmente en temas como "Let's Go Forward" o "Rain", pero con todo el disco sigue sonando muy bien, por suerte Terence metió mano en la producción, junto a Martyn Ware (¡uno de los coautores del "Tempation" de Heaven 17!). Introducing..., gran disco amigos, y vaya final , con Terence haciendo maravillas a capela en "As Yet Untitled" y rindiendo tributo a los clásicos con "Who's Lovin You", una balada que bien podría haber sido escrita en los viejos y gloriosos tiempos de los Tempations y demás.

Las cosas en el negocio ya estaban cambiando por entonces con Guns 'n' Roses, y no quedaba demasiado para que el rock volviera a reinar de la mano de Nirvana y todos los demás. Y en 1989 Terence se destapa con Neither Fish Nor Flesh, una excelente continuación a su debut que pilló a todo el mundo por sorpresa, incluida la compañía discográfica, que se esperaba otra colección de éxitos accesibles y sin embargo se topó con una colección de grandes pero poco comerciales canciones que no gustaron a los de Sony. El súbito cambio de estilo (al menos de cara a la compañía) de Terence, unido a una absurda polémica con los Milli Vanilli de por medio (el manáger del duo "cantante" publicó en Alemania material del antiguo grupo de Terence, y hubo capullos que acusaron a Terence ¡de subirse al carro Milli Vanilli!), llevó a una poca o inexistente promoción del disco, con lo que el álbum no se vendió y de repente Terence pareció desaparecer de la faz de la Tierra. El desencanto de Terence con la industria comenzó en ese momento, y continuó hasta que decidió convertirse en un artista espiritual y underground.

Una lástima, Neither Fish Nor Flesh era un gran disco. Teníamos a Terence usuando los típicos fraseos 'made in Godfather of Soul' en "I Have Faith In This Desolate Times", o como "It Feels So Good To Love Someone Like You" que hacía una gala de unos preciosos arreglos al puro estilo de los Beatles. En "To Know Someone Deeply Is To Know Someone Softly" uno redescubre de nuevo la bella voz de Terence, mientras que "I'll Be Alright" comienza como una especie de "Revolution 9" soul para dar paso a un animado boogie con vientos. "This Side of Love" es de las mejores canciones del disco, y probablemente mi preferida. En este caso tiene más que ver con las experimentaciones de algunos de los grupos que habían de triunfar en la siguiente década que con los sonidos clásicos de Beatles o artistas soul. "Attracted To You", "You Will Pay Tomorrow"... no cabe duda, Neither Fish Nor Flesh confirmaba que Terence no tenía nada que envidiar al Prince de los mejores tiempos.

Para cuando Terence solucionó más o menos sus problemas personales y discográficos el 'grunge ya triunfaba por todas partes, y aunque, de nuevo le extraña a los ejecutivos discográficos cortos de oído, tenía todo el sentido de mundo que Terence se destapara con su pasión por el rock en el poderoso sencillo "She Kissed Me", que demostraba como deberían haber sonado las canciones más guitarreras de Prince (grandes canciones pero que en aquellos tiempos no podían ser muy guitarreras). "She Kissed Me" fue el primer single de Symphony or Damn, el disco que cerraría la trilogía dorada de la carrera de D'Arby. Por lo general era un disco con un toque más rock, aunque en cierto modo continuaba la línea de los dos discos anteriores, como si Terence hubiera cogido un poco de lo mejor de dos primeros álbumes.
El siguiente corte del disco, "Do You Love Me Like You Say?", recuperaba las guitarras soul de James Brown acompañando sin embargo a unas melodías típicamente D'Arby, más rockeras. "Baby Let Me Share My Love" es quizás de los pocos temas con bases programadas a lo tecno que puedo llegar a disfrutar, y el mérito estriba, por supuesto, en la voz de Terence. "Neon Messiah" destaca por el uso de los vientos, y "Penelope Please" comenzaba con un sampler de (¡sí! ¡otra vez él!) James Brown, dando paso a un alegre tema con estrofas vocales de autómatas de feria. "Turn The Page" (nada que ver con Bob Seger), "T.I.T.S./F&J", "Succumb To Me", o la bonita "Let Her Down Easy", compuesta de voz y piano y que cierra el disco, eran, en definitiva, otro puñado de grandes temas que conformaban otro gran disco, y que podían apoyar la arrogancia que Terence derrochaba tanto en el escenario como en las entrevistas, arrogancia seguramente sólo superada por los hermanos Robinson.

Y, bueno, tras Symphony or Damn cada vez se hizo más difícil seguirle la pista a Terence, hasta que se mudó a Europa con su nuevo nombre y sus nuevas inquietudes. Estoy seguro que sigue escribiendo buenas canciones, o al menos seguro que sigue siendo capaz de escribirlas. Estaría bien que volvería a lo grande y se convirtiera en el soulman rockero contemporáneo definitivo, pero vaya, parece que Buda o algún otro ser espiritual le guía por otros derroteros.

16 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

Eh!, que te has dejado por el camino "Vibrator", otro disco de los de levantar el sombrero. Incluso "Wildcard" tenía sus momentos. Ahora está totalmente perdido.

Ers muy grande tio. Reivindicar la figura de este fenómeno no es muy habitual. La gente se cree que era un One-hit Wonder y poco más.

Enorme TTD.

Saludos.

Angus dijo...

Creo que sólo conozco Litle Sistery If you let me stay. No sabía que tenía tanta carrera. A ver si escucho algo más.

Anónimo dijo...

Yo pude verle en Aqualung y tenía, además, un directo brutal y muy excitante (claro que la chica con la que asistí al mismo se tiro medio concierto utilzando mi gayumbo por bolsillo).

Gratos recuerdos.

Grande Terencio.

Saludos Moebius.

BobWaits

LoRbAdA dijo...

Ni idea. Pero suena de escándalo.

Erik dijo...

No le conocía, pero ese 'She Kissed Me' me ha dejado anonadado. Muy bueno.

TSI-NA-PAH dijo...

Vibrator es excelente como comenta Il cavaliere,yo si tuve la suerte de verle y fue un concierto muy bueno,sus pases de baile y ese increible feeling que desprende.Un Artista en mayusculas.
saludos

supersalvajuan dijo...

Una voz que sí, llamaba la atención. Como pasa el tiempo, eso también es verdad.

Adrian Vogel dijo...

Tuve la suerte de trabajar con él (sus dos primeros discos en España). Y puedo decir que aquí fue el único país donde el segundo vendió más que el primero. Y eso que el primero funcionó. El problema fuera de España fueron las radio formulas que no lo programaban. En España si y además había otro tipo de emisoras (Radio 3, RAC 105, etc.) que también lo apoyaban.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

In albis hállome Crononauta, suena sorprendentemente bien...

Belén dijo...

Pedazo post, Moebius... la verdad es que estoy 100% de acuerdo contigo...

Olé!

Besicos

Heitor dijo...

Recuerdo que cuando era pequeño, tenía el Boom 4 en un doble casette (que si juntabas las cajas hacían la portada del disco, que ideas revolucionarias!!) y el Boom 5 en un doble vinilo y, no sé si era Delicate o Sign my heart la canción que sonaba una y otra vez por toda la casa, junto con alguna de Sabina, de Queen o el Gimme hope Joanna de Eddie Grant. El caso es que tengo esas canciones en el lobanillo de mi época enana, cuando dabas el salto de los pitufos a descubrir la música de tipos de carne y hueso.

Por cierto y en plan comentario absurdo de patio de colegio... no se parece el Terence un montón a la hija mayor de Bill Cosby en la serie? Era la mayor?

Jim Garry dijo...

Excelente entrada. Me lo he pasado pipa leyéndola y estoy de acuerdo en lo que dices sobre la etiqueta actual de R&B. Es un panorama desolador. Yo siempre que escucho a Terence me acuerdo de Marvin Gaye aunque tb tiene muchos puntos en común con James Brown. Es cierto tb que su primer disco y tercero eran muy bueno, el segundo no le tengo!!!!! Por cierto mi tema favorito de este hombre es Holding on to yo que esta en el Vibrator, otro buen disco. Con este artista tienes la sensación de que si se rodesase de los musicos y los productores adecuados podria ser el puto amo. Pero desgraciadamente parece que eso no va a suceder jamas.

Saludos.

Lillu dijo...

Pues yo tampoco sabía que Terence había tenido una carrera tan fructífera. Yo conocía los títulos de sus dos primeros discos y un par de temas, pero poco más. Eso sí, "If you let me stay" batió alguno de los records de escucha continuada por mi parte en algún momento de mi post-adolescencia XDDD

saluditos

Joxemiel dijo...

Me ha gustado mucho tu post. Terence Trent D'arby es un cantante estupendo, con mucho feeling para el soul. A mi actualmente me gusta mucho Eli "Paperboy" Reed, tanto en disco como en concierto me ha parecido muy bueno.

Saludos.

Noemí Pastor dijo...

Tengo sus dos primeros vinilos. Y me gustan. Luego le perdí la pista y alguna vez me he preguntado qué sería de él, pero no investigué. Así que te agradezco las noticias. No descartes que resucite.

Möbius el Crononauta dijo...

IlCavaliere: bueno, en realidad técnicamente no he llegado a él, venía después del "Symphony". He hablado de los discos que escuchado, supongo que algún día llegaré al "Vibrator".

Angus: pues ahí están sus discos esperando

Bobwaits: sip, grande Terencio. Thanx for comentar

Lorbada: ¿verdad?

Erik: Terence es grande, no lo dudes.

Tsinapah: pues vaya suerte la suya, amigo

supersalvajuan: bueno, por su voz no parece que pase mucho

Adrian: no sé si eso le bastaría a las compañías, pero espero que Terence siga recordándonos con cariño.

Aitor: no todo es tan guitarrero, pero de todas formas los discos de Terence son brillantes

Belén: ozú!

Heitor: inquietante parecido que has sacado, vaya. Madre mía los Booms... ¡engendros que aun nos aprovechaban para algo!

JimGarry: decididamente tendré que buscar el Vibrator. Yo también tengo esa sensación, si quisiera y le dejaran Terence podría ser el rey del cotarro

Lillu: y no me extraña. Qué bonitos temas tenía su debut

Joxemiel: algo he escuchado de Eli, no me ha enganchado pero imagino que en directo debe merecier la pena. Gracias por comentar Joxemiel!

Noemí: si resucitara y barriera de la faz de la tierra a los Tupi Tapu Sacu Mariahscareys estaría muy bien