domingo, 20 de septiembre de 2009

El péndulo de la muerte (1961)

Tal vez queden reinas del horror por ahí sueltas, pero el Terror parece huérfano desde que nos dejara el inconmensurable Vincent Price. Tal vez exista alguna pequeña estrella del que los más acérrimos del género sepan algo, pero a nivel más o menos popular el trono de Su Malvada Majestad sigue vacío, y desde luego está claro que nunca habrá nadie como él, Vincent Price era único. Por suerte nos dejó una abundante filmografía, en la cual destacan, entre otros trabajos, sus fructíferas colaboraciones con Roger Corman.

El péndulo de la muerte pertenece al grupo de cintas de Corman basadas en relatos de Edgar Allan Poe, que suelen servir más como excusa para el film (sobretodo porque en muchas ocasiones los relatos cortos del norteamericano no dan para mucho más) o como tercer acto que como adaptación fidedigna. Esta cinta contiene todos los ingredientes que caracterizan a las adaptaciones que del gran escritor hiciera Corman: terror gótico, el particular estilo de serie B de la factoría Corman, retruécanos de la psique, misterios ocultos, y, por supuesto, el oscuro Vincent Price. Y un guión de Richard Matheson, por cierto, que tampoco era un cualquiera.

Por ello, poco importa en realidad la trama de la película en cuestión. Lo importante es disfrutar con las actuaciones de Price, los ambientes de castillo viejo y oscuro, los jipiescos momentos oníricos de Corman, el poso o regusto de las fascinantes historias de Poe, y de pequeñas Reinas del Terror como, en este caso, Barbara Steele, una vampiresa estrella del cine de terror (especialmente el italiano) de los años 60. Y, de propina, El péndulo de la muerte nos regala una imagen final de esas que le renuevan la sangre a uno, recordando el por qué Roger Corman ha llegado tan lejos en la vida con tan poco. Poco importa que en pleno siglo XXI El péndulo de la muerte dé miedo o no; lo importante es pasar un buen rato de la mano del que quizás haya sido el binomio más grande de la serie B.

6 comentarios:

"EnLaCuerdaFloja" dijo...

Grandes muy grandes son esos "flims" de miedo,ya nos gustaria un artesano asi en el mundo del horror y la SCi-Fi............................

tengo que hacerme con esas pelis
hace años las ponian en LA2

umm y Vincente Price de por si ya da YUyu

TSI-NA-PAH dijo...

Estas si que son peliculas de terror y Vincent Price es insuperable.
Saludos

Joxemiel dijo...

Preciosa entrada...¿que es el cine sino entretenernos o emocionarnos?, Corman lo suele conseguir con modestas películas pero con gran derroche de imaginación y talento.

Saludos.

EURICE dijo...

Aunque no lo puedas creer esta pelicula la tengo como una de mis favoritas...Vincent Price de tanto miedo que me daba me gustaba.
Que ilusión recordar aquellos viejos tiempos comiendo pipas en el cine.
Que tengas buen lunes.
Data.- nunca me entero cuando actualizas :(

Möbius el Crononauta dijo...

Enlacuerdafloja: el de la 2 fue un ciclo mítico, lástima de horarios y demás zarandajas, no vi casi nada...

Tsinapah: evidentemente no podrá haber nunca otro Vincent Price. Pero si al menos hubiera alguien capaz de llenar algo del hueco...

Joxemiel: Corman es un gran director, no sólo sabía extraerle todo el partido a los pocos medios que tenía, sino que además sabía hacer películas que, si no eran grandes films, eran al menos entretenidos

Eurice: más bien no podría creer lo contrario. Una dama oscura como tú debe saber apreciar la grandeza del monstruoso Vincent.

Fantomas dijo...

Todas las adaptaciones de la obra de Poe realizadas por Corman (incluso aquella protagonizada por Ray Milland) son realmente entrañables. A mi gusto han envejecido de buena manera, por lo que siguen siendo consideradas como películas bastante entretenidas.

Saludos.