jueves, 20 de agosto de 2009

La condesa de Hong Kong (1967)

Un adiós agridulce es como podría definirse a La condesa de Hong Kong, el último proyecto que Charles Chaplin sacara adelante en su vida. Un adiós melancólico, pues, aunque fuera financiada (por primera vez en su carrera) por uno de los grandes estudios, la Universal, el rodaje tuvo que hacerse lejos de unos Estados Unidos que habían sido presa de la paranoia anticomunista, y que habían llevado a Chaplin a un forzoso autoexilio en Suiza. La larga lista de trabajadores del cine afectados por la "caza de brujas" es larga, pero seguramente pocas estrellas del calibre de Chaplin podían encontrarse en ella.
Chaplin escribió y dirigió La condesa de Hong Kong controlándolo todo, como siempre había hecho, pero esta vez la crítica destrozó su trabajó y la taquilla se resintió muy notablemente. Su fugaz vuelta al cine, su última palabra, que seguramente hubiera querido que tuviera un mayor impacto, fue sin embargo derribada en poco tiempo. Seguramente se la juzgó muy duramente en su día. El mayor rival del film era la propia carrera de Chaplin, y desde luego La condesa de Hong Kong es su cinta más endeble, pero una cinta endeble de Chaplin puede valer por carreras enteras.

Desde el principio las cosas fueron difíciles. Un rodaje duro, muchos problemas internos, un reparto que quizás no fuera el más apropiado (muchos nombres barajados, muchos rechazos; increíble tratándose de uno de los inmensos pioneros de Hollywood), una lesión del anciano cineasta... y, como muchas veces, sucede, un enorme choque de egos.

La pareja protagónica del film, Marlon Brando y la sin par (no se ha buscado la ironía) Sofía Loren, chocaron desde el principio. Sofía era toda una dama sofisticada del cine, y hacía poco había contraído matrimonio tras mucho escándalo con su amante Carlo Ponti. Poco que ver con un Brando bromista a quien la actitud de estrellona de la Loren le parecía algo insoportable, lo cual no quita para que le tirara los tejos, pero cuando la cosa no fue a más, Brando sacó su dardo punzante (no al que él le habría gustado seguramente) y le hizo a la actriz un soez comentario sobre ciertos pelillos corporales tras una escena con beso. La Loren enfureció y Chaplin tuvo que intervenir para el film no se fuera al garete.
Aunque las cosas entre él y Brando tampoco fueron mucho mejor. Como media población de la Tierra, Brando había crecido con el trabajo de Chaplin y le admiraba enormemente. Pero pronto quedó desilusionado ante las formas dictatoriales del viejo actor y director. Según contaba el actor del mentón poderoso Chaplin no paró de martirizar a todos durante el rodaje, cargando las tintas especialmente con su hijo Sydney Chaplin, que tenía uno de los papeles secundarios importantes de la película. A Brando no le gustó lo que vio, y le gustó aun menos que Chaplin comenzara a gritar y reñirle por llegar quince minutos tarde al rodaje cierto día. Ya sabéis como se las gastaba Brando, como dirían los ingleses, no aceptaba mierda de nadie, así que le hizo saber que se retiraría veinte minutos a su caravana, y que si para entonces no había pedido perdón, cogería el próximo avión y abandonaría el rodaje. Ante el peligro de que todo el proyecto se viniera abajo, Chaplin tuvo que tragarse su orgullo y pedirle perdón al entrañable bastardo de Brando.

Como veis, un rodaje infernal, que dio lugar a una pequeña comedia ligera con pequeños enredos y un poco de sal bufa, muy alejada de los grandes films del genio, pero que cuenta con sus pequeños momentos de gloria, aparte del último cameo del anciano Chaplin en una pantalla. Al fin y al cabo resulta curioso ver al duro Brando dar saltos y respingos cada dos por tres, y se puede disfrutar como siempre de la serena elegancia de Sofia Loren, y del buen hacer de los secundarios, incluyendo al secreto deseo de otro gran director, la actriz Tippi Hedren.

No puedo prometer que La condesa de Hong Kong os vaya a transportar al cielo, pero antes que ver la enésima comedia chunga del Hollywood actual es mejor echarle un vistazo a esta cinta, y divertirse con los intentos cómicos del gran Brando, o dejarte llevar y pensar en lo curioso que resulta ver a Brando y a Sofia en la pantalla, sabiendo que se habían deseado odio eterno.

9 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Otra vez Sofia,aaaaaHHHHH!!!!!!!!,gracias compañero.
Saludos

Dr. Quatermass dijo...

A Sofía Loren no se le puede llamar "sin par" hombre!!!

Por lo demás una pena que Chaplin no pudiera desarrollar una carrera normal, la de joyas que nos hubiera dejado....

Saludos!

Caballo loco dijo...

No sabía que la Loren tuviera problemas de vello facial .... algún defecto tenía que tener esta hembra, joder, que tiene más años que Stonehenge y !!!sigue estando buena!!!

supersalvajuan dijo...

Sofía, siempre espectacular.

Alí Reyes H. dijo...

Gracias por la recomendación, de verdad que un bodrio de Chaplin debe valer más que una "buena" de ahora
---------------
Woostock. muy buena tu entrada, sobre todo la aclaración de que hubo que hacerlo en los terrenos de una granja en Bethel, vale decir que esa palabra bíblica significa "La Casa de Dios y Puerta del Cielo"
Pero tengo contra tí algo, y no te lo perdono. Dejastes por fuera a nuestro guitarrista latino CARLOS SANTANA, pues en ese concierto fue donde se dió a conocer...No tienes perdón.

paulamule dijo...

Sólo por ver a dos estrellas como esas juntos merece la pena el visionado de la peli. Y si encima es a cargo de todo un Chaplin, más que mejor. Un divertimento de película perfecta para estos tristes días grises de otoño que se nos avecina.
Salud.

Adrian Vogel dijo...

Es curioso pero la tengo borrada de mi mente.

GINEBRA dijo...

De nuevo, otra mujer está a punto de ser lapidada en Irán, acusada de adulterio. Amnistía Internacional está recogiendo firmas para hacerlas llegar a las autoridades de este país y evitar el asesinato injusto de esta persona.
Tu colaboración sería muy importante, sólo tienes que enviar tus datos te dejo aquí la dirección

Möbius el Crononauta dijo...

Tsinapah: un placer, ya sabes

DrQuatermass: lo sé, lo sé jeje. Bueno, Chaplin tuvo una carrera muy prolífica, ver todo lo que hizo siempre nos llevará un tiempo, por suerte

CaballoLoco: no creo que los tuviera, creo que Brando simplemente quería irritar a la gran diva. ¿De incógnito?

supersalvajuan: Bulgaria debería estar orgullosa

Ali Reyes: de nada, en eso llevas razón. Y antes de que me pongas en la picota, leete el post sobre Pete Townshend, ahí nombro, como no podía faltar, a Santana

paulamule: demonios, el otoño...

Adrian: espero que no a Sofía... je

Ginebra: espero que sirva a su causa y a las de los que no sean escépticos