martes, 4 de agosto de 2009

Héroe por accidente (1992)

Conozcan a Bernard Laplante, uno de esos tipos que andan por la vida con una eterna nube negra sobre la cabeza, y que discurre una senda plagada de escaleras abiertas. Uno de esos tipos que si apuesta al negro saldrá el rojo, y cuya única lotería es el evitar la cárcel. Un tipo molido a golpes por la vida que con espíritu cínico y una baja fibra moral tratará de salir adelante en la vida por medio de cualquier chanchullo, pero siempre tratando de dar valores a su joven hijo, mientras trata de esquivar los reproches de su ex. Un tipo enjuto y chanchullero que, sin saberlo, lleva a dentro a un señor a quien probablemente odie. Un señor que en términos de la prensa moderna podría ser calificado como héroe. Y sin embargo Bernard Laplante podría haber formado parte de la sección de villanos de este blog si no fuera por que ese personaje es uno de los antihéroes definitivos.

Hay, en mi opinión, al menos dos películas de los años 90 que rezuman clasicismo por todas partes, y cuyas tramas, personajes y situaciones podrían haber formado parte de cualquier gran título de los años 30 o 40. Héroe por accidente es una de ellas.

Stephen Frears es uno de esos directores todoterreno que si viera un ciclo suyo podría pensar perfectamente que sus películas han sido dirigidas por distintos directores. Aparte de que no sé por qué siempre me bailanen la mente sus títulos con los de Jim Sheridan o Steven Sorderbergh, que me aspen si hubiera podido tragarme que el director de Héroe por accidente y el de Las amistades peligrosas eran la misma persona. Y vaya, así es. Aunque si la historia de Valmont y su evil dick tienen ese bouquet europeo añejo, Héroe por accidente podría ser perfectamente un perrito caliente del Tail O' The Pup.

Tenemos la típica trama from drag to riches que diría un anglosajón; a la reportera intrépida, guapa e inteligente, al director sin escrúpulos, al gran héroe anónimo americano, un perfecto John Doe, y a Bernard Laplante. No me costaría nada imaginarme a un Cary Grant o a una Claudette Colbert participando en una versión en blanco y negro de esta película. Aunque me pregunto quién podría haber interpretado al facineroso de Laplante.

Junto al ejercicio de Frears de marcarse su propia, digamos, semi-comedia romántica, con una crítica de los mass media modernos como subtrama, tenemos a un elenco de actores principales que encajan como un guante en sus personajes. Incluso un tipo que desde luego no es santo de mi devoción como Andy García queda muy bien como el héroe con pies de barro John Bubber. Y, vaya, Geena Davis, gran actriz cuando le dan la oportunidad, y una de esas bellezas que no necesitan de vestidos ajustos ni soberbios escotes para serlo. Aunque por supuesto, todos quedan empequeñecidos frente a un soberbio Dustin Hoffman en uno de sus últimos gran papeles, antes de que llegara a quejarse en las entrevistas de la birria que proyectos que le ofrecen en estos tiempos.

Ya sabéis, el papel de Bernard Laplante en sus manos adquiere unas dimensiones bíblicas, y es imposible imaginarse a cualquier otro actor clavando al personaje del modo en que lo hace él. Su colección de caretos, gestos y aspavientos a lo largo del film es sencillamente indescriptible. Como ya he dicho, si Bernard Laplante es uno de los mejores personajes de los últimos tropecientos años es gracias a él. Por Dios que alguien aleje a este hombre de las pelis sobre tiendas de juguetes y los dibujos animados y le den papeles a su altura.


¿Queremos que la ociosidad convierta a Dustin en un verderol?

Héroe por accidente, una película que cuanto más la veo más me gusta.

14 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Dustin, esos ojos, acuérdate en lo que te paso en Kramer contra Kramer. No te metas en historias, Dustin.

Angus dijo...

¿En qué escalera se ha subido Dustin para mirarle las peras a Angelina?

Cecil B. Demente dijo...

¿Qué tal Peter Lorre interpretando a Laplante?

Lillu dijo...

Uy, pues yo de esta tengo muy mal recuerdo. Ninguno de los protagonistas me encantan y creo que cuando la vi me dejó indiferente.

saluditos

TSI-NA-PAH dijo...

Dustin es junto a Jack Lemmon mi actor favorito de siempre,y esta pelicula siempre me gusto,en cada vision gana un poco mas.
Saludos

Adrian Vogel dijo...

Me pasa lo que a ti con Frears y Sorderbergh (y si me apuras también con un veterano como Kasdan). ¿Por qué será?

La foto de DH es genial: mirón por accidente (porque ese vestido y un más que probable e incipiente embarazo de AJ son todo un accidente).

ladridos dijo...

La foto es impagable. Ya vemos en lo que anda pensando el amigo Dustin cuando demanda proyectos interesantes...

raúl dijo...

se conoce que todos los proyectos birria que rechaza dustin los acepta luego al pacino, está claro.

Y encima se llamaba Alabama dijo...

Odiaba esta película de pequeño. No me preguntes el porqué, pero me ponía de los nervios...

tomas dijo...

Dustin esta aquí de lo mejor... haciendo de él mismo xD

paulamule dijo...

Ay, qué grande era Dustin Hoffman antes de que llegaran todas esas aberraciones.
Salud.

saroide dijo...

Cierto, qué bajón dan muchos papeles de Hoffman. Y ojo, también de De Niro. Y de Pacino. Los grandes han hecho cosas geniales y bodrios garrafales.

Möbius el Crononauta dijo...

supersalvajuan: ojos y órbitas, jovianas diría yo

Angus: no lo sé, pero buena escalera es

cecil: pues no se me había ocurrido, pero sí, podría haber funcionado

Lillu: pero, pero, ¿y Bernard? ¡grandioso!

Tsinapah: Jack Lemmon, qué grande era ese tipo

Adrian: bendito accidente. Pues es curioso, no sé cual será la razón (no del accidente, sino de lo otro)

ladridos: supongo que si no le dan buenos personajes, al menos que pueda morrearse con lindas jovencitas

raul: y De Niro, por desgracia

Y encima se llamaba Alabama: es que Laplante debe ponernos nervioso. Dale otra oportunidad, a ver

tomas: juas no tanto, no tanto

paulamule: y el caso es yo creo que podría seguir dándonos sorpresas, pero los guiones no están a la altura

saroide: en mi opinión, sobretodo Pacino y De Niro, pero Hoffman también. ¡Qué demonios pasa en Hollywood!

Dr. Quatermass dijo...

Pa la saca. No tenía conocimiento (consciente) de esta peli, y eso que el señor Frears tiene cosas que me gustan bastante.

Saludos!