viernes, 8 de mayo de 2009

El horrible chillido de los corderos

Veía el otro día El dragón rojo, una secuela que en realidad es precuela de El silencio de los corderos, el fantástico film de Jonathan Demme. Aunque la esperaba mucho peor, es poquita cosa, y se queda en nada si la comparamos con la película de Demme. El dragón rojo se sostiene más que nada por los buenos actores que salen en ella, entre ellos, un Anthony Hopkins que repetía como el cultivado psicópata Hannibal Lecter, y aunque en este film aparece bastante, su personaje casi parece quedar relegado al de mero bibliotecario. En El dragón rojo de nuevo un agente busca el consejo de Lecter para atrapar a otro cabrón pirado, en este caso un tipo obsesionado con una acuarela de William Blake y con su propia apariencia, y al que se conoce como Tooth Fairy, que aquí decidieron no traducir por el Ratoncito Pérez, sino como el duende dentudo o algo así.

Bastante diferente de ese primer film que tanto nos impactó a casi todos en aquella época, con Lecter jugueteando con la mente de Clarice y hablando de asesinatos, arte cadavérico, y por supuesto que sí, sueños, pesadillas y corderos. Unos diálogos míticos sobre los corderitos como los que mantenían Faemino y Cansado. Ya hablaré de Lecter más detenidamente otro día, en mi apartado de villanos; hoy, quedémonos con los corderos.


14 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Que grande el señor Lecter. Y como le dejó en la otra la cara a Gary Oldman. Un crack. Cuando me falte alguien para un cumpleaños, lo llamo. Seguro.

TSI-NA-PAH dijo...

a mi esta secuela me parecio un telefilm con presupuesto para adolescente en falta de actividad sexual.
Saludos

GINEBRA dijo...

Es que la película de Demme es genial por cualquier parte que se la mire... actores de primera y un ritmo espectacular. Me encantó. El dragón rojo no llega a su altura pero se puede ver... Besos y buen finde

RAÚL dijo...

qué pequeñita parece la detective ante la sapiencia de la bestia, con sus métodos socráticos de búsqueda de la verdad, las introspecciones psicológicas y la madre que lo parió. un personaje para la eternidad cinematográfica.

paulamule dijo...

La mirada de este hombre es totalmente cautivadora. Tremendo.
Salud.

Lillu dijo...

Cierto que "El silencio de los corderos" rompió moldes. No he visto la secuela pero tampoco es que me apetezca mucho, la verdad. Me da que no me va a gustar XD

saluditos!

manurhill dijo...

Pues como curiosidad te aconsejo que veas la primera version que rodaron de esta cinta "Manhunter" (1986) protagonizada por Grissom del CSI, y conocerás a otro Hannibal Lecter con mucho menos carisma.

Saludos

LoRbAdA dijo...

Aunque ninguna de las dos siguientes pelis llega ni de lejos a la original (bueno, realmente son 4 peliculas aunque obviaremos en la que no sale Hopkins) creo que es una trilogía decente y cada una aporta un enfoque algo distinto, lo cual es de agradecer. El Dragón Rojo es entretenida y recupera en varias ocasiones el espíritu de la original aunque solo séan destellos. Y es cierto, los actores lo bordan.

elprimerhombre dijo...

Tienes razón al decir que El silencio de los corderos nos marcó pero me quedo con el comentario de Faemino y Cansado, que creo recordar que decían algo así como "no se llevéis a los corderos!! El cordero no se come!!". Qué grandes!! Un saludo!

saroide dijo...

El Silencio... la vi cuando se había pasado ya de moda. En su momento, todos hablaban de ella y me dio pereza seguir a la corriente, ya ves. Como no había Internet para descargarla, la vi en casa, no me acuerdo ya de si en vídeo o en la tele. Y me encantó, a pesar de que no era ya su momento de auge. Entretenida y escalofriante. Clariceeee, Clariceeee. Por cierto, me encantan los sketches de Faemino y Cansado, ese de "no coma usted cosas de 3 sílabas; y el otro, Qué bien, entonces sí puedo comer cor-de-ri-to"... o algo así era jajajaj; delirante(... por detrás y por delante, que dice un amigo)

edhigy dijo...

Hannibal un psicopata que me cae la mar de bien. Personaje que se hace respetar por su inteligencia y con unos diálogos impecables. Dexter apesta a Hannibal, pero el pobre es tan zafio y trivial.

Möbius el Crononauta dijo...

Supersalvajuan: déjalo que cocine, será un cumpleaños con un sabor distinto

Tsinapah: en esta vida todos hemos sido Ralph Fiennes dragonrojeando

Ginebra: definitivamente no está a la altura, pero para pasar el rato...

Raul: si, Anthony Hopkins definitivamente se ganó el cielo con ese gran personaje que es el profesor.

Paulamule: I agree

Lillu: jaja las hay peores, pero bueno, desde luego no tiene nada que hacer frente al clásico de Demme.

manurhill: no es que me muera por verla, pero si la echan en la tele le echaré un ojo

Lorbada: no he visto la tercera. No sé si atreverme

elprimerhombre: un sketch antológico, pardiez

saroide: A todos nos ha pasado eso. Lo importante es llegar. ¿Por detrás y por delante? ¡Eso es humor lascivo!

Edighy: aun no me he puesto con Dexter. Pero estoy seguro de que nunca será un Hannibal. Como mucho un Escipión Africano

Anónimo dijo...

Me uno a la reivindicación de Faemino y Cansado. Enormes.

Salud.

Mr. Traven

Bree dijo...

sin duda, el silencio es la mejor...de la mejor...y Anthony está FANTÁSTICO...memorable la frase: "¿Han parado ya de chillar los corderos, Clarice?".