viernes, 10 de abril de 2009

Sam Kinison

El sentido del humor es como las opiniones o los culos. Todos tienen uno. Bueno, quizás todo el mundo tenga opiniones, pero seguro que conocemos a unos cuantos sujetos que no tienen el más mínimo sentido del humor. Había un señor con bigote que no lo tenía. En cambio un amigo suyo si lo tenía, aunque en vez de hacer monólogos hizo guerras. Pero, hey, no nos pongamos serios. Estoy aquí para hablaros de Sam Kinison, uno de los mejores y más bizarros cómicos de los 80.

El don de la palabra le venía a Sam de lejos. O quizás de muy arriba. Lo cierto es que su padre era un predicador, de esos que tanto abundan en los States, pentecostal para más señas, con mujer hijo y demás, que recorría las iglesias de sus feligreses hablándoles de las cosas que se hablan en esos sitios. Sam Kinison comió, creció, quién sabe si escucharía a Lenny Bruce a escondidas, estudió y decidió seguir los pasos de su padre. Cualquier cómico que se precie debe foguearse en los clubs antes de apuntar realmente alto. Sam cogió tablas predicando la palabra del Señor. En sus actuaciones puede verse la influencia de sus días de predicador. Verborrea incontenible, energía religiosa, y gritos apabullantes.

Siendo muy joven Sam descubrió el amor, o creyó descubrirlo, y contrajo matrimonio con otra jovencita. La cosa no duró demasiado, y el divorcio no tardó en llegar. Y un divorciado no puede ser, al parecer, predicador pentecostal. Sam dejó atrás el Pentecostés y se lanzó de lleno a la que era su verdadera vocación: el mundo del espectáculo, la comedia, el rock and roll, las drogas, las mujeres fáciles y el alcohol. Y no estrictamente por ese orden.

Mi primer contacto con Sam Kinison, sin en realidad saberlo, fue en una infumable película de Rodney Dangerfield, Regreso a la escuela. En el film había poco que aprovechar, pero desde luego la atómica aparición de Kinison como profesor tarado valía por toda la película.
No fue casualidad que Sam rodara ese cameo. Fue Dangerfield quien le puso en el camino correcto del circuito de clubs, y quien le dio su primera gran oportunidad en el festival anual de cómicos que el veterano humorista dirigía y que era retransmitido por la HBO. Poco después llegó su inolvidable aparición en el programa de David Letterman, y el resto es historia. Sam se había ganado un puesto de honor en la mesa de los stand-up comedians.

El estilo de Sam Kinison era corrosivo, mordaz, hiriente, brutal, pero hilarante. Era un trabajo concienzudo el suyo. Como todo en esta vida, para hacer humor con la religión, la misoginia, el hambre en el mundo y demás, hay que tener gracia y saber hacerlo bien. Si a la arrolladora personalidad de predicador de Kinison le sumamos sus chistes decididamente nada políticamente correctos y sus característicos gritos vikingos nos encontramos con un bruto que desde luego lo habría tenido difícil hoy en día para no perecer ahogado por demandas de asociaciones diversas y críticas de gente que se toma el humor en serio.

Cargado por aquarius3

Indescriptible "Wild Thing"


Sam Kinison era un entrañable mostrenco de grito inolvidable (creedme, no hay dos gritos como el suyo, así como no puede haber dos miembros como el de John Holmes) que afrontaba sus actuaciones y sus humorísticas afrentas con la misma energía que si tratara de convertir a una multitud de fieles en la iglesia. Salvo que cuando Kinison acababa su actuación se recorría los clubs de Los Ángeles metiéndose de todo, poniendo dólares en tangas y yendo de juerga con sus amigos rockeros Slash, Billy Idol, Tommy Lee, Steven Tyler y demás iconos hardrockeros. Si la escena rockera de LA tuvo algún cómico favorito, sin duda ése fue el gran Sam. De hecho en 1988 Sam reunió a algunos de sus amigos para grabar una versión del "Wild Thing" de los Troggs que desde luego no era lo que se dice grandiosa, pero que le sirvió para aparecer una buena temporada en la MTV con un videoclip rodeado de algunos amiguetes y donde retozaba con Jessica Hahn, un bombón que significó la perdición del telepredicador Jim Bakker.
Sam también tuvo tiempo de rodar una serie de cortísima vida llamada Charlie Hoover donde interpretaba a la hardcoriana conciencia de un pobre don nadie (juro que dicha serie se llegó a emitir en España, creo que en Canal Plus, en sus comienzos) y hacer algunos cameos en Matrimonio con hijos, serie para la cual, según dicen, se le consideró brevemente como protagonista.

La verdad es que con el ritmo de vida tan salvaje que llevaba Sam no sé si habría vivido mucho más, pero lo cierto es que un jodido conductor borracho se lo llevó de este mundo un 10 de abril de 1992. No sé si su sangre estuvo limpia aquella noche, pero su conciencia seguro que lo estuvo. Aunque el bueno de Sam tuviera menos tacto que el Príncipe Radian, su humor hizo felices a millones de tarugos en todo el mundo. Desde luego a mí lleva una buena temporada haciéndome reir con sus barrabasadas.

Como último apunte, decir que su famoso grito debería ser reconocido por los fans más hardcorianos de Anthrax. Y hasta aquí puedo leer.

6 comentarios:

supersalvajuan dijo...

La mejor descripción del infierno. "Con esa mirada como si envidiaran a los muertos". Genial.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Diosssss xDDDDD lo del sándwich lo he pensado mil veces jajajaj

Por cierto, sobre Anthrax... I Am the Man con Belladona! Mítico! (aunque John Bush mola más)

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Por cierto el video ese con Aerosmith y Billy Idol desgraciadisisisimamente no va Crononauta!

Aitor Fuckin' Perry dijo...

jajajajja es la mejor versión de Wild Thing que he oído en mi vida jajaj y el videoclip entra directo a la liga de los más grandes, incluso superando a MC Hammer, Rick James y Weird Al Yankovic! Slash, Tyler y compañía se interpretan muy bien a sí mismos xD

Erik dijo...

Me ha encantado el video de Wild Thing, rematadamente bueno.

Creo que he visto alguno de los cameos de Sam en matrimonio con hijos. Esa serie me encanta, la veía en catalán y era un despelote total. Desde entonces yo paso de casarme y/o tener vecinos. Ah, y la version que se hizo en españa hace unos años... mierda total.
Ostia, parece que hayas hablado de Matrimonio con hjos XD.

Por cierto, muy bueno el blog.

Möbius el Crononauta dijo...

Supersalvajuan: un infierno inquietantemente real.

Aitor: muy bien, gracias por los avisos, y por la publicidad extra que has dejado por ahí. Has copado casi todos los comentarios, todo sea por el legado de Sam Kinison. Tienes mi glatitud. Ah, buen oído para Anthrax, no esperaba menos.
Realmente es un gran video el de Wild Thing, pero ten en cuenta que MC Hammer se lo tenía que currar solo, sin ayuda de grandes estrellas, sólo sus gafas y sus pantalones bombachos. El próximo paso es chequear la versión de Sam de "Are you Lonesome tonight".

Erik: la verdad es que ver Matrimonio con hijos en catalán no tendría sentido para mí, pero sea en castellano, catalán o hindi, Al nos enseñó muchas cosas, y por eso nunca está de más hablar de él. Desde luego su personaje tenía un espíritu muy Kinison.
¿Versión española? No mentes la soga en casa del ahorcado.

Me alegro que te guste, Erik. Pareces un tipo inquieto y con cosas que decir, así que bienvenido y pasa cuando quieras.