lunes, 20 de abril de 2009

Cinderella Man (2005)

Boxeo. Un deporte horrendo para unos, y noble para otros, que desde muy pronto entró a formar parte del mundo del cine, desde los mudos sketches de Chaplin y films de los 30 como El boxeador y la dama hasta biopics como Marcado por el odio. Fue tras la Segunda Guerra Mundial cuando el boxeo pasó poco a poco de ser parte de una subtrama a ser el protagonista del film, y cuando cada vez más Hollywood comenzó a mostrar el lado oscuro que envolvía al negocio de las peleas pugilísticas (como la magnífica Más dura será la caída) al tiempo que también se rodaban historias románticas sobre las contínuas caídas y alzadas de boxeadores que luchaban contra su destino. Y es que pocas cosas fascinan y conmueven más a un público que la lucha del eterno perdedor que acaba consiguiendo la oportunidad de reformarse y/o salir del anonimato, la pobreza, etc. Desde luego Cinderella Man, el hombre que no se dejó tumbar pertenece a éste último grupo.

La película narra la historia real del boxeador James J. Braddock, quien en sus días de gloria fue candidato al título de los semipesados, y que verá como su carrera se viene abajo por culpa de las lesiones, al tiempo que pierde todo lo que ha ganado debido al hundimiento de la Bolsa. La Comisión de Boxeo le acaba retirando la licencia, y Braddock se ve obligado a sobrevivir trabajando como descargador en los muelles, si tiene la suerte de ser elegido ese día. Su orgullo toca fondo cuando se ve obligado a recurrir a los servicios sociales para mantener a su familia en el pequeño agujero que tienen como hogar. Un día su preparador, Joe Gould, le ofrece un último combate, donde se embolsará un buen dinero gane o pierda, en el cual se enfrentará al candidato al título de los pesados John Griffin.
Cinderella Man fue dirigida por Ron Howard, un peculiar director que seguramente no cuente con muchos fans acérrimos ahí fuera, pero que en mi opinión es tan bueno como otros colegas suyos más reconocidos. Su principal problema, en mi opinión, es que parece ejecutar sus proyectos con la misma frialdad y profesionalidad con que lo haría un buen carpintero o un buen pintor de paredes. Sus films suelen tener un gran acabado, pero parece que les falte alma. Además, no siempre le encajan todas las piezas, y su carrera tiene tantas buenas películas como películas mediocres o poco interesantes. Con todo, tiene mis simpatías, como la tenía el señor Burns por el entrañable "Guiñitos".

Cinderella Man es un buen film basado en una curiosa e interesante historia real, que ofrece combates espectaculares pero realistas, y que ofrece un reparto sólido, en el que destacan el dúo de Braddock y su preparador Gould, interpretrados por "el Hispano" Russell Crowe y el gran Paul Giamatti, uno de los mejores actores actuales. El amigo Russell no parece que tuviera un rodaje fácil; algunos de sus contrincantes eran boxeadores profesionales y en dosis del realismo el australiano se jugó algún tortazo que acabó donde no tenía que acabar. Pero seguro que su dentista y los espectadores se lo agradacemos.
Quizás lo peor del film, al menos para aquellos que no sean detractores de Renée Zellweger, como es mi caso, es el a todas luces caricaturesco retrato del campeón de los pesados Max Baer, convertido en villanísimo en pro del dramatismo de la historia de Braddock. Sin duda la incidencia que ponen sobre la fama de asesino del ring de Baer en la película ayuda a la trama, pero tal vez no habría hecho falta para ello tanto regocijo sádico del campeón. De todas formas el retrato de Baer es sólo un detalle que no empaña el resto del film.
Cinderella Man es pues un buena película de Ron Howard, y ya sabéis lo que quiere decir eso: un entretenimiento perfecto para una tarde aburrida de domingo.

11 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Si la película es tan buena como el comentario que le haces...Entonces hay que buscarla

TSI-NA-PAH dijo...

Es verdad que sin ser la mejor pelicula sobre el boxeo ,es bastante entretenida y que grande Paul Giamatti si señor.

RAÚL dijo...

a mi me gustó, me creí a todos los personajes (se ve que russell ya tenía buen crochet de ir atizando paparazzis por ahí), y para ojos no severamente cinéfilos como los míos resulta satisfactoria. no soporto a renée briget jones, aunque la he visto recientemnte en appaloosa y oye, no lo hace mal.

supersalvajuan dijo...

Apuntada, verla y boxear.

Anónimo dijo...

La película es muy entretenida salvo cuando aparece la "Morritos" que merecía que la hubiesen subido al ring contra Bauer un par de rounds; es casi tan mala como el doblaje de los negros de Gran Torino...que ya es decir. Pero aún así, la película vale la pena.

Adrian Vogel dijo...

Buena peli y eficaz, como todas las de Ron Howard

Daniel Rivas Pacheco dijo...

El tema del boxeo en Hollywood persigue representar esa dualidad tan propiamente yanqui de ganadores y perdedores. Gracias a algunos buenos cineastas el tema ahora es más tridimensional. Espero que esta película no caiga en el maniqueísmo sencillo.

sammy tylerose dijo...

Denzel Washington no hizo tb una de boxeadores? Las unicas que controlo del ramo son Toro Salvaje ... y Rocky, por supuesto. Por cierto, ya que mentas a Los Simpson, Ron Howard ha tenido algún cameo que otro en la serie, y no suele salir demasiado bien parado!

Möbius el Crononauta dijo...

Ali Reyes: al menos seguro que pasas una hora y media bien entretenida.

Tsinapah: no, no es 'Toro Salvaje', pero tiene sus momentillos. Paul Giamatti incluído.

Raul: jaja desde luego, Russell venía entrenándose desde mucho antes.

Supersalvajuan: segundos fuera.

Anónimo: jaja pobre Renée. Imagino que yo tampoco debería soportarla, pero por alguna extraña razón me cae en gracia.

Adrian: exacto. Pero podría ser más eficaz. Como Rosendo.

Daniel RP: Yo diría que no lo hace, aunque obviamente tiene sus guiños a la comercialidad. Pero eso es verlo y decidir.

Sammy: Efectivamente, 'The Hurricane'. Creo que ya la comenté en su día. Tampoco está mal. Aparte de 'Toro Salvaje' y 'Rocky', si no aun no has visto 'Más dura será la caída' deberías verla cuanto antes, amigo. Y por supuesto 'Marcado por el odio'.
Jeje el amigo Ron ha mamado Hollywood desde pequeño, y no le importa autoparodiarse en Los Simpson. Como muchos otros entertainers.

Dr. Quatermass dijo...

Hola, por algún motivo las últimas peliculas sobre boxeo las tengo pendientes, tampoco he visto Alí... ¿alguien sabe que tal es?.

Y bueno no es de boxeo sino de Wrestling (que nada que ver ya lo se) pero cualquier excusa es buena para recomendar ese pedazo de masterpiece que es "The Wrestler".

Saludos!

marcbranches dijo...

Es una película mejor de lo que uno esperaría del académico Ron Howard, casi siempre un gran artesano de la emoción barata "te-cambio-una-película-por-siete-oscars". Y lo más increíble es que el guión es de Akiva Goldsman (compartido, eso sí), el perpetrador de aquellas maravillosas líneas de diálogo de mr. Frío en "Batman & Robin" ("permitidme romper el hielo"... dioxxxxx). Eso sí es un milagro y no los de Higuain.