lunes, 16 de marzo de 2009

Forrest Gump (1994)

Forrest Gump, una de esas cintas que en su día encantó a unos y aborreció a otros, pero que guste o no ha dejado su huella en la historia del cine y en la cultura popular (quién ha dicho lo de la caja de bombones o tonto es el que hace tonterías, o ha gangueado diciendo Gambas Bubba-Gump), y que dio un exagerado segundo Oscar consecutivo al señor Tom Hanks por hacer del tonto cinematográfico más famoso de los últimos lustros. En fin, yo me posiciono del lado de los gumperos, pues Forrest Gump me resulta muy entretenida, tiene una banda sonora excelente y repasa de forma ligera la historia de los Estados Unidos en la segunda parte del siglo XX. Y como eso incluye a Elvis, Vietnam o el Watergate, pues se me antoja de lo más interesante, oigan.

Supongo que la trama debe ser más o menos conocida por todos: un niño algo retrasado y con polio o algo así, llamado Forrest Gump, cuyo padre al parecer se largó nada más ver lo que se le venía encima, sale adelante gracias al indomable espíritu de su madre (una estupenda Sally Field), rompiendo barreras y hierros de las piernas, y sin enterarse demasiado acaba siendo protagonista de prácticamente todos los acontecimientos importantes de los Estados Unidos. Tras una tremenda y larga historia de amor no especialmente correspondido, Forrest acude un día a ver su amor de toda la vida, Jenny, quien le ha enviado una carta. Mientras espera el autobús y las plumas vuelan alto, Forrest pasa el tiempo dando la tabarra y ofreciendo bombones a quien quiera se siente a su lado en el banco.

Por lo pronto entre sus logros cabe destacar el haber inspirado ciertas posturas escénicas a Elvis, haberse convertido en un atleta de fútbol huyendo de los gamberretes del instituto, convertirse en un condecorado héroe en Vietnam, dar un inaudible discurso en una masiva protesta anti-Vietnam, representar a su país jugando al ping pong contra China, ser la chispa que inicia el caso Watergate, inspirar el modismo shit happens y las alegres caras yupis, poner de moda el correr de un lado a otro como una especie de apoyo a una causa, montar una exitosa industria de pesca gambitera, tener participaciones de Apple y un porrón de cosas más. Y todo eso mientras bebe los vientos por Jenny (la incomensurable Robin Wright Penn), una vecinita a la que conoce desde pequeño, y cuya relación siempre me ha intrigado.

A medio camino entre el pagafanteo y la hijoputez, Forrest siempre está allí para intentar salvar a Jenny, una chica que ya desde pequeñica tuvo problemas y que crece como una belleza bala perdida que trata de probarlo todo, y acaba convirtiéndose en la típica angel with broken wings, que va de desdicha en desdicha sin ser capaz de ver que Forrest será algo lento pero es un buen tipo que podría hacerla feliz. Pero que si quieres arroz, Catalina.
Aparte de que el bueno de Forrest de vez en cuando irrumpa en la vida de Jenny liándose a porrazos con el imbécil de turno que hace sufrir a la Jenny, la verdad, hay que reconocer que la Jenny es un poco putón. Entre mantener a Forrest entre el "te quiero pero de otra forma" y el "seamos amigos" y el "no soy buena para ti", para luego aparecer por su casa cuando no tiene a dónde a ir, para luego seguir lamentándose de lo malo que es el mundo con ella, la verdad es que no para de hacer sufrir al chico. Vale que la primera vez que intiman Forrest sufra de eyaculación precoz, pero cuando Jenny ya las ha pasado canutas, con prostitución y drogas de por medio, va a casa del por entonces ya millonario Forrest, se abrazan y lo pasan bien, se acuestan, ¡y se vuelve a largar! Y encima va y le suelta al pobre que no sabe lo que es el amor. Y no le escupe en la cara no sé por qué oigan. Y para colmo va Robert Zemeckis o el guionista o quien sea y le hace soltar a Forrest un extrañamente patético (al menos en el doblaje) "¿Por qué no me quieres, Jenny?" que por muchas veces que lo vea siempre me desarma, el tío cabrón. Y es que yo también he pasado por mis etapas Jenny-Forrest.
Y, en fin, la que le juega al final, ya es de juzgado de guardia. Que el pobre se pone nervioso y no sabe ni donde mirar. No me extraña, vaya hijoputez. Y es uno de esos momentos que dices, vale, Tom Hanks lo hace bien, pero vamos, tampoco es para tanto premio. O igual sí. Pero se lo podían haber dado a Travolta por ejemplo, que se lo merecía sólo por resurgir de los mira quien habla.

En fin, aparte de la intrincada historia de Forrest con el mundo y con Jenny, Forrest Gump hace gala de unos efectos especiales que en su día dieron mucho que hablar, haciendo babear a los de los telediarios y tal, y que desde luego eran curiosos. Vistos hoy en día en la tele se les ve un poco el plumero, pero bueno, ya se sabe que el CGI avanza que es una barbaridad.
Resumiendo, que Forrest Gump me parece una buena película, muy entretenida, y con una historia de historias y un desamor que, en el fondo, es bonito, pero en la forma, joder. Esa Jenny es un peligro emocional con patas.
Y no sé si Forrest será tonto, pero Sean Penn, ése, ése es muy listo.

18 comentarios:

Ivan Ignacio dijo...

muy buen post, veo en tu pefil que te gusta la literatura ademas del cine, te invito que pases por el mio, ya que esta, todos los meses tenemos un taller abierto

isobel dijo...

y yo pensando en la música, espero que la estén disfrutando los que me robaron el coche, besitos

paulamule dijo...

Pues yo soy de ese segundo grupo que no puede soportar la película ni al tontolaba del Tom Hanks haciendo de más idiota de lo que es. Salud.

marguis dijo...

Pues a mi me gusta la película... no hace mucho la volví a ver... me llamó la atención esa frase que dice Forrest, cuando Jenny apedrea su antigua casa: "A veces no hay suficientes piedras"...
:)

Castigadora dijo...

Esta no es una película, es una joya. No sólo por lo bello de la historia, y lo bien narrada que está, a todo ello debes unir la magnífica interpretación de Tom Hank, y la originalidad de la misma. En su momento fue una brisa fresca.
Como bien dices marco un antes y un después en el cine

Grandisimo post

ROCKLAND dijo...

En su día esta película me gustó y eso que no soportaba a Hanks.
Saludos

LoRbAdA dijo...

Una gran película, conmovedora y divertida a partes iguales. Hace poco la volví a ver por la tele y creo que es ya la quinta o la sexta vez que lo hago.

supersalvajuan dijo...

Y una banda sonora de traca.

sammy tylerose dijo...

ay forrest forrest ... asi como Metallica eran mi gran enemigo musical por su pique con GN'R, Forret Gump era el malo a batir en 1994 ya que rivalizaba con Pulp Fiction (peli que me tenía obsesionado) por un montón de Oscar. Hanks se llevó el gato al agua y lo odié durante una buena temporada. Años después vi Forrest Gump y, obviamente, me encantó, es un peliculón.

Fantomas dijo...

Es una buena película, que he visto por lo menos unas cuatro veces.

Saludos!

Marc Monje dijo...

Jajaja! Fantástico recorrido de la pobre Jenny. Yo tenía un recuerdo más benévolo del personaje...

¡Saludos!

Lillu dijo...

Pues nada, yo voy a discrepar con el tono general :D A mí no me gustó la peli cuando la vi y, como soy masoca, me leí el libro y tampoco me gustó XDD He de decir en mi favor que pocas cosas de Tom Hanks me gustan y creo que ese segundo Oscar fue de todo punto inmerecido. Ea :P

Eso sí, Sean Penn elige bien, cierto :D

saluditos!

Daniel Rivas Pacheco dijo...

Forrest Gump es el super éxito de taquilla que le hubiese encantado producir a Antena3 para pasarlo todas las tarde de domingo. Vaya por dios señores, que el señor da más vueltas que un tíovivo

Silvio dijo...

Llegué por casualidad. Excelente Blog.

Sobre Forrest Gump, coincido en tu apreciación acerca de que la banda de sonido es excelente (El "All Along the Watchtower" con los helicópteros sobrevolando Vietnam, es emblemático) y también sobre el hecho de que la película tiene un cierto tinte documentalista, que repasa desde la ficción acontecimientos salientes de los Estados Unidos, lo cual, a mí también me resulta atractivo, que joder.

Pero mi gran problema con Forrest Gump fue siempre ese aroma fascista que impregna la película, que termina por enaltecer la figura del poco pensante héroe de guerra norteamericano, que a pesar de todo toma la responsabilidad de criar solo a su hijo con convicción adamantina y moral a prueba de balas, mientras se castiga al personaje de Jenny por su vida disoluta, sumergida en el movimiento contracultural de la década del 70. Al fin y al cabo, todos sospechamos que muere de Sida ¿verdad?.

Encontré algunos puntos en común con la reciente "Benjamin Button", pero ese es otro cantar.

Seguiré husmeando tu sitio, y te invito a pasar por el mío.

Un abrazo desde Santiago del Estero, Argentina.

Una senderista. dijo...

Esta peli nunca le he visto entera de una sola vez, pero, a trozos si, no se por qué.

without dijo...

Pues a mi me parece una de las mejores peliculas que he visto y aunque quizás no apetezca verla más de dos o tres veces, merece la pena hacerlo por la banda sonora!

un saludo!

Angus dijo...

Me encanta, me conmueve, me emociona. Excelente BSO y para mi una de las pelis con mejores efectos especiales por lo bien integrados que estan en la historia.

saroide dijo...

Qué entretenida entrada para una peli, que sin estar entre mis favoritas, siempre me ha entretenido. Bs.