lunes, 2 de febrero de 2009

Harry el fuerte (1973)

Harry Callahan podría haber tirado al río su placa de policía al final de Harry el sucio, pero como dijo Clint Eastwood, "quizá estaba atada a una goma elástica y le volvió a las manos después de que acabase la película". Lo cierto es que tras el enorme éxito de la primera entrega una nueva edición era algo que tenía que llegar tarde o temprano, por lo que el actor y director, y ahora también productor, se embarcó en otra nueva aventura del expeditivo policía como proyecto de su The Malpaso Company.

Tras una secuencia inicial con una mano que sostiene una Magnum 44 y en la que tras apuntar a la cámara se escucha parte de la mítica frase que aparecía en la primera entrega, arranca el film con el juicio de un mafioso italiano al que dejan en libertar por falta de pruebas. El sistema que tanto irritaba a Harry en su primera aventura sigue sin funcionar, y muchos delincuentes siguen sueltos en las calles ya que la justicia no logra atraparles. Sin embargo parece que un motorista de la policía ha decidido tomarse la justicia por su mano, y acabar con todos los asesinos y delincuentes que andan sueltos por la ciudad a base de bala en la cabeza. Harry, a quien han apartado del servicio activo (tiene, como siempre, problemas con sus superiores), es finalmente readmitido para que, obviamente, de su merecido a los malutos de turno.

Ninguna de las secuelas que sucedieron a Harry el sucio puede comparársele, y Harry el fuerte no es una excepción. Eastwood llamó a un viejo conocido, Ted Post, para la dirección, para filmar un guión comenzado por John Milius y acabado de perfilar por Michael Cimino. Idea de Eastwood fue poner de enemigos a un escuadrón de justicieros policías. Quizás no fuera casualidad que, tras la gran oleada de críticas que le granjeara el perfil del primer Harry, en esta ocasión el teniente se mostrara menos ambiguo y más activamente defensor de la ley imperante. Lo cual no quita para que la Magnum vuelva a hacer de las suyas.

Harry el fuerte es un buen film de acción, que nos muestra al duro Harry de siempre pero que se ve obligado a posicionarse en esta ocasión más cerca de la ley al tener que enfrentarse a un grupúsculo de policías que han llevado sus métodos a una ilegalidad total. Esta nueva visión de Harry es uno de los puntos más interesantes de la película, poniendo en contraste al viejo Callahan con sus nuevos "imitadores".
Salvo esa pequeña revisión del personaje, y salvo que en esta ocasión el resultado no es tan brillante, el resto de ingredientes del sucio policía siguen ahí. Disparos, frases socarronas, y escenas de Harry frustrando crímenes. Si antes eran atracos, en esta ocasión es el secuestro de un avión, en el que Eastwood muestra, antes de entrar en acción, una de sus típicas sonrisas socarronas.

En el reparto podemos destacar a dos populares rostros de las series policíacas de los 70 (David Soul y Robert Urich), a un secundario de carácter como es Mitch Ryan, con un breve pero interesante personaje de un policía corroído por la inoperancia judicial, con varios matrimonios fracasados, y que podría considerarse como una versión de Harry debilitada por el peso de la vida. Albert Popwell (que juraría es, junto al propio Eastwood, el actor que más veces repite en la saga de Harry) vuelve a aparecer en pantalla interpretando a un chulo que envenena a una prostituta, y que como no podía ser de otra acaba recibiendo. Para el espectador más voyeur, apuntar que la rubia que se despelota en la piscina durante la fiesta de unos gánsteres es Suzanne Somers.
Harry el fuerte es una digna continuación de la saga de Harry Callahan, y ello debería bastar para que cualquier seguidor del policía empuñamagnums que no haya visto esta segunda parte se decida a verla.

Leer critica Harry el fuerte en Muchocine.net

9 comentarios:

LoRbAdA dijo...

La primera es una obra maestra del género sin la cual, sagas como la de la Jungla de Cristal o Arma Letal no existirían. Harry el Fuerte creo haberla visto cuando era uncrio y no la recuerdo.

Hace tiempo que quiero pillarme la saga entera, incluida la última de Eastwood, Gran Torino, que en su momento se rumoreó que iba a ser una nueva película de Harry El Sucio pero que finálmente parece que se ha quedado en un pequeño homenaje a este pero con otros ingredientes.

Noemí Pastor dijo...

Ya te he contado que yo no tengo a Harry en un pedestal. Por eso me metí con "El intercambio". A ver qué pasa con la última. Ya tengo ganas de verla.

Akeru dijo...

El sábado tuve la suerte de poder ver El Gran Torino...

Absolutamente genial. Solo alguien como Eastwood puede contar una historia tantas veces contada y darle un nuevo enfoque tan magistral, con un final absolutamente sorprendente.


Muchos besos...

Lillu dijo...

Opino lo mismo que Lorbada: McClane existe gracias a Callahan :) Creo que esta que comentas no la he visto, pero mentiría si digo que es la primera vez que confundo las películas de esta saga...

saluditos

Alex dijo...

GRAN PELÍCULA

Fantomas dijo...

Gran película al igual que toda la saga del único e inigualable Harry Callahan.

Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

Lorbada: pues sí, el personaje de Harry marcó una época, no hay duda. Espero ver Gran Torino pronto, antes de que me de algo.

Noemí: Veremos a ver, veremos a ver.

Akeru: tengo que ir a ver El intercambio y Gran Torino. ¡La espera me corroe!

Lillu: bueno, hay cinco de Harry, si has visto cinco, habrás visto ésta.

Alex: no tan grande como la primera, ¡pero sí!

Fantomas: uno de los personajes definitivos de la historia.

Castigadora dijo...

Es toda una serie de películas estas que me hicieron ver cuando era una cría a mi padre le encantaba.

Un grandisimo post

Besos

Daniel Rivas Pacheco dijo...

Esta película da el perfil de cine para nada más que te has despertado: un poquito de acción para el cuerpo.

Esa imagen del Magnum es un icono, y es que, nada otorga más prestigio que un revolver de ese calibre