miércoles, 28 de enero de 2009

Norte y Sur

Siendo un crío trataba de no perderme un sólo capítulo del culebrón de época norteamericano Norte y Sur, basada en una trilogía de novelas ambientadas en la Guerra de Secesión escritas por un tal John Jakes. Hoy no sé si volvería a disfrutar de un teledrama tan lacrimoso, pero por entonces era una serie con la que disfrutaba mucho.
Aparte de las ocasionales escenas de batallas, seguía con fruición la difícil amistad del sureño Orry al que daba vida Patrick Swayze y el norteño George (James Read). Temía al psicópata Bent (Philip Casnoff), y me sacaba de quicio la maldad de la caprichosa Ashton. Me desesperaba la eterna e imposible historia de amor entre Orry y la preciosa Lesley Ann-Down, que le hacía a uno sacar el caballero sureño que lleva dentro, tratando, impotente, de protegerla de quien era sin duda el personaje más carismático de la serie, y uno de los villanos más cabrones de la historia de la televisión: Justin LaMotte, el despiadado dueño de una plantación de algodón que hace la vida imposible a la pobre Lesley Ann-Down. El personaje de Justin fue una buena demostración de que David Carradine podía ser un gran maluto, cosa de la que Quentin Tarantino también se dio cuenta, ofreciéndole un jugoso papel en la bilogía de Kill Bill.


Justin LaMotte, hombre malo

Años más tarde descubrí (o más bien redescurí) el drama sureño definitivo, Lo que el viento se llevó, pero de eso ya hablaré en otra ocasión. Hoy simplemente me apetecía recordar una serie que me proporcionó en su día un buen puñado de horas entretenidas. Aparte de hacerme intuir que el corsé era un gran invento para realzar ciertas cosas. Pero esa, también, es otra historia.

17 comentarios:

Perem dijo...

Estas hablando de ya hace algunos años.........

saroide dijo...

ay, qué recuerdos; era yo canija y lo veía con mi familia, no sé si sería una reposición (o no, que ya tengo los 30 jajjaja). ¡Me encantaba la intro con la música del principio!

Insisto: qué productividad, Moeb, casi no me da tiempo a seguirte y eso que te tengo casi siempre abierto en una ventana y navego mogollón en casa y el trabajo -cuando me dejan-. Besines.

Nina la ratona dijo...

Pues yo no lo había escuchado en mi vida.

Akeru dijo...

La serie que hizo famoso a Patrick Swayze...

Coincidencia, la película de la que te hablé en mi anterior comentario está protagonizada por él y por Wesley Snipes y John Leguizamo... y no es una peli de acción...

A mi me gustó mucho -aunque solo sea para ver a dos duros de Hollywood en un rol nada machorro-.


Three Lemmy for the Elven-kings under the sky,
Seven for the Dwarf-lords in their halls of stone,
Nine for Mortal Men doomed to die,
One for the Dark Lord on his dark throne
In the Land of Mordor where the Shadows lie.
One Lemmy to rule them all, One Lemmy to find them,
One Lemmy to bring them all and in the darkness bind them
In the Land of Mordor where the Shadows lie.


Besos metaleros, mi viajero musical...

Blue Monday dijo...

Verdaderamente no me explico como el cojitranco Orry bailaba tan bien en "Dirty Dancing".
Saludos desde la cueva.

Adrian Vogel dijo...

Estaría viviendo en otro país. No me suena de nada.

tomas dijo...

Uf, vaya serie y vaya recuerdos. De los que marcan a una generación.

Tarquin Winot dijo...

Todo un clásico. A mí, Lesley Ann-Down me ponía fatal de la ingle. Era una serie portentosa, con una música que levantaba la moral de cualquiera y con unos personajes que se quedaban contigo toda la semana hasta el capítulo siguiente.

Que apenas la recuerden tus habituales me hace darme cuenta de que tengo más años que Manolete.

¿Alguien recuerda otra genialidad de la época que se llamaba "Caida y auge de Reginald Perrin"? Eso sí que era un producto friki.

manurhill dijo...

Tengo un buen recuerdo de la serie en su día, hoy no sé si la vería con tan buenos ojos.

Saludos

Noemí Pastor dijo...

Ya te he contado que yo tuve una época en la que no veía televisión y esta serie (y otras muchas míticas) me la perdí. Ahora me estoy desquitando.

Belén dijo...

Que buena por dios!!!!!!!!!

Anda que yo también lo seguía si señor :)

besicos

Lillu dijo...

Yo no la vi en su momento pero recuerdo que a todas las mujeres les volvía locas Patrick Swayze.

Oye, dejo de venir dos días y ya tienes tropecientos posts! XD No me da tiempo a leer, jaja.

saluditos

Möbius el Crononauta dijo...

Perem: eso parece...

Saroide: ¡a mi también! Productividad... bueno, diez o quince minutos es difícil no tenerlos al día...

Nina: ¡pues estarías viendo la 2! Porque más canales no había.

Akeru: pobre Patrick, por cierto. Aunque no la he visto, sí que recuerdo fotos de ellos trasvestidos, y eran atómicas.
Ahora la leyenda está más completa, solo falta un Night Elf mohawk...

Blue: ¡milagros del cine!

Adrian: segunda mitad de los 80. No recuerdo el año exacto. ¡Pero aun no había privadas!

Tomas: yo la recuerdo con cariño, desde luego.

Tarquin: vaya, yo que la recuerdo, espero no ser tan viejuno. ¡Por cierto esa que dices ahora mismo no me suena de nada! Pero a Lesley, ¡cómo olvidarla!

Manurhill: también yo me lo pregunto.

Noemí: las hay más míticas aun. Pero tiempo al tiempo.

Belén: ¡enganchaba, eh!

Lillu: Patrick era mucho patrick. No eres la primera persona que me lo comenta. Igual debería echar el freno (cosa que tarde o temprano voy a tener que hacer, por cierto).

paulamule dijo...

Dios mío qué recuerdos. Cómo me gustaba esta serie y qué alegría volver a escuchar esa melodía con los créditos. Salud.

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

yo amaba ver esta serie de pequeño (tendría yo 6 o 7 años creo).

Eso sí, ahora me da pereza retomarla para no perder la magia ni los recuerdos que tengo de entonces (no quiero estropear esa magia).

Alí Reyes H. dijo...

La caprichos Aston era una mujer perturbadora, por decir lo menos.

----------------------------

Acabo de colgar una foto de tu blog en tigrero. Gracias hermano

Sugarglider dijo...

Al principo planteaba de forma muy interesante la situación de los esclavos del sur comparándola con la de los trabajadores libres de las fundiciones del norte... luego se iba todo en líos de camas.
Recuerdo que Gene Kelly aparecía como plato fuerte en la publicidad, y luego uno se tragaba capítulo tras capítulo esperándo verle y nada... al final su actuación debía ser de cinco minutos.
De Robert Mitchum ni me acordaba... y tampoco de Kristie Alley, y eso que sale la primerita en los créditos.

"Caida y auge de Reginald Perrin".
Era inglesa. La historia de un tipo que decidía acabar con todo y empezar una nueva vida, para lo que fingía su propio suicidio, dejando sus ropas tiradas en la playa, como si se hubiera metido en el mar para ahogarse... había unos sillones en la oficina del jefe que hacían un ruido de pedo cada vez que alguien se sentaba en ellos, y, en el último capítulo, acababan todos los personajes abandonando sus ropas en la playa como habá hecho el protagonista al principio... me gustaría volver a verla, creo que ahora le sacaría más jugo.
Saludos a todos.