jueves, 8 de enero de 2009

Martin Scorsese, l'émotion par la musique


De entre los directores de cine que han mostrado un especial talento para combinar música ya existente e imágenes en sus películas, destaca sin lugar a dudas Martin Scorsese. La mayoría de sus películas cuentan con excelentes bandas sonoras, que suelen estar hechas a base de retales sacados de la música popular y de la música clásica. El documental francés Martin Scorsese, l'émotion par la musique nos acerca a la visión del director sobre el cine a través de la música.

En una interesante entrevista Scorsese comienza narrando cómo suele preparar las escenas de sus películas mientras trabaja sobre el guión, partiendo normalmente de una pieza musical que selecciona de un montón de discos de la época en que tiene lugar el film hasta dar con la que cree más acertada. En cierto modo, es la canción la que determina la escena, y no al revés.
Cuenta Scorsese que su apego a la música popular y clásica se debe a su infancia en un barrio italiano de Nueva York, el cual solía observar desde la ventana de su piso. Con el buen tiempo las ventanas de los edificios quedaban abiertas, y mientras la vida transcurría en la calle, con escenas cómicas, dramáticas o violentas, cuenta Scorsese que en muchas ocasiones sonaba algún disco o alguna radio, con lo que su visión del mundo tuvo mucho que ver con el modo en que sus películas se convierten en nuestra particular ventana al mundo.

Entre otras cosas Scorsese comenta también el apego que siente hacia la ópera Cavalleria Rusticana, y la influencia que tuvo en él La Pasión según San Mateo de Bach. También cuenta cómo. en sus comienzos como director durante su etapa universitaria, fue Anton LaVey quien le convenció para que usara canciones en la banda sonora sin preocuparse demasiado por los derechos de autor, y el impacto que tuvo sobre él la película de LaVey Scorpio Rising, y como el satanista le puso en el camino de Bernard Herrman, con quien colaboraría en Taxi Driver, una película que Scorsese no podía concebir con música popular. El director también puntualiza el uso de algunas piezas en películas como Toro Salvaje, Malas Calles, El aviador o Gangs de Nueva York, donde confiesa que por primera vez tuvo problemas para combinar la música de la época con la banda sonora compuesta expresamente para el film.
Por último Scorsese nos habla de algunos de sus compositores cinematográficos preferidos (Max Steiner, Herrman, Bernstein) y de El último Vals y otros de sus documentales sobre música.

7 comentarios:

Angus dijo...

Esta tengo que verla...
Gran talento el de Scorsese para usar piezas clásicas, si señor, pero también usa música popular de manera magistral (Robbie Robertson ha sido productor/asesor de la banda sonora de varias de sus películas, como Casino)

Blue Monday dijo...

La banda sonora de Infiltrados me tiene atrapado. Vaya mezcla de rock, folk, tango y melódico que utilizó este genio. Lo que no sabía es que le gustaba tanto Cavalleria Rusticana, la pieza preferida de mi abuelo.
Saludos desde la cueva.

Möbius el Crononauta dijo...

Angus: clásica, rock, pop... todo lo usa estupendamente. Desde luego, su relación con Robbie le viene de antiguo.

BlueMonday: pues creo que a Scorsese también le venía por su abuelo...

Adrian Vogel dijo...

Ayer primer día de rebajas quise comprarme “Shine a light” su peli sobre los Stones. Sólo estaba en blueray y en una caja edición de lujo. Volveré a intentarlo (es mi realizador preferido de musicales y de films de mafiosos).

¡Qué bueno que acabaste Bearn! Enhorabuena. Seguro que la de Lemmy es más ligera de digerir….

Möbius el Crononauta dijo...

Adrian: cuerpo a tierra, ¡aqui viene el BlueRay!
'Shine a Light', aparte de ser un concierto de Sus Majestades, es toda una lección de cómo rodar un concierto. Muchos deberían aprender.

Ya era hora sí. ¡Era casi algo personal! El de Lemmy tiene pinta de ventilármelo en un pispas

Noemí Pastor dijo...

¿Dónde, cómo o de qué manera me agencio yo el documental?

Möbius el Crononauta dijo...

Supongo que he ahí el problema. Yo lo vi en un canal autonómico... prueba en esos sitios que tan poco gustan a la SGAE