martes, 6 de enero de 2009

El perdido arte de guardar un secreto

Imagino que debió ser en el verano del 2000. Me encontraba en tierras catalanas, en las fiestas del pueblo de los primos de un compañero de universidad, cercano a Vilanova i La Geltrú. Se aproximaba la hora de comer, y nos encontrábamos en el salón de la casa haciendo tiempo, con la televisión encendida, sin sonido, hablando de cualquier cosa. Estaba puesta la MTV. Un videoclip llamó mi atención. Subí el volumen. Aquello sonaba muy bien. "The Lost Art of Keeping a Secret". Asi fue como entré en contacto con The Queens of Stone Age. En un principio no reconocí a Josh Homme. Cuando me hice fan de Kyuss el grupo ya no existía. Y ahora me encontré con esto, que sonaba tan distinto de aquel magnífico grupo. Pero al mismo tiempo había algo familiar. Quien iba a pensar entonces que los QOTSA iban a hacerse tan populares. Si hubo alguna vez un atisbo de posibilidad de que se reformara Kyuss, me temo que murió con el éxito en solitario de Homme.

Hoy los Reyes no me han traído nada. Así que os dejo con las Reinas.



Cargado por QOTSA

6 comentarios:

isa dijo...

como con tanto como escribes, no reservaste unas letrillas para esos tres, besitos

sylvia dijo...

¿Que no te han traído nada??

Pues aquí ejerzo yo de reina maga pagana por un día...

http://www.youtube.com/watch?v=KM6o1Hv7ec0&feature=related

[No había visto el vídeo que has puesto y hace poco me dieron a conocer la canción...]

argos dijo...

una buena canción del verano del 2000, pues te han traído buena memoria (acústica). A mi carbón!

saludos

Angus dijo...

¿Qué te dije de David Grohl hace un par de posts? Él fue mi puerta de entrada a los QOTSA: cuando me enteré de que tocaba la batería en el Songs for the Deaf, me picó la curiosidad y me compré de una tacada ese y el Rated R sin haber oído nada antes; una de las mejores cosas que he hecho nunca: desde entonces los sigo fielmente y me han dado muchas satisfacciones.

Möbius el Crononauta dijo...

Isa: eso me pregunto yo.

Sylvia: gracias por el regalo. ¡Animal rockea!

Argos: bueno, el carbón ya es algo.

Angus: otra cosa no, pero Dave sabe elegir con quien colabora.

RAÚL dijo...

esas epifanías reveladoras son de las que nunca se olvidan. gracias por el regalo!