domingo, 14 de diciembre de 2008

Uzzhuaia

Vaya por delante que no soy el mayor fan de Uzzhuaia que hay por estos andurriales, pero el fin de gira que se marcaron ayer me hizo reflexionar un poco. Aunque es cierto que jugaban en casa, si en el resto del país obtienen un nivel de respuesta como el que consiguieron anoche, y su nombre va de boca de boca, creo que están a un paso de dar el gran salto cuantitativo (veremos si cualitativo) hacia la popularidad y el, digamos, "estrellato" (¡si es que eso existe en España!). Desde luego parece que la banda ha apostado por ello, y veremos si consiguen hacerse paso entre las radiofórmulas sin verse engullidos por ellas. Y una cosa es abrirse a las melodías y a un rock menos cerrado, y otra perder el oremus como hicieron otras bandas (una en particular que seguro que todos tenemos en mente) de rock en castellano. Ojalá tengan suerte y alcancen el estatus que se merecen, y lo que es más importante, seban mantenerse ahí.

Por otro lado, el fin de fiesta que se marcaron anoche fue todo un menage a trois de rock and roll como pocas veces se ha visto por aquí (al menos en salas tan grandes como la Greenspace). Aparte de los Uzzhuaia el triple cartel quedó completado con otras dos puntas de lanza del nuevo rock valenciano, Sweet Little Sister y Stone Circus. Las chicas (¡y chicos!) de Sweet Little Sister hace tiempo que dejaron de ser una promesa y son ya una realidad (¡esta frase ha quedado de periodista musical serio! ¡horror!). Sonaron muy compactos, demostrando que han aprendido mucho durante el camino, caminoque se están labrando desde hace años y que debería llevarles a buen puerto. Y Stone Circus están dando que hablar desde hace un par de años, y tienen un gran potencial. Al igual que me ocurre con Uzz y SLS, unas canciones me gustán más, otras menos, pero eso es lo de menos. Hacen rock and roll en una tierra que de la noche a la mañana se convirtió en uno de los sitios menos rockeros del país, y sólo por eso ya se merecen un aplauso, gustos aparte.
En resumen, lo que se vivió ayer fue toda una fiesta que culminó con las tres bandas en el escenario a ritmo de "Nuestra revolución" de Uzzuhaia; más que una canción, ya es un jodido himno. En directo es puro veneno. Una canción así debería estar sonando en todas las radios, en vez de las excrecencias plúmbeas que nos suelen endosar. Pero que si quieres arroz, Catalina...

3 comentarios:

Adrian Vogel dijo...

El otro día comiendo con Vicente "Mariskal" Romero me hablaba maravillas de su última actuación en Madrid. Me alegré (más vale tarde que nunca) que le gustasen. Y le comenté que ya llevaban tiempo y se lo merecían. Y le ponía un ejemplo: cuando edité “Operación Polonia” de La Mano Cornuda (su segundo) ellos ya llevaban dando vueltas y eran un referente para los de La Mano Cornuda.

sammy tylerose dijo...

Bien por ellos! Sería muy bonito si alcanzaran el éxito mainstream.

saciuf dijo...

Estuvieron hace poco por aquí y no pude ir :( la próxima vez, aunque tenga que perder alguna "amistad", no me los pierdo.