lunes, 1 de diciembre de 2008

The Honeymooners

Como serie de televisión la vida de The Honeymooners fue increíblemente corta, apenas 39 capítulos. Sin embargo su popularidad fue enorme, convirtiendo a los personajes que en ella aparecían en iconos de la historia de la televisión norteamericana. No fue la primera comedia de situación televisiva como tal, pero marcó un precedente para las series basadas en matrimonios de clase media-baja que parecen vivir inmersos en una pelea.

The Honeymooners nació del deseo del actor Jackie Gleason de introducir en el programa Cavalcade of Stars números basados en la vida cotidiana. Fue así como nacieron Ralph y Alice Kramden. Ralph es un trabajador que se siente fracasado y tiene permanentes sueños de grandeza, y planes absurdos para salir de pobre. Quizás no sea demasiado avispado, y su temperamento le hace estallar cada dos por tres. Alice no es la típica esposa dulce que Ralph desearía que fuera, y no duda en hacerle notar lo absurdo de sus planes y otros detalles que no son del agrado de Ralph. Si la poca paciencia es lo que distingue a Ralph, la lengua afilada es el rasgo más característico de Alice.


El primer sketch

Los números de Ralph y Alice tuvieron mucho éxito, y cuando a Gleason se le acabó el contrato, la CBS le echó la caña con un jugosísimo contrato, naciendo así la serie propiamente dicha de The Honeymooners. Jackie trabajó con el mismo equipo y actores, y aunque la serie empezó con buen pie, poco a poco la competencia mostró ser demasiado fuerte y tras 39 capítulos la serie fue cancelada. Sin embargo, Gleason nunca se despegaría de los personajes de The Honeymooners, y allá donde fuera tarde o temprano aparecería algún número de los Kramden. El peculiar matrimonio formado por un hombre con sueños de grandeza y una mujer con los pies en el suelo se convertiría un modelo para otras series como Los Picapiedra. The Honeymooners es hoy un todo un icono televisivo, y no es extraño que se les dediquen homenajes y referencias en series como Los Simpson, Futurama o Padre de familia, donde las apariciones de Ralph son recurrentes. Los famosos "¡zas!, ¡pow!, ¡en toda la boca!", y resto de onomatopeyas que usaba Ralph para amenazar a Alice (como diría Peter Griffin, sustitutos de violencia doméstica) se convirtieron en recurrentes y características frases de la serie. El One of these days, Alice... Bang! Zoom! Straight to the moon! es tan reconocible en los USA como el what's up, doc? de Bugs Bunny o el d'oh de Homer Simpson.
Así que propongo que en vez de martirizarnos con Matrimoniadas emitan en España The Honeymooners, y nos dejen disfrutar con el inimitable Jackie Gleason y su mal genio onomatopéyico.

4 comentarios:

el rayo verde dijo...

siempre descbriendo cosas por aquí.
y muy bien contadas.
abrazos

Adrian Vogel dijo...

Es una de mis series favoritas. Tengo VHS grabados de la tele (repeticiones en los 80). Pero no creo que tenga buena traducción. Demasiado localista. Aparte de ser reflejo de una época determinada en EE.UU.

Décadas después hicieron The Jeffersons, siguiendo el mismo esquema, pero cambiando la raza de la familia. También delirante.

Möbius el Crononauta dijo...

rayo verde: gracias. Saludos cordiales

Adrian: ¿la pusieronen los 80? Vaya... no me la imagino doblada.
Las apariciones de tito Jefferson en 'El principe de Bel-Air' eran atómicas.

Adrian Vogel dijo...

Perdón, me refería en los 80 en Nueva York (emisora local, canal 9)