miércoles, 24 de diciembre de 2008

Discos que difícilmente olvidarán

¿Qué fue antes, el disco o la portada? ¿Van calidad musical y el anglicismo artwork de la mano? ¿Puede una cutreportada albergar música celestial? Lo que van a leer a continuación no es una respuesta a estas preguntas. Tómenlo como una curiosa guía de regalos navideños, o como un arma que entregar al enemigo mediante su propio caballo de Troya en forma de vinilo. En este último caso habrán notado que según que discos es probable que sean difíciles de devolver. También pueden tomarse esta lista como una broma. Pasen, vean, lean, y si se atreven... vayan a por ellos y escuchen.


Puesto que estas fechas están pensadas para niños y gente de mente infantil, lo mejor es comenzar con un disco para niños. Si tiene usted hijos y quiere un regalo más tradicional que el típico Ipod, móbil de última generación o el típico videojuego de ultraviolencia, regale a su retoño un disco de Cepillín, que enseña a la par que entreteniene. Si su vástago desarrolla un mínimo gusto por lo auténtico, conservará ese LP el resto de sus días. Yo lo habría hecho.


Para los cuñados y suegros amantes del remember hay un regalo perfecto, un pequeño artefacto pillín con el que podrán solazarse en su intimidad, cuando están de viaje de negocios, en esos pequeños momentos cariñosos en que no tienen a su costilla cerca. Seguro que ese querido cuñado de humor fino fino se enamoró en su día de Tootsie. Ustedes no podrán proporcionale a Dustin Hoffman, pero por uno o dos euros podrán encargar el disco de Joyce, una Tootsie de tercera que los pondrá a tono con su tremendo himno "I Get Excited". Esos particularmente "queridos" familiares podrán ver cómo todos esos años de chistes groseros, risotadas y palmadas de Conan en la espalda tienen su fruto.

Gracias a Dios existe música para cualquier actividad humana. Por muy loca que le parezca la idea, seguro que alguien en algún lugar ha pensado y grabado tranquilas piezas lounge y música de ascensor para su actividad favorita. ¿Colecciona sellos? ¿Es usted uno de tantos hipocondríacos que colapsan los teléfonos de ayuda médica? ¿Memoriza guías telefónicas? ¿Levanta ciudades para hormigas con macarrones? ¿Descuartiza cuerpos en la intimidad de su salón? Tranquilo, existe la música adecuada para usted.
Seguro que usted, amable lector, tiene algún pariente que trabaje en la industria petrolera. ¿Quién no lo tiene en estos días de abundancia? Por supuesto, existe un disco ideal para ese primo lejano que vuelve siempre manchado de negro por Navidad. Music To Drill Oils Wells By es un disco que nunca falla en estos casos.

Los fans de Will Ferrell también están de enhorabuena. Cómprele a su peluquero una copia del fabuloso trío dorado The Links, y a cambio obtendrá un estupendo peinado Ferrell que podrá lucir en todas las fiestas, saraos y reuniones familiares que se acercan.


Si es usted coreano, le encantan las lámparas, y le encanta celebrar la Navidad con buen rollito de primavera, pavo, o de gato o de perro, este disco lleva su nombre.


La Navidad une a las familias. La Navidad une a los amigos. Hay que ser comprensivo con las faltas de los demás, sonreir, repartir mantas en vez de somantas (de palos, claro) y congraciarse con el prójimo. Es momento de llamar a esas personas con las que no nos llevamos demasiado bien, y hacerles saber que las apreciamos igualmente. El trepa de la oficina. El novio chumbachumbero de nuestra prima. Aquel amigo que decidió ahorrarnos el peso que suponía salir con una chica guapa e inteligente, aunque sus códigos éticos fueran, como mínimo, cuestionables. Hacerle saber a ese profesor que no paraba de soltar capones lo mucho que nos ha ayudado en la vida su particular metodología. Y para enterrar el hacha de guerra nada mejor que un disco de Mike Adkins. Especialmente "Thank You For The Dove", cuya portada así a primera vista se antoja como una extraña metáfora de la paz mundial. O no. Regalen "Thank You For The Dove" y sus enemistades pasarán a la historia. Gracias por la paloma, querido Adkins...

Ya es hora de acabar con la hegemonía de los demás familiares y amigos que se llevan la gloria en todas las fiestas y comilonas con sus chistes matadores y sus anécdotas hipnóticas. Aquellos de nosotros cuyo carisma se ve superado por el de las bolas navideñas (¡y qué decir de las luces de colores que se encienden y se apagan!) hemos de llevarnos por una vez toda la atención del sarao en cuestión. Que por una Navidad al menos seamos nosotros el rey de la fiesta. Para ello nada mejor que pinchar el disco de Freddie Cage "All My Friends Are Dead". ¡Con ese alegre espíritu es imposible no ser recordado!


La españa cañí tampoco debe ser olvidada. Cuantos no son los familiares que solazan a sus oídos con lo mejor de la música autóctona. No cualquier música, no, sino esa que se sólo se puede encontrar en gasolineras y cubetas de saldo. Es difícil quedarse con toda la inabarcable gama de talentos escondidos que pululan por ese particular género "musical". Por tanto, a modo de presentación, he escogido un artista al que le tengo especial querencia. Un hombre de extensa carrera pero que grabó sin saberlo un single perfecto. Un pequeño EP en el que figuraban un par de sus éxitos, "Me fumao un canuto" y "Cara a cara". Y en la combinación de ambos temas (en realidad nadie me convencerá nunca de que fueran dos canciones distintas) reside la canción que hará temblar al mundo, derribando a Brirnis Spirs y Jaisculsmusicals, y poniendo a Toni el Gitano en el lugar que merece: el de inigualable Rey del Pop. Wacko Jacko tendrá que hacerse a la idea. Toni is the shit!

Es Navidad. Todavía quedan gorilas. Hay un Día del Disfraz del Gorila. Hay acordeones. Hay una Mighty Accordion Band esperando a hacer de su hogar un gorilesco templo del sonido de acordeón.


Creo que con esto tienen dónde elegir. Si quieren más, lean mi postdata. Y ahora busquen, comparen, compren y regalen. Verán que tiernos resultados. No hace falta que me lo agradezcan. La cinta de Moebius vela por ustedes y se dedica a servir y proteger. Su felicidad es nuestra recompensa.

PD: gracias a los chicos de BizarreRecords por sus siempre acertadas recomendaciones.

8 comentarios:

raskolnikoff dijo...

jajaja ya se que regalarle a mi hermano, Moebius!!! El elepe en casetes de Toni el gitano, voy a hacer un viaje trans-gasolineraico a ver si lo encuentro.

Mil gracias!!!

taratela dijo...

No se como voy a poder agradecerle Moebius estas recomendaciones. Esto no tiene precio, impagable!!
jejejjeje
Felices diassss!

Lotte dijo...

Gracias!! Mi cultura musical acaba de dar un salto!!

Feliz Navidad, te regalaría un disco, pero....

Adrian Vogel dijo...

Jajaja

Una vez que ya sabemos que el huevo fue antes que la gallina, hoy descubro con infinito placer que las portadas son anteriores a los discos. Porque en realidad fue todo un ardid desarrollado entre los insignes diseñadores –que ilustran este post- y el Sr. Edison.

LoRbAdA dijo...

Diosss!! Toni El Gitano!! Acabo de tener una revelación. ¡Qué declaración de intenciones en el titulo del single!
Bueno, no sé si este hombre después de tantos años se habrá pasao ya del canuto al basuco pero merece ser recordado jaja.

Higronauta dijo...

Que quiere que le diga, si ya algunos sufrimos todavía las consecuencias de los Payasos de la Tele, llegar a mamar desde la tierna infancia a Cepillín puede ser motivo de encierro inmediato (ya sea por causas mentales o por violencia inherente, o ambas dos cosas).

Y a qué llegar que me ha llegado al alma su opción tonigitanesca. Cuán grande y qué poco reconocido está ese mostrenco.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Te recomiendo fervoroso el gran 'Madre, soy cristiano homosexual' de ese poeta maldito llamado Jose Ángel. A la altura de esta lista querido Crononauta. Bueno, no supera el Me fumao un canuto pero ay, casi está a la altura jajaj

Inos. dijo...

¡Jua jua jua..! ¡Te has pasado, macho, con tamaña recopilación de sugerencias! Lástima que Camilo Sesto nunca sacó un álbum navideño...

Salú.