sábado, 29 de noviembre de 2008

El último hombre sobre la Tierra (1964)


El último hombre sobre la Tierra fue la primera adaptación cinematográfica de la mítica novela de Richard Matheson Soy leyenda. Abandonado el proyecto por los estudios Hammer, el productor norteamericano Robert L. Lippert decidió sacarlo adelante rodando en Italia con medios y equipo italianos para abaratar costes. La gran atracción del film sería la participación del Maestro del Terror Vincent Price como el personaje principal, el doctor Robert Morgan.

La trama seguro que es más o menos conocida por todos: una extraña enfermedad se extiende por la Tierra, con un virus fatal que convierte a cadáveres y seres vivos en una especie de muertos vivientes vampíricos. Tan sólo parece haber un superviviente, el citado doctor Morgan, quien por el día arregla los desperfectos de las defensas de su casa, se abastece e investiga tratando de encontrar un remedio contra la enfermedad. Por la noche se defiende de los ataques de los condenados, quienes se esconden durante el día.

El último hombre sobre la Tierra es un pequeño clásico de culto de la Serie B, cuyos efectos especiales consisten principalmente en calles vacías y un puñado de zombies zarrapastrosos que parecen recién levantados de un fumadero de opio. El film no cuenta con las espectaculares imágenes de un Los Angeles o un Nueva York vacío (aunque bueno, hay escenas rodadas en Roma), pero en cuanto a la atmósfera general no difiere demasiado del The Omega Man de Charlton Heston, aunque en aquella los malutos sean en realidad más psicodélicos. Ninguna de las dos versiones es espectacular, pero ambas se benefician de tener a un actor principal que suple cualquier otra carencia. Personalmente le tengo un cariño especial a la versión setentera, pero amigos, en El último hombre sobre la Tierra tenemos a todo un Vincent Price, cuya personalidad solía estar siempre por encima de los films que rodara. Sólo su presencia ya merece reservar hora y pico de nuestro tiempo para ver esta película.

8 comentarios:

sammy tylerose dijo...

No he visto ni la de Heston ni la de Price, pero apostaría a que superan con creces el bodrio (ese cameo de Schrek? esos minutos musicales con Bob Marley?) de Will Smith, a la altura del Incidente de Shalamyan

tomas dijo...

La peli tiene su encanto de la vieja serie B. No sé en que medida es cierto, pero se dice que esta es una influencia importante en La noche de los muertos vivientes de Romero.
Y por no sé que defecto de forma, es del dominio público. En youtube está en inglés, por si alguien se queda tentado.
Saludos.

Möbius el Crononauta dijo...

sammy: sí que eres duro. Me cuesta creer qe la última de Shyamalan esté a la altura de una de Will Smith... de todas formas yo vería las dos anteriores para quitarte el mal sabor de boca.

tomas: mmm nunca lo había oido pero seguro que sí, Romero tomó de aquí y allá. Efectivamente, en Europa al menos, totalmente de dominio público.

manurhill dijo...

Cuando salió de la Will Smith (la peor con diferencia) me chupe las tres, me quedo con la de Heston, por él y por un montón de pequeños detalles pero la de Vincent Price es la más fiel a la novela y no puedo estar más de acuerdo contigo su personalidad está por encima de la escasez de medios.

Saludos

Perem dijo...

No he visto esta peli, pero teniendo como protagonista al gran Vincent Price seguro que tiene que estar bien. No recuerdo una película en la que estuviese Price que no me gustase. Este actor es brutal.

Un saludo.

Möbius el Crononauta dijo...

manurhill: Si algún día estoy muy aburrido veré la de Will Smith. Intentaré olvidarme de que hubo en tiempo en que reinaba gente como Price o Heston

Perem: lo mismo digo. Price es grande entre grandes

Fantomas dijo...

De todas las versiones que se han realizado acerca de esta historia, por lejos me quedo con esta, pese a que la gran mayoria se queda con la protagonizada por Heston.

Muchos Saludos.

Lillu dijo...

Pues yo no te recomiendo que veas la de Will Smith, aunque estés muy muy aburrido, porque entonces pasarás a estar muy muy cabreado XD No he visto los dos clásicos pero por fuerza tienen que superar a la última versión... ese pedazo de novela no se merecía una adaptación tan ridícula.

Saluditos