sábado, 1 de noviembre de 2008

Dos momentos Bela

Tanto para aquellos que ayer noche estuvimos encerrados en la jungla de la responsabilidad, como aquellos que se adentraron en la noche, disfrazados o no, en una mañana de resaca post-Halloween es un buen momento para recordar dos emblemáticas escenas de Bela Lugosi. La Meca del cine podría haberle vuelto la espalda, su etapa de gloria haber pasado, y podría buscar refugio en la morfina, pero junto al entrañable Ed Wood el gran Bela mantuvo su genio hasta el final. Por supuesto frases tan emblemáticas fueron recogidas en el magnífico biopic de Tim Burton. La primera escena pertenece a Glen or Glenda, y la segunda a Bride of the Monster. ¡Manejo los hilos! ¡Manejo los hilos!



5 comentarios:

raskolnikoff dijo...

Siempre que veo a Bela me dan ataques de nostalgia ...

lully desnuda dijo...

Me sonrío. Oportunos trailer para el amanecer de hoy, después de una noche embrujada.

Besitos armoniosos con aires de libertad!

Belén dijo...

Ayer una imagen de Vampira, hoy del gran Bela... estás muy woodiano si señor :)

Besicos

David C. dijo...

Yo sólo lo vi en El Cuervo. Me gustó su actuación.

Fantomas dijo...

Ícono del cine de terror clásico. Su paso final por el cine fue de lo más bizarro, gracias a la ayuda del bueno de Ed Wood.

Saludos.