lunes, 13 de octubre de 2008

Quemar después de leer (2008)


Cuando los Coen comienzan a anunciar proyectos a uno siempre le entra expectación de ver con qué se va a encontrar. Hubo un tiempo en que los dos hermanos no dieron ningún paso en falso, pero Crueldad intolerable fue una inesperada decepción, que todavía me hace dudar sobre si ver su remake de El quinteto de la muerte. No es país para viejos nos devolvió, en mi opinión, a unos Coen brillantes que sin embargo no parecían ellos. Su siguiente movimiento me tenía intrigado, y tras salir del cine habiendo pasado una hora y media de lo más entretenida, creo que han facturado una estupenda comedia, sin más. Han vuelto en cierta manera a las pautas de El gran lebowski; han tomado un género cinematográfico de esos que tanto les gustan (en este caso, el de espías) y lo han convertido en una disparatada comedia. No, en conjunto, Quemar después de leer no está a la altura de su glorioso pasado. Pero una obra menor de los Coen puede ser (como lo es en este caso) lo mejor que pueda haber en cartel ahora mismo. Y esta película lo es. Esperaba algo más personal, algo más propios de los hermanos, y aunque en cierta manera sí lo es más que su anterior trabajo, siempre me queda en sus últimos films el gusanillo de contemplar ese mundo tan personal que reflejaba su cine.

Con todo, en estos tiempos donde la comedia se ha rebajado al nivel de la estupidez (y hay muchos films estúpidos que me gustan, no lo negaré) es agradable encontrarse con un guión inteligente para variar. Me da la sensación de que los Coen, aparte de componer su particular homenaje a las películas de espías, parece que hayan querido elaborar una screwball del nuevo milenio. Ese ritmo frenético por momentos, la relaciones de pareja, el sinsentido, divorcios y abogados, espías y un CD... no sé, tengo la sensación de que si este guión lo hubieran rodado en los 40 Cary Grant habría aparecido en el papel de Harry Pfarrer.

Sea o no una película verdaderamente 'Coen style', o le pida uno peras al olmo de los hermanos o no, lo cierto es que Quemar después de leer es una comedia entretenida y muy divertida, que al fin y al cabo es lo más importante. Sí, de los Coen siempre espero más, pero el hecho es que lo he pasado muy bien en el cine y he salido con una sonrisa de la sala. Sólo las delirantes escenas de las entrevistas del jerifalte de la CIA (el bueno de J.K. Simmons de nuevo apareciendo por la pantalla) con su subordinado, los bailoteos de Brad Pitt y la siempre eficaz Frances McDormand (¿serán todos esos michelines suyos?) merece la pena pagar seis o siete euros por ver la película. Diablos, el retrato que hacen de la CIA los dos hermanos le trae a uno a la memoria la famosa TIA de Mortadelo y Filemón.

El reparto realmente encaja como un guante en la maquinaria de la película. A George Clooney se le nota que se siente de lo más cómodo trabajando con los hermanos, en un papel que no difiere demasiado de los que ha interpretado en otras películas con los Coen. Unas sonrisas de irónico galán, unos cuantos histrionismos, y no le hace falta mucho más. Creo que le tiene tomada la medida a los personajes que le dan los Coen. Como ya he comentado, la McDormand tan bien como suele estar al trabajar junto a su marido y su cuñado, y, aunque no sea santo de mi devoción, el personaje de Brad Pitt es de lo más cómico de la cinta; es ésta una de esas pocas ocasiones en que Pitt realmente lo consigue. Una vez más, de lo mejor del film son sus conversaciones con Osbourne Cox, un nombre que seguramente tardemos en olvidar los que hayamos visto Quemar después de leer. De aun no he podido quitarme las ganas de marcar un número al azar a las dos de la madrugada y preguntar '¿Cox? ¿Osbourne Cox?'.
Porque, en el apartado actoral, seguramente sea John Malkovich (cosa que tampoco creo que sorprenda a nadie) lo mejor del film. Los hermanos escribieron el personaje pensando en él, y se nota. Su progresivo viaje hacia los estallidos violentos de locura a lo Tony Soprano es realmente fascinante. Sí, no quiero ser pesado, pero de nuevo una conversación telefónica se le queda a uno grabada en la frente. Y esa escena con el hacha... ¡qué puedo decir! Fantástica.
Tilda Swinton, que no me extrañaría fuera prima de Cate Blanchet, también está bien haciendo de frigid bitch, que dicen en la película.

Pues eso, Quemar después de leer es muy divertida, pero aunque peque de injusto... ¡quiero más! ¿Qué nos deparará A Serious Man? ¡Tendremos que esperar al próximo año! Pero por lo que sé, no parece que vayan a utilizar a ningún habitual, y no sé que significará eso. Espero que sea una buena señal.

12 comentarios:

holdonlove dijo...

Pues tendré que verla todo. Como todo el cine de los Coen seguro que el humor es inteligente y no se hace nada aburrida aunque no este a la altura de películas como Muerte entre las flores o Fargo.

Taratela dijo...

Tenia ganas de verla, y ahora mas. ^_^

sylvia dijo...

Pues ya me has dado ganas de verla xD

sammy tylerose dijo...

No me la perderé. Seguro que mejora a "Mortadelo y Filemón, Misión salvar la tierra" !

Belén dijo...

Tengo que ir, la verdad... me la han recomendado por muchos lados:)

Besicos

Perem dijo...

Los hermanos Cohenm militan en una división superior, no se que tal sera esta peli, pero de antemano ya promete, y encima otra peli con la gran MacDormand, no recuerdo una cinta en la que no haya estado bien.

Habrá que verla.

Un saludo.

Inos. dijo...

La coloco en mi lista de pendientes. Ye veré qué se traen en esta ocasión los hermanitos Coen... y ese cast se las trae. Saludos.

Daphne dijo...

Yo la vi ayer...la vis cómica de Pitt es potente, basta con que tome un poco de bebida del burguer para que medio cine se eche a reir. Con sorpresas, absurdeces, y... de esas en las que apostar qué va a ocurrir no sirve de nada.

Me ha gustado.

Y no te borro el videoooooo

Un besazo

Una senderista. dijo...

No me han dado muy buenas críticas de la peli, dicen que es algo aburrida, nose, no la he visto, saludos

Noemí Pastor dijo...

Este próximo finde voy sin falta a verla. Mi favorita es "Fargo", aunque me gustan todas.

Castigadora dijo...

Pues no sabía que pensar de esta película pero leido lo leido creo que le daré una oportunidad.
Saludos

Milhaud dijo...

El viernes estaba en una pequeña ciudad de Inglaterra en la que poco tenía que hacer a parte de ir al cine y me encontré viendo esta grandísima película.

Toda una sopresa, mucho humor del bueno. Me dejó muy buen sabor de boca y me pude ir a dormir con una sonrisa de oreja a oreja.

Las interpretaciones, en general muy buenas, pero tengo que decir que me quedo con la de Brad Pitt, creo que es el personaje más cómico que jamás ha hecho.