domingo, 12 de octubre de 2008

La caza del Octubre Rojo (1990)

Competente película ambientada en los años 80, en plena Guerra Fría, y rodada en los últimos años del sistema soviético, La caza del Octubre Rojo es uno de los últimos ejemplos de thriller más o menos político que usaba el conflicto con la Unión Soviética como trasfondo para un film de acción. Basada en el best seller de Tom Clancy, el film dio a conocer al mundo al personaje de Jack Ryan, interpretado por Alec Baldwin, cuyas aventuras estaban destinadas a convertirse en un producto rentable en taquilla, aunque para entonces el testigo lo había recogido el siempre avispado Harrison Ford.

Tras los necesarios retoques en el guión la US Navy (entre los que se cuentan muchos de los fans de Tom Clancy) prestó todo su apoyo a la película, logrando que la espectacularidad de muchas escenas del mismo ganaran en calidad y apoyo técnico. A los barcos, helicópteros, aviones y submarinos suministrados por la Marina hay que sumar las maquetas se usaron para la mayoría de escenas de los submarinos bajo el agua.

La trama, compuesta por Clancy partiendo de dos incidentes reales, narra la alarma que se desata en la Unión Soviética cuando uno de sus mejores capitanes de submarino, Marko Ramius, decide desertar con todos sus oficiales y partir en el último modelo de submarino soviético hacia los Estados Unidos, ofreciéndoles toda la tecnología revolucionaria de la nave que la hace prácticamente indetectable para un sónar. Comenzará así una agitada persecución del Octubre Rojo, en la que los soviéticos tratarán de destruirlo y los norteamericanos hacerse con él intacto.

La caza del Octubre Rojo es un correcto film de acción, sin más aliciente que el de pasar una hora y media entretenida con persecuciones y combates submarinos y tejemanejes políticos de distinta índole. Las interpretaciones son por lo general correctas sin más, como la de Baldwin o Sam Neill. Es en realidad el carisma de Sean Connery en su papel de Ramius quien carga con todo el peso del film, demostrando una vez más que la madurez tanto física como interpretativa le sienta muy bien. Sin su presencia el film hubiera perdido muchos enteros.
Si no se crean demasiadas expectativas es posible que disfruten con La caza del Octubre Rojo, el film que nos descubrió la "maniobra Loco Iván".

5 comentarios:

GINEBRA dijo...

Hola Möbius. Esta película me gustó. Se desarrolla casi íntegramente en el submarino y Connery está genial en su papel. El guión un tanto previsible, tratándose de una producción norteamericana que habla de la Guerra Fría (el maniqueísmo es explícito) pero entretiene al personal. Un beso de finde.

Tío Marvin dijo...

Pues ya la ví en su día y no la recuerdo muy bien, no sabía que salía la maniobra loco Iván, yo la descubrí gracias a la canción de Siniestro Total.

Adrian Vogel dijo...

Recuerdo las interpretaciones de todos los actores, que estaban fenomenales. Lo que no recordaba es que era la primera aparición de Jack Ryan (claro, lo tengo tan asociado a Harrison Ford que acabas olvidando los principios).

Angus dijo...

Muy entretenida, pero ninguna película de submarinos (un género en sí mismo) superará a Das Boot jamás.
Una anécdota curiosa: entré a ver La Caza del Octubre con la proyección empezada y me perdí la parte del principio con su familia, así que cuando al final aparece en el avión durmiendo con el oso de peluche pensé que todo había sido un sueño. ¡Qué mal rollo! Tuve que preguntar qué había pasado al principio.

Möbius el Crononauta dijo...

Juasjuas delirante historia, Angus