miércoles, 8 de octubre de 2008

Cuando Stiv Bators ungió a Iggy Pop

A lo largo de estos cincuenta y pico años de rock and roll se han producido millares de anécdotas, historias y momentos míticos de los cuales sólo unos pocos han llegado a ser plasmados por las cámaras. Desde luego uno habría deseado estar allí, junto a Willie Dixon cuando mandó escaleras abajo a un insolente Chuck Berry, o estar al otro lado del cristal mientras los Troggs se despedazaban unos a otros en el estudio de grabación. O al menos poder habido contemplar una filmación de un dolorido Hendrix tras pasar por el molde de Cynthia Plaster Caster, o del primer encuentro entre Jagger y Richards. Hubo un encuentro, sin embargo, que quedó plasmado ante las cámaras de televisión. El de Stiv Bators e Iggy Pop.

La ciudad era Cincinnati. La fecha, un sábado 13 de junio de 1970. El Cincinnati Pop Festival contaba con uno de los típicos carteles atómicos de la época: Grand Funk Railroad, Mountain, Traffic, Alice Cooper y los salvajes greñudos Stooges, con la Iguana al frente.
El descontrol de los Stooges en aquella época, y principalmente el de Iggy, era legendario. Ese día no fue demasiado diferente de otros. Ante la atónita mirada de un público hipnotizado y los comentarios de un alucinado locutor de televisión, Iggy se alzó como un nuevo Mesías del rock y acabó andando sobre las masas, mientras las cámaras de televisión lo grababan todo. De entre la multitud surgieron las manos de un fan de la Iguana que le entregaron a Iggy un bote de mantequilla de cacahuete, con la que el cantante se dispuso a embadurnarse el pecho. El loco admirador no era otro que Stiv Bators, quien salió de allí en una nube, dispuesto a liderar su propia banda de rock and roll. Un momento mítico que por suerte todavía pueden disfrutar nuestros ojos.

16 comentarios:

Angus dijo...

¡Nada menos que el sonic reducer!
Impresionante documento.

Milgrom dijo...

Sí, la historia mola y el show es alucinante, pero ¿quién coño va con un bote de mantequilla de cacahuete a un concierto? Sólo un tipo como Stiv...

Möbius el Crononauta dijo...

Si aquí llevamos bocatas a los festivales, allí llevan otro manjar típico yanqui... digo yo

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Bueno, pudo estamparle un pudding, no está tan mal lo de la mantequilla. Sí la verdad es que es un momento único el ver algo así, imagino que la siguiente vez que se vieron se lo recordó... y Iggy se quedó en plan "seeh... claro... mantequilla..."

Ah, la que sí que tuvo estar bien como dices es la del encuentro Richards-Jagger. Creo que se conocieron de niños no? Estarían robando el mismo almuerzo y surgiría la chispa jaj

Tío Marvin dijo...

Muy buena anécdota, había visto el video pero no lo sabía. Larga vid a la Iguana! Saludos.

Aura dijo...

Lo que la mantequilla de cacahuete una que no lo separe el hombre...

paulamule dijo...

Tremendo documento. No conocía la anécdota. Iggy es inigualable. Salud.

ROCKLAND dijo...

¡¡Pedazo de video!! Yo tampoco conocía la anécdota. Uff, ¿qué se puede decir de un frontman como Iggy?...TREMENDO!!
Saludos

saciuf dijo...

Iggy Pop definitivamente ha hecho un pacto con el diablo, es la leche!!!!! me encanta, me encanta :)

RAÚL dijo...

el instante colón (el de la plaza ídem de barcelona) es tremendo. yo creo que la mantequilla esa era un ungüento mágico, uno que proporciona la indestructibilidad.

Möbius el Crononauta dijo...

Aitor: jaja seguro que Iggy no recordaba quien se la dio

Tio Marvin: ¡pues ya ves que cosas!

Aura: you dixit!

Paula: no hay nadie como él, eso seguro

Rockland: escena increíble, si señor

Saciuf: sí, ese hombre no sabe lo que es la senectud

Raul: jojo instante colón

Gracias por vuestros comentarios, gente

Herodes de la Bética dijo...

Me ha encantado la entrada, el video, ... pero lo de la mantequilla, me ha dejado un tanto perplejo...
UN saludo y enhorabuena por tu blog.

Belén dijo...

Modo punk onnnnnnnnn

Besicos

BUDOKAN dijo...

Muy buena historia y eso que Iggy debe tener muchas. Saludos!

Akeru dijo...

Vaya viajecitos que nos preparas, Crononauta...
Besos de vampiro...

Perem dijo...

Muy grande el amigo Iggy, y lo que cuentas... es que estas hablando de los 70.. en aquella época todo era especial.

Un saludo.