lunes, 22 de septiembre de 2008

Oh boy!

The Ed Sullivan Show era un programa capaz de hacer estrellas de la nada, de una forma que ningún formato de televisión actual podría igualar. Desde que comenzar a funcionar a finales de los 40, y sobretodo cuando se convirtió en referencia para toda una nación, era el paso obligado para cualquier artista que deseara ser una estrella. El arisco Ed Sullivan esperaba a cambio una sumisión total, y dado su agrio carácter cualquier contestación ambigua o desplante podía significar que el artista en cuestión entrara en la lista negra del popular presentador. Los roces que tuvo con varios de los músicos que por allí pasaron son ya leyenda. El más famoso de todas probablemente sea el de los Doors, que ya comenté. Hoy toca el verses de Ed Sullivan contra Buddy Holly y sus Crickets.

En enero del 58 Buddy Holly y su banda tenían programada una segunda actuación en el Ed Sullivan Show. La banda debía tocar dos temas, uno de los cuales iba a ser "Oh Boy!" que había obtenido un gran éxito durante la segunda mitad del año anterior. El primer problema surgió cuando Ed Sullivan hizo saber a Holly que prefería que no tocara el single. Buddy le contestó al presentador que había prometido a sus amigos de Lubbock que tocaría ese tema, con lo que no había trato. Esa misma tarde la banda debía presentarse en los estudios para ensayar, pero Sullivan comprobó con sorpresa que sólo Holly estaba presente. Al preguntar al músico por el paradero de los Crickets, este le dijo que no lo sabía.

"Supongo que los Crickets no están muy entusiasmados por aparecer en el show", dijo Sullivan. Un evidentemente poco entusiasta Holly le contestó que esperaba que estuvieran más entusiasmados que él. Sullivan estalló en cólera, y con su rencor habitual puso todo tipo de problemas a la banda a la hora de actuar. Les redujo el tiempo de actuación a una sóla canción, y perversamente pronunció de forma extraña el nombre del líder de los Crickets. Y lo que era aun peor, ordenó que le bajaran el volumen de la guitarra a Buddy Holly, que difícilmente podía escucharse (al principio se ve claramente como trata de subir el volumen de su guitarra sin éxito). Durante toda la canción la guitarra es prácticamente inaudible, y durante el solo simplemente parece desaparecer.

Por supuesto Sullivan elevó un veto sobre la banda acerca de futuras aparaciones en el programa, pero el éxito de la actuación fue tal que, como le ocurría a veces, tuvo que tragarse su orgullo y volver a invitarlos una tercera vez.

3 comentarios:

Angus dijo...

Vaya, vaya, que cabroncete Ed Sullivan.
De Buddy ...qué decir. The music died.

saciuf dijo...

Cómo se las gastaba el Sullivan!!!! aun con la guitarra a ese nivel Buddy era mucho Buddy :)

Ana arándanos dijo...

Me gusta mucho Oh Boy, es como de otra época, y no me refiero a que sea antigua, no solo es eso.