sábado, 6 de septiembre de 2008

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra (XVIII)


My Solid Ground

Krautrock. Un término del que algunos nunca hemos tenido buenas referencias. Nombres mitologicopsicodélicos (Popol Vuh, Amon Düül), canciones kilométricas, sesudos discos conceptuales... en definitiva, mucha telaraña. El caso es que hace un tiempo me topé con este disco (no pregunten cómo porque no lo recuerdo) y buscando información sobre la banda vi que, además de ser germana, la metían en el saco del Krautrock. My Solid Ground, como muchas de las bandas que suelo comentar en esta sección, vinieron y se fueron, dejando detrás un sólo disco. ¿Y que se puede escuchar en la obra homónima?
Para empezar, el disco abre con un tema de 13 minutos que no invita al optimismo. Algún riff de guitarra, teclados atmósfericos... una canción perfecta para compañar los rezos de alguna secta perdida en Baviera. La cosa mejora con el segundo tema, "Flash Party IV", cuyo kinksiano riff le despierta a uno los sentidos. "That's You" sigue con la tónica de las guitarras sucias, pero "The Executioner" rompe de nuevo el ritmo; una suerte de rezos extraños se alternan con teclados psicodélicos y algún trozo de guitarra. "Melancholie" es un relajante tema instrumental, al que sigue un buen tema de rock, "Handful of Grass". En cambio, el que le sigue, "Devonshire Street W1", es una pieza bastante aburrida. A ésta le siguen una serie de canciones, añadidas a la reedición seguramente, que se dividen entre unas instrumentales ("X", "Y", "Z") y tomas altenartivas de alguna de las canciones previas.

En definitiva, la definición perfecta para My Solid Ground, el disco, es una de cal y otra de arena. Cuando la banda se pierde en delirios psicodélicos empachan bastante, pero los temas de rock no están mal. Banda ideal para curiosos y fanáticos del Krautrock (si es que los hay).


2 comentarios:

mr chesnutt dijo...

Cuando escribí sobre grupos de los setenta, pensé en hacer una entrada sobre Krautrock, pero no domino el tema lo suficiente, asi que lo deseché, pero las idas de olla de muchos de éstos discos de éste genero son impagables y darían para varias entradas... un saludo.

sylvia dijo...

No sé el resto...pero está suena muy bien (!)